jueves, 25 de mayo de 2017

¿TRACCIÓN ANIMAL EN LA AGRICULTURA?

Sembradora de siembra directa 
En agriculturas modernas no quedan ni mulas ni caballos arando las tierras y sin embargo existe un interés, parece creciente, por volver a esas técnicas pasadas. ¿Por qué?, quizá por la conciencia medioambiental, por "el marketing" y no creo, aunque algunos lo afirmen, que sea por razones de crisis económica. Lo cierto es que hoy ya hay escuelas de agricultura que vuelven a hablar de la tracción animal y también organismos que, aunque sea como pasatiempo u ocio, publicita cursos específicos sobre tracción animal.

¿POR QUÉ EL CRECIENTE INTERÉS POR LA TRACCIÓN ANIMAL?
La idea es que existe un colectivo en el cual la tracción "a sangre" les puede resultar interesante bien para laborear pequeñas explotaciones como huertos y bien porque la convivencia con el animal que es querido, cuidado y necesitado, puede actuar como “terapia”. Pero hay otros sectores muy concretos como puede ser el viñedo en el cual la tracción animal en explotaciones asociadas a algunas bodegas con producciones pequeñas y muy específicas se convierte en un buen argumento de marketing para sus vinos de alto valor añadido con alto valor en el mercado, además, y eso no se niega, el uso de tracción animal mejora el estado de las cepas en cuanto a que reciben menos daños en las labores.
Algunas bodegas que fomentan el uso o la vuelta a la tracción animal se encuentran en Denominaciones de tanto prestigio como Penedés, Priorato o Ribera de Duero.
Chasis con aperos intercambiables (VitiMeca)
Producción sostenible: Con el uso eficiente de los animales de tiro, mulas y caballos en su mayoría pero también asnos, se defiende una agricultura mucho más ecológica donde se vuelve a los valores de nuestros abuelos entre los cuales está aprovechar todos los productos de la granja en la propia granja como es el estercolado con las deyecciones y camas de los animales, el compostaje de los residuos orgánicos de la explotación.
Su agricultura se basa en la agricultura tradicional, con rotación de cultivos, aplicación de estiércol como fertilizantes, selección de la semilla pero sobremanera la reutilización de casi todo.
En fin, una concienciación de que nuestra agricultura debe disminuir su aporte negativo al cambio climático y al empobrecimiento de los suelos a la vez que se promueve la biodiversidad.

LA MAQUINARIA
Henificadora (Wikipedia)
A la vez que se promueve la tracción animal también han aparecido empresas que dedican sus diseños a la fabricación de máquinas que hagan el trabajo de los animales y “los muleros” más eficiente aprovechando mejor la energía del “tiro”. Efectivamente se debe aprovechar para los diseños actuales los materiales, componentes y también técnicas de soldadura de las cuales hace 50 años no se disponía. Ahora se han diseñado y fabricado aperos menos pesado, más ergonómicos, con mejor regulación del tiro.
Resulta muy interesante ver los diferentes aperos que en muchos casos comparten el mismo cuerpo bastidor y que pueden alojar un escarificador, un cultivador, un vibrocultor o una vertedera.
El uso de ruedas de ancho balón para facilitar la “flotabilidad” y la rodadura así como la dirección del “timón”, armazones aligerados de acero galvanizado o incluso de aluminio, intercepas eléctricos… son algunos de los interesantes diseños que se ven traccionados por animales.

