miércoles, 11 de abril de 2012

Pope Design: Ejercicio de diseño de vanguardia sobre vieja "reliquia monstruosa"


Big Roy
EJERCICIO DE DISEÑO
Para el ejercicio de diseño que ha presentado Pope Design se ha partido de un “super tractor”, con doble motor y articulado en el centro. En realidad se trata de un tractor con la parte trasera idéntica a la delantera.
Aunque las fotos que adjunto son de un tractor "moderno" en realidad los estilistas se han basado en un tractor real. Una "monstruosa reliquia", se trata de un tractor prototipo que se diseñó a finales de los años 70. Su nombre es Big Roy.

EL VIEJO BIG ROY
Se trata de un monstruo de 4 ejes y 8 ruedas, cuerpo articulado en el centro y que fue construido por The Hydraulic Engineering Company. En realidad sólo se construyó un prototipo en la fábrica de la empresa en Manitoba (Canadá) y se le denominó Big Roy Versatile 1080, un “monstruo” de 600 CV y 19 L de motor Cummins.
En realidad la empresa se fundó en 1947 y aunque empezó a fabricar pequeños implementos agrícolas (marca Versatile) se pasó a diseñar y construir máquinas cada vez más grandes hasta especializarse en tractores de más de 200 CV.
En 1976 la Versatile Manufacturing Ltd cambia de dueño y de nuevo lo hará en 1991 para formar parte de la Ford New Holland y hoy ser parte de la New Holland Geotech´s United States Division.
Para los nostálgicos puedo decir que Big Roy todavía puede verse en el museo de agricultura de Manitoba.

EL NUEVO DISEÑO DE POPE DESIGN
La premisa básica de la solución diseñada por Pope Design ha sido montar una cabina en una plataforma central que está sostenida por 4 conjuntos de muelle y amortiguador motorizados y que son capaces de mantener el nivel de la cabina, en los 2 ejes, en posición completamente horizontal así como amortiguar las vibraciones de funcionamiento.
Para lograr el objetivo se dispone de dos acelerómetros.
Un primer acelerómetro está encargado de medir las vibraciones en los 3 ejes (x, y, z). La información obtenida por el acelerómetro se envía, de forma continua, a un microcontrolador que, a su vez, envía las órdenes a los 4 motores (1 por conjunto resorte-amortiguador) para que se muevan en la dirección opuesta a lo que marcan los acelerómetros y contrarrestar la vibraciones.
El segundo acelerómetro está montado dentro de la cabina. Este segundo acelerómetro no recibe las vibraciones del motor, sistema de refrigeración y demás puesto que la cabina ya está suficientemente aislada. Se encarga de medir las variaciones x, y, z provocadas por los accidentes del terreno (pendientes) y también envía señal a los 4 motores para que actúen y conseguir que el sistema de suspensión mantenga a la cabina en posición horizontal en los 2 ejes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada