martes, 8 de enero de 2019

YESCA EN VIÑEDO: O BUSCAS SOLUCIONES EFICIENTES O TUS CEPAS SE MUEREN


YESCA O ACEDO, ¡QUÉ PENA!
Seguro que si eres viticultor has oído hablar de la yesca o acedo. Se trata de una enfermedad antigua, bien sufrida por muchos viticultores, pero ahora el repunte de la enfermedad alarma a casi todos. ¿Por qué? Pues porque en la actualidad los viticultores están totalmente a expensas de “la suerte” y con esa sensación de impotencia cuando la enfermedad invade la parcela.
El problema es muy grave, tanto que se amenaza el futuro del cultivo. Al pasear por viñas españolas es difícil encontrar una viña, de más de 12 o 15 años, sin cepas infestadas.
¿Qué es la yesca?
Igual que en el caso del mildiu con la yesca también se está ante un hongo patógeno pero a diferencia del mildiu en el caso de la yesca se ataca al sistema radicular. Por eso sus daños son tan terribles y que significan la muerte de la cepa.
En realidad la yesca es una familia de hongos que por lo que dicen los entendidos no para de crecer, nuevas especies y nuevas variantes.
La propagación, contagio, es extremadamente agresiva, resultando las heridas en la madera, por ejemplo durante la poda, uno de los momentos claves en la infección.
Uno de los problemas de esta mortal enfermedad es que incluso puede habitar en cepas aparentemente sanas, por eso, en primavera al pasear por tus vides puedes no ver ningún síntoma y justo pasada una semana, diez días, al volver a visitar tu viña, observas impotente la muerte de algunas de ellas. “Apoplejía” se le llama en algunos sectores.
Los casos más agresivos son muy rápidos y suele ser al final de primavera y durante el verano, cuando las temperaturas suben y las necesidades de sabia son mayores, cuando las raíces, ya infestadas, no pueden responder a las necesidades de la vegetación, entonces ocurre, las hojas empiezan a secarse de una forma característica. En otras ocasiones se seca uno o varios sarmientos, aunque, la suerte está echada, y al final el proceso se extiende a toda la cepa.
Apariencia: Una vez infestada la cepa, el hongo se desarrolla en el interior de la madera. Los síntomas exteriores son de esas hojas de color rojizo-marrón (amarillento en variedades blancas) En cuanto a la madera se esponja y se genera una necrosis o podredumbre seca, como corcho. La muerte de la cepa suele darse el mismo año.
Por edades: Por supuesto la yesca afecta más a las cepas viejas porque han recibido más cortes de poda, podas agresivas de regeneración, han estado por tanto más expuestas a la infección ya que la enfermedad se propaga dentro de la madera. Pero esto no significa que las cepas nuevas sean “inmunes”, la yesca también les ataca. Por patrones, existe la idea de que al 110 Richter y el 41 Berlandiere, son más susceptibles.
Envase del prohibido "arsenito"

SOLUCIONES DE AYER Y HOY
El ayer
Recuerdos de niño son aquellos de tratar algunas cepas “acedadas”. “¡Imprudencia!” pensarán algunos. Mis recuerdos no me dicen eso. El buen hacer de los padres, sabiendo transmitirte las instrucciones precisas convertían aquella potencial actividad peligrosa en algo “normal con mucha precaución y sin bajar la guardia”
Me estoy refiriendo a tratar las cepas con un producto, hoy “prohibido”, como es el arsenito y que por entonces era comercial. Aquel arsenito unido a una poda dirigida a la cura de la cepa infestada conseguía unos resultados estupendos y, en gran proporción, se podía salvar la cepa enferma.
El arsenito sódico ha sido comercial hasta el 2003. Pero sus cualidades como potente veneno y al cual también se le atribuyen efectos cancerígenos ha hecho que la Administración lo elimine de las estanterías de los vendedores.
Hoy
Con el equipo "a cuestas"
El problema del hoy es la ausencia de armas efectivas para luchar contra la yesca. El arsenito está prohibido y los productos que se comercializan no demuestran una gran efectividad.
El Ministerio de Agricultura autoriza el Ciproconazol pero este producto tiene una acción preventiva y no la vertiente curativa que también busca el viticultor.
El problema es tal que viticultores de varias denominaciones de origen unidos a diversas organizaciones y sindicatos agrarios hablan de pedir al Ministerio y/o Unión Europea, que se autorice el arsenito al menos durante unos años (2 o 3). Es decir abrir una moratoria en la prohibición y permitir su uso durante 2 o 3 campañas seguidas para acabar con la plaga.
El reglamento que afecta a esta prohibición del uso del arsenito es el 2015/48 de la Comisión Europea. Lo que se denuncia por parte de bastantes asociaciones es que los legisladores están siguiendo una política de eliminar muchas materias activas sin buscar sustitutos eficaces.
Se trata de un conflicto entre legislación y productores. Algunas asociaciones incluso hablan de sin sentido, incongruencia, ausencia de rigor científico a la prohibición del arsenito. Además esta actitud europea no solo está afectando a las enfermedades como la yesca en la vid, también otros cultivos leñosos están sufriendo problemas por hongos agresivos.
Herramientas y cuello cortado
Picaresca: Y como no, aparece la picaresca española. Por una parte contrabando de arsenito desde otras latitudes, o bien la aparición de productos “maravillosos” que lo curan todo.
Contrabando: La inexistencia en el mercado de productos efectivos contra dicha enfermedad ha propiciado que el arsenito sódico vuelva a salir a la palestra y que incluso haya “contrabando” del mismo (la “leyenda rural” indica que el arsenito de contrabando viene adulterado y o no tiene efectividad alguna o su efectividad es muy baja)
Crecepelos: Solo navegando por los buscadores de Internet se encontrarán muchos “vendedores de crecepelo” que prometen la solución completa. Pero al hablar con viticultores de diferentes zonas observas el denominador común y que es la no existencia de un remedio eficiente.

