lunes, 1 de junio de 2015

DIGITAL RIGHTS MANAGEMENT, GESTIÓN DE DERECHOS DIGITALES (O alguien se está pasando tres pueblos)

El HAL Tractor: El ojo que todo lo ve
¿DE QUIÉN ES EL TRACTOR QUE ACABAS DE COMPRAR?
Hace unos meses un lector del blog, Eduardo T-D, hizo un comentario acerca de algunas incursiones del blog más que máquinas agrícolas en el mundo del cine. Citaba el lector la entrada dedicada al Kubota M7001  y mi intento de mover sentimientos con la película El Último Samurai, también recordaba el lector aquella entrada que tan buenos recuerdos me trae de la Película El Rayo .
Siguiendo esta línea de guiño al cine hoy voy a hacer un intento más con una de “las grandes”, un hito en la historia del cine, la película, 2001: Una Odisea en el Espacio para plantear lo que seguro te interesa: ¿el tractor por el que pagaste un dineral es realmente tuyo?

DIGITAL RIGHTS MANAGEMENT O A ESTE TÍO SE LE HA IDO LA BOLA
Hace ya años, la empresa Rolls&Royce  se reservaba el derecho de “requisar” tu coche RR si ellos consideraban que no le dabas el trato y el mantenimiento adecuado. No sé si esta clausula del contrato sigue vigente pero entonces lo que quería evitar RR era ver a un coche con su marca vagar sucio o mal atendido por las carreteras del mundo.
Algo similar puede ocurrir ahora, pero ahora no hablo de apariencia si no de algo mucho más “siniestro”. A ver si me explico.
Cuesta reconocer que quizá el tractor que ahora mismo descansa en tu nave almacén ni tan siquiera sea tuyo, y no, no hablo de las letras del banco. Hablo de algo más profundo, más oscuro y que quizá hasta da miedo….

¿Has oído hablar de DRM?, se trata de un concepto inglés (Digital Rights Management) que se podría traducir por Gestión de Derechos Digitales y que en castellano da significado al concepto de “derechos de autor”.
Carta "Manager US Sales" de John Deere
Hasta ahora se entendía esto como el copyright en entorno editorial y audiovisual: libros, juegos de videoconsola, música, películas… Pero ahora ocurre que también el DRM ha llegado al mundo de los tractores y vehículos en general.
Algunos recordarán, en este mismo blog, mi brindis al sol apostando por los coches eléctricos en el entorno rural. No parece que hubiese muchos lectores apasionados por aquella entrada, sin embargo yo sigo defendiéndola. Allí contaba como por ejemplo al comprarse alguien el Renault Twizy no se compraba el coche al completo. Había, hay, una cláusula en el contrato que dice que la batería no es tuya y debes pagar un alquiler. En realidad eso solo es una excusa para decirte que el fabricante se reserva el derecho de pararte el coche si tu no cumples unas condiciones.
Pero ¿es sólo el Twizy? Pues resulta que no y que esto empieza a ser práctica habitual, también lo hace Renault con su modelo ZOE, un vehículo más convencional que el Twizy, pero es que además hay otros fabricantes como Nissan (con el modelo LEAF) o Smart (con el ForTwo Electric Drive)
Hasta ahora si tu te comprabas un coche o bien lo pagabas a “toca-teja” o a plazos o incluso pagando un alquiler (leasing) con derecho a compra. Con la política que he comentado del Twizy, Zoe u otros, la cosa ya no funciona así pues además de lo que pagas por el coche debes pagar una cuota mensual, sin fin, por el alquiler de la batería.
El “truco” está en que si no pagas la cuota mensual, se bloquea la capacidad de recargar la batería. Para ello en el contrato de compra-venta existe una cláusula donde la marca dice que se reserva el derecho de evitar la recarga de la batería al final del período de alquiler… ¿Mande?, Efectivamente, se te están fundiendo los plomos porque lo que el fabricante te está diciendo, sin decirlo, es que ha colocado un sistema DRM y con él puede gestionar los “derechos de propiedad” sobre su componente (repito que TU has firmado, entre otras cosas porque el coche te salía mucho más barato, que ese componente es suyo. El fabricante no te lo ha vendido, solo te vende el uso del mismo)
¡SOLO quiero poder cambiar mi aceite!
¿De qué te extrañas? En realidad es algo parecido al servicio de suministro telefónico o eléctrico y también al contrato de acometida de agua en nuestras casas: si no pagas “te desenchufo”
Lo que pasa es que en los contratos anteriores los servicios parecen ser “analógicos” y todos entendemos que si no pago no hay servicio. En el caso del coche es que yo pensaba que era de mi propiedad, y lo es, pero si el fabricante no quiere, el coche no arranca.

HAL EL PRIMER ORDENADOR PARANOICO
2001: Una Odisea en el espacio,  es quizá la mejor obra de Stanley Kubrick. El maestro Kubrick muestra como un ordenador (HAL) que controla una nave espacial al final se vuelve “paranoico” y llega a desafiar al propio hombre. Se trata de un planteamiento habitual en la ficción: la dominación de la máquina sobre el hombre. El creado contra el creador.
Nota: Malas lenguas, yo incluido, afirman que Kubrick quiso poner el logo de IBM en sus fotogramas y contar así con el patrocinio del gigante informático. Los jefes de IBM que originalmente aceptaron según leían el guión se “acojonaron” y no vieron una buena estrategia de marketing que el primer ordenador “loco” fuese con su marca (¡hablamos de 1968!) Entonces Kubrick, enfadado, corrió hacia adelante una posición en el alfabeto las letras de IBM para obtener HAL (para dar “bola” a los bien pensados también he de decir que ellos afirman que HAL corresponde a Heruristic ALgorithmic)

¿Y mi tractor? La respuesta es SI. Tú moderno coche o tú tractor de última generación puede llevar un módulo que le permite conectarse a Internet y desde allí recibir órdenes de un ordenador matriz, su HAL. Si, eso, el ordenador que todo lo ve.
HAL 9000
El fabricante te lo venderá como la repera, el invento del siglo y te dirá “mira Pepe, con esto siempre tendremos, y tu tendrás, información actualizada; conoceremos tu forma de conducir, te podremos aconsejar en como hacerlo mejor, en que punto óptimo del motor te interesa mantener en esta u otra operación; tú desde tu teléfono inteligente podrás arrancar y parar el tractor para calefactarlo antes de salir, consultar cuanta urea o gasoil te queda, cuando conviene cambiar el aceite o…” ¿Tiemblas? Esto no es nada irreal, ya está sucediendo. Y si estás temblando haces bien porque estás adivinando otras cosas: ¿pueden hackear mi tractor y meterse en sus tripas y …? La respuesta vuelve a ser SI
Ahora mismo, en Estados Unidos, John Deere ya ha puesto en marcha un proyecto para que su departamento legal redacte un contrato (si es posible dentro de la ley actual y si no es posible se forzará para modificar la ley) en el cual se deje claro que aunque pagues por tu tractor eso no signifique que puedas hacer lo que te dé la gana.
¿Qué es lo que se busca o se dice que se busca? En realidad lo que estos fabricantes quieren es impedir que el dueño del tractor o servicios técnicos no autorizados puedan meter mano en el software y modifiquen el vehículo, es decir quieren que su software sea intocable y el cliente sea fiel porque entre otras cosas está obligado: es su esclavo (¡HAL, ¿tú otra vez?!)
Muérete HAL, ¡HA, HA!

¿60.000 € Y TE ATREVES A DECIR QUE EL TRACTOR NO ES MÍO?
Hace menos de 2 meses hablaba con un amigo que me contaba una anécdota. Yo le explicaba como mi coche, Mazda, tenía una centralita que me estaba volviendo loco y que me mantenía “prisionero” del servicio postventa de Mazda con el pretexto de que así consumía, y contaminaba, menos pero que en resumen significa que cambiar un aceite te cuesta 5 veces más que como lo has hecho tu toda la vida en tu propia casa o en el taller de confianza. Mi amigo me contó entonces como un conocido suyo con un tractor de última generación tras quedarse sin urea durante la jornada de trabajo y tomarse un cabreo monumental porque le quedaba 1 h de labor y tuvo que volver al pueblo renqueando para al día siguiente volver a hacer 20 km y su correspondiente vuelta para terminar un “pico” de una parcela. A partir de aquí el propietario quiso ser “dueño” (es decir ¡el amo!) de su tractor y quiso corregir algún parámetro de su supertecnológico tractor para no volver a repetir una escena tan bochornosa como esa de hacer 20*2= 40 km para trabajar 1 h. Para ello contrató a un conocido que es un cerebrito de la electrónica. El cerebrito llegó y dijo que eso estaba hecho. Puso su máquina lectora de centralitas conectada al tractor por medio de su CANbus, allí trasteaba y juraba en arameo durante más de 2 días sin desfallecer ni darse por vencido. El cerebrito decía y repetía “pero si yo soy un as de la electrónica, si yo he hackeado ordenadores y he modificado cientos de centralitas…” bueno pues al final no pudo acceder o mejor dicho modificar la TECU (Tractor´s Engine Control Unit) Por supuesto el servicio técnico le dijo que eso era vado permanente y no iban a permitir que cualquiera pudiese alterar los parámetros de su tractor. El cliente respondió que él no era cualquiera, él era el dueño y el fabricante le volvió a decir que verdes las han segao (¡ah, por cierto, el tractor de la anécdota no costaba 60000 € si no más del doble!)
Al rescate de antiguos, no viejos, tractores (thanks José)
No nos engañemos que esto ya lo barruntábamos o ¿es que alguno de vosotros no había oído el concepto de obsolescencia programada?

DIME EL MODELO DE TU LAVADORA Y TE DIRÉ CUANDO DEJARÁ DE FUNCIONAR: LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA
En este momento soy yo quien puede contar una anécdota vivida hace bien poco. Resulta que hace unos meses se me rompe la lavadora. La abro, la desarmo, y veo el magnífico aspecto de la lavadora. Como tras volverla a montar y no ver nada “raro” no tengo más ideas, la lavadora sigue sin funcionar y mi mujer me echaba miradas inquisidoras pues me decido a dejar mi papel de "macho alfa" y llamar al técnico. Este tras ver el mensaje de error del display me dice que “si señor, su lavadora está nueva, pero ha cumplido sus horas, si quiere arreglarla le debo cambiar la placa electrónica pero vale 200 € más mi trabajo…” ¿Qué hice? Pues está claro, “no, mire Vd. Déjelo que ya me compro otra nueva por 400 €” (¿cuantos lavados tendrá programada la nueva lavadora? ¡HAL eres un cabrón!)
No, no es la chica, lo interesante son las medias
Os aconsejo ver este vídeo, tiene multitud de premios y aunque es largo merece la pena. Se trata de una historia de miedo similar a la que yo os he contado. Es un documental de la directora Cosima Dannoritzer en el cual se hacen preguntas y aseveraciones que nos situarán en el entorno del problema. 
Obsolescencia programada: se trata de predefinir el fin de la vida útil de un producto aunque se sospeche que todavía podría ser larga. El fabricante cuando diseña el producto ya introduce en el software el momento en el cual ese producto quedará inútil o inservible.
Que nadie piense que es una idea nueva pues ya con la gran depresión económica norteamericana de los años 30 a alguien se le ocurrió que la mejor forma de salir de la crisis era que la rueda no parase es decir usar, tirar y volver a comprar. Esa es la idea: que el consumir esté siempre adquiriendo otro producto que sustituya a uno que ya tiene.
Esta historia en realidad empieza con las bombillas porque ¿sabías que la bombilla más longeva del mundo lleva ya 115 años funcionando día y noche sin romperse? Se colocó en 1901 y jamás ha dejado de funcionar. Hoy el fenómeno se ha convertido en todo un fenómeno turístico e incluso hay una WebCam que te deja verla en directo (www.centennialbulb.org) la bombilla se encuentra en un parque de bomberos de California.
Más que interesante vídeo
Cuando los fabricantes de bombillas se dan cuenta que su producto es tan bueno que un usuario compra una y se olvida de comprar otra porque la anterior no se rompe es cuando, hablo de 1924, se unen unos fabricantes (Philips y Osram entre otros) para crear Phoebus. Los fabricantes intentan sostener su actividad y para ello deciden que las bombillas deben romperse y acuerdan en el más estricto secreto bajar la vida útil a las 1000 h, además acuerdan que aquel fabricante que no cumpla “lo pasarán por la piedra”.
Otro ejemplo es el que protagoniza DuPont cuando saca al mercado todo un fenómeno social, las medias de nylon. Todas las mujeres se pegaban por tener un par de ellas pero eran tan fuertes y tan duraderas que no volvían a comprar otro hasta que las primeras se pasaban de moda, así que DuPont decide fabricarlas más frágiles.
Pero ojo la decisión de usar la obsolescencia programada no es fácil pues te genera mala fama entre tus clientes así que o se hace un acuerdo entre todos (como es el caso del cartel de las bombillas) o no tienes competencia (como le pasó a DuPont) o el sistema no funciona.

¿Y YO QUE PIENSO?
¡115 años sin dejar de funcionar!
¿Queréis que me "moje"? pues amigos yo solo soy un pobre hombre pobre. Digo esto porque me gustaría hablar con los fabricantes y preguntarles sus opinión pero me confieso a mis lectores: Resulta que solo soy una persona que mientras pasea o trabaja piensa en las gilipolleces que aquí os he contado. No soy una persona que viva de esto, ni me pagan por ello, es decir que mi opinión es sólo algo personal y no hay opiniones de terceros. ¿Aclarado?
Pienso que en esa hipotética entrevista con fabricantes me hubiesen dicho: “a ver nene no te equivoques que el tractor es tuyo pero eso no significa que nuestro software que está en tu puto tractor también sea tuyo” Yo entiendo el punto de vista del fabricante ya que es cierto que el software se ha desarrollado para una gama completa y yo solo he comprado un miserable tractor pero también entiendo que mi dinero me ha costado.
Y como agricultor o grupo de agricultores, ¿podemos hacer algo? Seguro que el Ministerio de Agricultura me mirará torcido (en realidad me da lo mismo pues tampoco somos tan amigos) pero mi opinión, y ojo también la del mercado ya que los agricultores cada vez valoran más los tractores viejos, perdón antiguos. Los tractores de segunda mano y en buen estado se venden como rosquillas y los nuevos tecnológicos superguays están en las campas muriéndose de risa (HAL xódete) porque el agricultor, y el automovilista, quiere cambiar su aceite, quiere tener poder sobre su máquina con su martillo, su llave inglesa y su destornillador.
El old&young MF con motor V8 pero ¡sin HAL!
La clave está en saber donde está la frontera de la propiedad, de la patente o del copyright.
¿Qué está por encima, la propiedad o el copyright? Quizá la mayoría piense que los derechos de autor son sagrados y están por encima, sin embargo yo creo que ambos términos están en universos paralelos y no se puede decir quien está por encima de cual.
El fabricante tiene derecho a su software pero no tiene derecho a imponer un coto de caza, a encerrar a su cliente en su ecosistema. El fabricante de tractor, igual que antes el de automóviles, lo que quieren es usar la propiedad intelectual como una forma de amarrarte, de impedir o frenar que el cliente pueda hacer reparaciones por su cuenta. El fabricante lo seguirá intentando y el agricultor se debe resistir y buscar la salida o "al menos no me times cuando voy a cambiar el aceite"
Bueno amigos, esto es lo que he dicho y lo dicho, dicho está.