Segadora agavilladora 
EL CASO PARTICULAR DE LA COMUNIDAD AMISH
Único Testigo: ¿Recordáis la película “Único testigo”?, ¿aquella de Harrison Ford en una comunidad Amish? Es de mis favoritas, también me interesó el concepto de agricultura de la comunidad Amish.
Los Amish: Por supuesto que no hablaré de los Amish porque en realidad nada sé de ellos, solo lo que muestran las películas y documentales. Se trata, según esas fuentes, de una comunidad en la cual las personas quedan interconectadas por la religión, por la familia y por la concepción de la vida, y ahí es donde interviene en gran medida las prácticas agrícolas.
Desde el punto de vista alimentario, la comunidad Amish es, casi en su totalidad, autosuficiente. Para los Amish la agricultura no solo es importante por ser su fuente de alimentos sino que además es un vínculo fuerte para mantener unida a la familia. Por ejemplo, los niños Amish siempre están involucrados en el trabajo diario de la granja pues desde niños se inculca la idea “del esfuerzo constante”, “no hay descanso sin esfuerzo, ni es posible el esfuerzo sin descanso”. Además existe la cultura de la ayuda mutua y cuando llega la siembra todos se unen para hacerlo y lo mismo para la cosecha u otras labores que requieren concentración de horas y esfuerzo.
Transplantadora
¿PERO ESO ES RENTABLE?
No lo sé, en un mundo en el cual los expertos en economía agraria hablan de globalización, de economía de escala... aunque ahí están los agricultores Amish para desmontar sus argumentos.
Un tercio de los costes:  La agricultura Amish prospera con sus explotaciones familiares y con su enfoque conservador en el uso de la tecnología agrícola. Los Amish usan habitualmente mulas y caballos que mueven sus implementos y esto en vez de ser un hándicap se convierte en una ventaja pues diversos estudios atestiguan que los costes de producción en una granja Amish es aproximadamente un tercio del que obtienen sus vecinos con tractores y agriculturas convencionales. La prueba es que dicen los banqueros de la zona que los Amish no recurren a ellos y prácticamente ninguna familia ha perdido o abandonado su explotación en los últimos 40 años.
Empacadora 
¿Qué se puede usar y qué no en una comunidad Amish?: Hay muchas interpretaciones diferentes del uso de maquinaria dentro de las comunidades Amish pues en esa comunidad un consejo decide lo que está y no está permitido pues entienden que para competir a un cierto nivel y poder sobrevivir en la sociedad actual deben adaptarse en parte, así por ejemplo los Amish creen firmemente que cualquier tecnología que amenace su institución no debe usarse, por eso los Amish carecen de coches pero sin embargo si que disponen de modernas ordeñadoras y equipos de frío para conservar su leche. Incluso paseando por los campos Amish se ven equipos como segadoras y empacadoras aunque “adaptados” y mientras la tracción la hace una yunta la TDF la mueve un motor independiente montado sobre el “carro”.
En cuanto a la propiedad de la maquinaria lo que se suele hacer es compartir la compra y posterior utilización de los equipos mecánicos y así que una empacadora no se grava tanto a una economía.

Fuentes consultadas:
VitiMeca, empresa de aperos de tracción animal: 
La Retranca, blog sobre la recuperación de la tracción animal en Cataluña: 
La Esteva, asociación nacional de tracción animal


video

video

video




17 comentarios:

  1. Si te veo con la mula en la chincha me descojono... ya lo que te faltaba.

    J.

    ResponderEliminar
  2. Nos ha sorprendido la entrada a la vez que nos ha gustado. Tendremos que ver la peli que comentas.

    Saludos.
    Twins' Farm
    www.twins-farm.es

    ResponderEliminar
  3. ¡Prometo que sabía que ibais a hacer este comentario! (de todas formas ya sabéis que el año pasado pasé con la mula (aunque sea mecánica) por la viña nueva "a lo corto")
    En cuanto no haber visto "Único Testigo"... no tiene nombre.

    ResponderEliminar
  4. Una entrada "rara". No digo que no me haya gustado, solo que es "rara". Lo que no entiendo es la primera foto, una sembradora haciendo siembra directa sobre un rastrojo, pero, por el sombrero, ese agricultor es Amish. La pregunta es ¿ellos pueden usar herbicidas o como controlan las malas hierbas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues respecto a esa foto, yo me hago otra pregunta. Yo necesito 150 caballos para utilizar esa sembradora, ...el con 6 tiene bastante!!!
      El control de malas hierbas supongo que lo harán madrugando y con un azadón!!
      Saludos

      Eliminar
    2. Cesar y Miguel, ¡sabéis mirar las fotos! Efectivamente impresiona ver esa sembradora arrastrada por 6 caballos y efectivamente Cesar está claro que 6 caballos es mucho mas que 6 "cavallos" (CV)
      Respecto al herbicida de los Amish nada sé pero intentaré enterarme

      Eliminar
  5. Bonito post, y la película con muchos valores y aunque no le conozco, seguro que le encantó la madre del niño jeje y ni que decir tiene la escena en la que Harrison Ford les parte la cara a esos macarras de mala sombra.
    Otra buena película fue "Cuando el río crece"
    Quizás, no nos vendría nada mal pasar un tiempo con los Amish.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  6. ya que estamos de pelis, me gustaría recomendarte una "las calabazas gigantes del granjero John" yo la vi hace unos 8 o 10 años en una feria de productos ecológicos y me gusto tanto que me compre el DVD, salen bastantes imágenes de maquinaria y sale un tractorcillo que nunca había visto y que me dejo "enamorao" y no paré de investigar hasta saber que tractor era
    no digo el tractor que es (de momento) para ver si alguien adivina cual es y se anima a ponerlo en los comentarios a ver si acierta
    por cierto la entrada muy chula y sinceramente veo mucho mas futuro a las mulas que al petroleo (afortunadamente)
    ¡¡salud y encantado de comentar de nuevo que hacia mucho ya!!

    avenoloko jajaja

    PD: venga animaros a ver la peli y ver quien acierta antes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto llegue a Madrid prometo buscar la película!