Bibliografía:

21 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada, ni tan siquiera había pensado en esta posibilidad. Se abre una infinidad de posibilidades, ¿de verdad estamos tan indefensos?
    Amena redacción y simpáticas (y terroríficas) "news"

    ResponderEliminar
  2. SI SENOR, este bloc empieza a poner fotos interesante

    Mas medias y menos maquinitas¡¡

    ResponderEliminar
  3. A mi siempre me a asaltado la duda en las marcas de hoy día y es la siguiente ?pactan entre todas ellas que a un modelo en particular de una de ellas se le vaya "rompiendo-desgastando" una pieza determinada alrededor de x horas y a otro modelo que adolezca de otra cosa y así sucesivamente en otras marcas,y claro,quiero creer que si pasa esto es porque al hacer las piezas las marcas les dicen a los empleados que las hagan con una duración determinada y siempre me ha llamado la atención si una marca decidiera salirse del "corralito" que consecuencias tendría para esa marca?

    ResponderEliminar
  4. María del Mar Muñoz Marín (4M)2 de junio de 2015, 10:21

    Me gusta mucho la entrada, no había pensado en esta posibilidad que se barrunta al leer el post.
    Sin embargo, profesor, creo que la foto de la chica se puede considerar un tanto del gusto del lector "macho" del blog pero veo que el mundo femenino también lo lee tanto o más que el masculino así que...
    (aclaro que no me molesta esas alusiones pero podría ir al 50 %, ¿sí?)

    ResponderEliminar
  5. Buena entrada Helio, pero desde mi punto de vista un tanto alarmista. Me permito explicar el porque de algunos comportamientos de las centralitas...

    El ejemplo que comentas de la Urea es muy claro de que es una putada tanta tecnología, pero la cuestión es que por ley (Reglamento o Directiva de la Unión Europea) dice claramente que en el momento en el que el vehículo detecte que no cumple con las emisiones (en este caso de NOx al no tener Urea), se tiene que limitar las prestaciones a un % de potencia y par máximo y si no se resuelve en varias horas o km de trabajo se entra en el modo fallo y el vehículo es casi inútil. Por que se hace esto? Muy sencillo, imaginemos que todos los camiones que circulan por Europa no estuvieran obligados a usar la Urea para emitir menos contaminantes, para que se tienen que preocupar los fabricantes en hacer motores más complejos y más caros si después no van a funcionar así? No tiene sentido, verdad? Si se obliga a cumplir ciertas cosas en la fabricación del vehículo, en toda su vida se tiene que cumplir éstas, sobre todo en cuanto a emisiones contaminantes se refiere...

    En cuanto a los derechos de software es una cosa lógica, y en los mismos ordenadores que tenemos nos pasa. Tu pagas por un programa, pero ello no te da derecho a modificarlo, solo a tenerlo y utilizarlo. Si lo modificas y pasa algo será bajo tu responsabilidad. Imaginemos ahora que el programa no es un Word o similares, sino que es un programa de Autoguiado del tractor o la propia centralita del tractor. Un "iluminado" o "genio" de la ingeniería lo modifica en 2 minutos para que el tractor en vez de ir a 39 km/h vaya a 60 km/h con la configuración de otro país, o que el Autoguiado pueda hacer otra función o similares. Los programas o las ECU tienen unos periodos de desarrollos de entre 2 y 5 años con testeos continuos y aún así salen al mercado con algunos fallos. El "genio" ha modificado un parámetro que puede que no pase nada o que cuando vayamos por carretera se active el Autoguiado y pegue un volantazo el tractor con las consecuencias... O que vamos a 60 km/h, vamos a frenar, el tractor que creíamos que era identico al de otro país resulta que no y los frenos no frenan tanto como debería...

    Yo entiendo que pueda molestar, pero tenemos que tener en cuenta que todo está ahí por algo. De la misma manera entiendo que se tendría que facilitar el mantenimiento sin tener que recurrir continuamente a resetear la centralita, etc.

    En cuanto a la obsolescencia yo la entiendo en algunos productos (impresoras, etc.). En los demás productos no está tan pensado como se piensa, sino que son fruto de los avances de la Ingeniería. Antes los coses llevaban unos grosores de las puertas o los motores enormes, como todos queríamos coches más ligeros para correr más, se inventan programas para calcular mejor los grosores de paredes, etc. Es muy complejo diseñar un tractor que emita poco, pese lo correcto, tenga mucha fuerza, gaste poco, tenga muchas comodidades y sobre todo que me dure 2 vidas y a un precio de chollo.

    Como bien dices Helio siempre se puede recurrir a lo usado, pero seguramente renunciemos a muchas cosas, que después probamos un tractor con suspensión de cabina y como lo agradecen los riñones...

    Hay que hacer un buen estudio beneficio - coste. Que queremos pegarnos 12 horas labrando con un EBRO Super 55, tener solo 2 estaciones (por el cambio climático) o ir renovando la maquinaría para vivir mejor y sufrir menos?

    Ahí dejo mi reflexión.

    Un saludo!

    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Carlos te doy toda la razón. La entrada para que sea más "vistosa" es un tanto alarmista, por supuesto. Pero ¿a qué si Kubrick no hubiese puesto a su ordenador paranoico la película no hubiese sido la misma?
      Mi opinión en realidad es la que pongo al final en mi humilde condición de pobre hombre pobre. Como digo yo entiendo el punto de vista del fabricante ya que es cierto que el software se ha desarrollado para una gama completa pero quiero poder cambiar mi propio aceite (en mi coche ya no puedo hacerlo) y echo de menos mi llave inglesa y mi destornillador.
      La clave, repito, si está por encima la propiedad o el copyright y como digo en la entrada respeto ambos conceptos y pienso que están un poco en paralelo "El fabricante tiene derecho a su software pero no tiene derecho a imponer un coto de caza, a encerrar a su cliente en su ecosistema" no se puede usar la "propiedad intelectual como forma de amarre del cliente" o "al menos no me times cuando voy a cambiar el aceite"
      Gracias Carlos.
      Sentí no ir por Demoagro para charlar

      Eliminar
  6. ¡¡ Si señor Helio una gran entrada !! ¡¡ Un DIEZ !!
    disfrutamos viendo tocando oyendo maquinas, nos subimos en una nueva y nos sentimos en un anuncio publicitario ¡¡ POTENCIA FIABILIDAD ECONOMÍA RENDIMIENTO TECNOLOGÍA COMODIDAD.....!! No deje pasar esta ocasión ,esta es la maquina que necesita ,déjese financiar y sea ¡¡¡¡EL PUTO AMO DEL PUEBLO!!!!!
    y yo que soy el mas listo de la familia (que me lo dice padre) les he sacado a esos pringaos del concesionario un autoguiado por la mitad de precio (si por algo soy el capitán fanegas de la comarca)
    vivimos en una sociedad capitalista y el consumo es el corazón la bestia , entradas como esta son muy necesarias

    enhorabuena Helio

    avenoloco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuanto te agradezco este comentario pues la entrada ha sido criticada por algunos fabricantes. Además me siento identificado, no imaginas cuanto, contigo en que "yo también soy el más listo" pero en mi caso no de "la familia" si no "el mas listo del pueblo": puse syrah (variedad de uva tinta) y ha sido un fracaso, pongo riego con electricidad "tarifa nocturna de riego" y a los 4 años desaparece la tarifa de riego... (no sigo contando porque me deprimo)
      Gracias de verdad