      Eliminar
    2. "Avenoloko" he conseguido encontrar la película pero solo de pago. Voy a encargarla. Mientras tanto te diré que he visto varios "cortos" de promoción de la película y en todos sale "mucho tractor" pero no sé si entre ellos está el que tu dices.
      Cuando tenga la película en mi poder y la haya visto te cuento.
      Gracias

      Eliminar
    3. en las bibliotecas publicas si hay sección de películas y documentales te puedes llevar sorpresas muy interesantes puedes mirar a ver
      no se, me da cosa que te la pilles y luego te lleves un chasco, pero bueno aunque solo te conozco por el blog casi estoy seguro de que te va ha gustar
      es la historia -real- de un grangero del medio oeste de Estados Unidos y se puede ver como un repaso historico de la agricultura de alli

      saludos
      avenoloko

      Eliminar
  7. Pues a mi me ha encantado,yo siempre le he preguntado a los mayores como se hacian las cosas antiguamente,y comparto con el comentario anterior,lo de que nos vendria muy bien una temporadita con los Amish. Seguro que aprobechariamos todos nuestros recursos mucho mas y aprenderiamos a labrar en vez de dar vueltas en un tractor con GPS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juli19 ¡también se te echa de menos por aquí ultimamente! Pues yo lo que me pregunto es ¿cómo eran capaces de hacer lo que hacían? ¿cómo era posible que, por poner mi caso, mis padres con más viñas que yo, con más barbechos, siembras de todo tipo, fuesen capaces de tener todo perfectamente cuidado con 2 mulas y yo con "modernos" tractores si me descuido "me come la hierba"? Para llegar a una finca que estaba a 10 km se tenían que levantar a las 5 de la mañana, las caballerías que ya llegaban cansadas eran capaces luego de pasar la vertedera durante todo el día y en el ocaso volver a sus cuadras con otros 10 km de marcha... de verdad que daría cualquier cosa por volver a vivir esos días y "fijarme" en como lo hacían.

      Eliminar
    2. Tras mi comentario anterior creo que en realidad sé la respuesta y era con "huevos y ovarios", pasión y sacrificio.

      Eliminar
  8. Hola Helio

    creo que haces alguna premisas erróneas en cuanto a las costumbres de los amish... los amish compran muchisimo en walmart, incluso tiene sus propias zonas de aparcamiento...

    en cuanto a lo de la tracción animal... no estoy de acuerdo , la gran reconversión del viñedo en tu zona viene empujada mayoritariamente por la reducción de los costes de producción ( no en su totalidad). es decir utilizamos maquinas para que el trabajo sea mas barato . estoy de acuerdo que las mulas y los bueyes son muy bonitos, muy "ecológicos" y muy pintorescos pero de esa manera no llevaremos a la agricultura al lugar que se merece y se tiene que respetar.

    un saludo y sigue asi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola "Anónimo", gracias por tus deseos de "seguir así" aunque en realidad no sé a que te refieres con ello. En cuanto a que hago premisas erróneas en referencia a las costumbres de los Amish, seguro que es así porque no conozco en absoluto a esa comunidad salvo lo que he visto en alguna película o documental, pero en realidad tampoco hago ninguna premisa en el artículo sobre ellos, solo pongo el ejemplo de trabajo en la agricultura con tracción animal, aunque sin descartar, según que casos, los tractores.
      También hablas de la reconversión del viñedo en mi zona, pero supongo que haces el comentario con extensión al resto de España, ¿no?. Yo no considero que esa reconversión haya venido empujada por la reducción de los costes de producción si no por la "mecanización" y la reestructuración de variedades excedentarias para adecuar la oferta con la demanda. En realidad el cultivo en espaldera, si es a lo que te refieres, no tiene menores costes de producción que el vaso tradicional.
      Te doy, sin embargo, toda la razón en que la agricultura difícilmente, y salvo catástrofe, volverá a "las mulas y bueyes". Pero no acompaño tu pensamiento en tu última aseveración de que ellos no y los tractores si contribuyen a llevar "a la agricultura al lugar que se merece y se tiene que respetar". Nada tiene que ver una cosa con la otra, y tan de respeto son los agricultores que eligen un camino como otro.
      En fin una pena no saber quien eres para discutir sobre estos puntos con detenimiento y con un buen vino, de viña reconvertida o no y laboreada con tractor o mula, delante.
      Saludos

      Eliminar
  9. Pues a tu pregunta de ¿como eran capaces de hacer lo que hacian? Esa es una pregunta que siempre le he hecho a los abueletes,y todos me conteataron lo mismo: Echando horas y horas y dias y dias.
    Aqui se empezaba a sembrar el cereal en noviembre y se terminaba despues de navidad,eso si el tiempo dejaba sembrarlo todo.

    ResponderEliminar