      Eliminar
  7. Buenas tardes Helio: Ayer leí la entrada, pero he estado de viaje y no he podido comentar. Olé por tu valentía. Hay que decir las cosas como son, yo entiendo lo de la propiedad intelectual del software pero, claro, hasta qué punto. Carlos tiene razón en muchas cosas pero tu tienes infinita razón en el contexto general de la entrada.
    Pienso que si vende un tractor super informatizado, una vez vendido está vendido todo. Por ejemplo, si yo compro Office puedo parametrizarlo, que lo hago mal, yo sabré. En el caso de un tractor es lo mismo, si lo compro es mío, mío y lo que yo haga con el yo asumo la responsabilidad. Estoy de acuerdo contigo en que yo quiero cambiar los parámetros, el aceite, la batería y si supiera el motor incluso. Si no existiera la parte crematística en todo lo explicado por ti no pasaría esto. El sistema capitalista tiende a engullirlo todo y con lo que cuentas, es eso y no hay más, te crean la dependencia para tener que recurrir siempre a ellos para cambiar algo por muy insignificante que sea. Había que decir por parte de los tractoristas: Pues muy bien señores de la Massey, New Holland, John Deere, Valtra etc... quiero un tractor totalmente mecánico sin ordenador a bordo, que arranque cuesta abajo y que sea sencillo para sencillamente trabajar con el y un tractor que se adapte a todas las circunstancias, no sólo a las grandes propiedades extranjeras, ¡coño, con perdón, que España también existe y dentro de ella muchos tipos de explotaciones! Ya estamos hartos de todo en Inglés, y granjas extranjeras, si ellos tuvieran dehesas qué harían, cómo nos la venderían?.
    En fin, no tenía remota idea de que cosas como las contadas se pudieran hacer. Ya no compro un tractor más y menos sofisticado, reparar y reparar y punto. así pues un diez por tu entrada y valentía. De acuerdo con el total del artículo.
    Francisco José Gutiérrez Mora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, pues en realidad mi postura es la que afirma que ve verdad en los comentarios que ya se han vertido aquí. Yo no puedo estar de acuerdo con un fabricante que usa un software para mantener al cliente "esclavo" de por vida, tampoco me gustan los grupos de presión que intentan tergiversar la ley o incluso cambiarla para favorecer su política , pero también tengo que ponerme en la piel del fabricante que no puede dejar que cualquiera acceda a su mapa motor o a modificar parámetros de diseño; incluso es más, y ahí doy toda la razón en el comentario de Carlos, mucho se ha luchado por obtener tractores cada vez más ecológicos, menos contaminantes y ahora vamos y le saltamos el DPF o le quitamos el catalizador porque vale mucho sustituirlo o no añadimos urea porque así nos ahorramos un dinero...
      La virtud supongo, como casi siempre, estará en el término medio. Creo que el artículo mío ha sido honesto en el planteamiento (algunos, no aquí, me han llamado "resentido", "ajeno a la realidad", "carroza"... pero creo que no merezco esos calificativos, o al menos no los merezco por este artículo) Mi labor en el artículo, o así lo he pretendido, ha sido intentar avisar a los clientes para que sepan a que atenerse. Unos (los clientes) de una parte, y otros (los fabricantes) de la otra tiraremos de la cuerda para intentar situar el "pañuelo" (punto medio) en la línea de equilibrio entre cliente-proveedor

      Eliminar
  8. Pues si señor, los comentarios hacen pensar en el asunto incluso mas que el articulo. Muy buenos

    ResponderEliminar
  9. Una reflexión más...

    Los fabricantes no quieren que modifiquemos su software, que para eso les ha costado tanto programarlo. Sin embargo, toda la vida se han realizado violaciones de sus patentes y sus diseños (¿quién no ha puesto una batería de otra marca distinta, añadido focos, cambiado el enganche del remolque o puesto las cubiertas que le ha dado la gana?). En definitiva... Si ellos me venden algo físico a mí y yo puedo modificarlo según mis necesidades, ¿por qué no puedo hacer lo mismo con lo que me venden "no físico"?

    Un saludo, Mario.

    ResponderEliminar
  10. Creo que Vd. está completamente fuera de la realidad. Vd. es, o debería ser, un profesional "actual" y no un garrulo que no ha ído a la escuela nada más que a aprender las cuatro reglas.
    Vd. escribe un blog que es seguido por muchas personas, o al menos eso dicen vd. y sus amigos de agricultura, así que un poco más de seriedad. Vd. tiene un buen currículo y ha trabajado en varias empresas, algunas de ellas "grande" así que ¿por qué tiene tanta inquina a las multinacionales?, lo que Vd. cuenta aquí es necesario para gestionar flotas, para agricultura de precisión, en definitiva por el desarrollo de tecnología que contribuya a contaminar menos y a hacer la vida más agradable de los trabajadores.
    Vd. intenta hacer daño a los fabricantes que gastan dinero en el desarrollo de sus productos para buscar soluciones más eficientes. Muérase Vd. y sus amigos con los viejos cacharros de los años 60 y 70 y vuelvan si quieren a cazar para vivir. ¿Vd. que quiere, qué dejemos el tractor "abierto" para que cada iluminado pueda trastear en sus tripas? ¿y si luego se rompe, a quien le piden responsabilidades, al iluminado o al referente John Deere u otra marca?, Vd. quiere modificar mi mapa de inyección y eso no lo va a conseguir, si Vd. quiere más potencia la paga que a nosotros nos sale muy caro cada hora de ingeniero.
    Lo dicho, ¡váyase al carajo! y gracias por su ayuda para mantener los puestos de trabajo de las empresas que intentan vender tractores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído varias veces su comentario, anonadado me ha dejado. Tanta virulencia me asombra. Es usted un mal educado por hacer algunas observaciones tan faltas de tacto.
      Durante algunos minutos me he pensado si publicar este comentario suyo o no, pero al final ¿por qué no?, al menos usted si ha dicho abiertamente lo que otros no se atreven a decir en público y dejarlo "por escrito". Pero lo realmente interesante de su comentario es que se le ve dolido y eso me alegra.
      Yo no le deseo la muerte si no que sea usted un poco más educado con los que le rodean y con los que tienen la mala suerte de interaccionar con usted.
      ¡Ah! y un consejo: intente leerse 2 veces el artículo que ha leído a ver de donde ha sacado usted la negatividad que me atribuye a mi.
      Me alegro de haber provocado su ira (tenga cuidado con la bilis señor mío)

      Eliminar
    2. Estimado Sr. Anónimo,
      Muchas gracias por tomarse su tiempo y expresar su opinión, aprovechando eso sí el anonimato que este blog le permite.
      En la revista "Agricultura" tenemos una cosa clara desde hace muchos años: nos gusta fomentar la libertad de expresión y el debate con argumentos siempre que se parta desde una posición de respeto.
      Usted en su comentario aporta algunos argumentos defendibles, pero el respeto brilla por su ausencia. Por tanto, quizás es mucho mejor que siga oculto por el anonimato.
      Un afectuoso saludo de parte de "los amigos de Agricultura"

      Eliminar
    3. Vaya visión más negativa de un tema que el autor solo hace "ponerlo sobre la mesa". Estoy de acuerdo que el "anónimo" es un mal educado pero es que además la razón que seguro tiene en muchos aspectos la pierde por su pésima actitud y su salida de tono.
      Este tipo de artículos son necesarios para promover debate.
      Bien hecho y a seguir así

      Eliminar
    4. valla subidon el del makako este. esto en mi pueblo se llama estar mas cabreado k un mono

      Eliminar
    5. Ladran luego.....

      Me gusta tu blog. Gracias

      Eliminar
  11. El debate siempre es bueno y en el artículo solo se exponen de forma somera las dos visiones de un tema nuevo que puede dar que hablar en el futuro.
    Que nadie se enfade, no merece la pena y sobre todo no faltar el respeto a nadie por exponer no ya una idea si no simplemente una noticia propiciada por una carta de John Deere.
    Ánimo por el blog.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena entrada, amena, un tanto divertida y no puedo entender de donde viene el enfado del "anónimo".
    Enhorabuena por un blog tan elaborado, me congratulo de que además sea tan participativo.
    Iman CE

    ResponderEliminar