LA PRUEBA QUE ESTOY REALIZANDO
Si, yo también tengo yesca. Se trata de una viña de tempranillo de 20 años. Nunca había tenido ninguna cepa infestada por yesca pero tras una poda de renovación hace 3 años y una mala gestión propia por no haber sellado las heridas de poda con algún cicatrizante observé el pasado verano varias cepas con yesca (39 cepas en una parcela de 4500).
Tras hablar con muchos viticultores, técnicos en viticultura y en maquinaria de aplicación he optado por probar en viñas propias con un producto “sencillo” basado en el agua oxigenada.
Y es que siempre la idea es la misma, se trata de “oxigenar” bien el corazón de la cepa.
Agua oxigenada
El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno que se utiliza no es la de uso tópico de venta en las farmacias. En este caso se trata de un agua oxigenada más concentrada, de 300 volúmenes.
El uso del agua oxigenada tiene atisbo de ser útil ya que en realidad lo que se consigue es un proceso oxidativo que unido a abrir la madera de las cepas afectadas para oxigenar con oxígeno atmosférico esas zonas se pueda llegar a revitalizar las cepas infestadas.
Peroser Plata
En esas noches que “deambulas o navegas” por internet me encontré con información de una empresa que me pareció interesante. Se trataba de una empresa en pleno corazón de La Mancha, Sercopag se llama. Me puse al habla con la empresa y me encontré con dos profesionales que además de contarme su experiencia con el Peroser Plata me comentaron en qué consistía su proyecto empresarial. Agradable sorpresa constatar que la empresa estaba en manos de dos profesionales femeninas y digo agradable porque en este sector todavía son minoría. Las vi con una ilusión y una profesionalidad digna de alabanza. Me contaron que habían empezado esta experiencia empresarial en 2014. Hoy siguen en plena escalada su proyecto. Desde la más absoluta humildad, en una oficina pequeña y pidiendo favores familiares para guardar la mercancía, hasta lo que ya es hoy su empresa que con una web de su tienda online hecha incluso por ellas venden y asesoran a casi toda la geografía española.
El Peroser plata es una marca registrada por Sercopag. El producto está siendo probado por bastantes agricultores en la zona de La Mancha occidental.
Ana y Luisa hablan de su producto y repiten para no lleva a nadie al engaño que el Peroser Plata no es nada milagroso pero si un buen arma para combatir año tras año las cepas infestadas y que no se extienda a toda la viña.
El Peroser Plata es totalmente degradable no tóxicos (en realidad es agua y oxígeno) y se compone de una disolución de peróxido de hidrógeno al 50 % y plata. 
¿Agua oxigenada o Peroser Plata?
Usar solo agua oxigenada tiene una clara ventaja en el precio. Pienso sin embargo que no son productos comparables. El Peroser Plata tiene en su formulación plata coloidal y eso le confiere algunas propiedades nada desdeñables. La plata coloidal le da más estabilidad al producto y además es un antibiótico que en realidad es que para la infección por hongos.
El uso del solo agua oxigenada puede dar buenos resultados para el “mantenimiento” pero una vez que se haya desinfectado algunos años.

PROTOCOLO DE APLICACIÓN DEL PEROSER PLATA
Primera campaña:
  • Durante el verano y siempre antes de que las plantas pierdan las hojas con la llegada del otoño se debe proceder a señalizar bien las cepas afectadas (por ejemplo con un espray de pintura)
  • No podar las cepas infestadas junto a las sanas. Lo preferible es podar previamente las infestadas y desalojar los restos fuera de la parcela y quemarlos
  • Abrir las cabezas de las cepas con hacha y colocar a modo de cuña una piedra para evitar que se cierre. Incluso conviene con un taladro y broca hacer algunos orificios para mejorar la entrada de aire y del líquido que en breve vamos a rociar. La idea es llegar al corazón de la cepa. En el caso de parras el proceso se complica al no existir una cabeza tan definida como cuando es en vaso, lo que recomiendo es abrir el cuello de la parra. Por supuesto al haber cortado así la planta se deja la brotación primaveral al potencial de yemas ciegas
  • Preparar la solución diluida al 10 % de Peroser Plata (1,6 litros en la típica mochila de 16 litros)
  • Rociar bien la cabeza, sin presión, con la disolución preparada. Ir dejando que el producto vaya penetrando por los orificios abiertos. Sin prisas, se deja que el líquido vaya empapando la madera y cuando lo haya hecho se vuelve a verter
  • Posteriormente se vuelve a pulverizar toda la cepa con Peroser Plata en la misma proporción
  • Cuando se vuelva a podar el resto de cepas conviene tratar todas las cepas mojando especialmente los cortes de poda con la misma solución de Peroser Plata pero en este caso al 3 % (3 litros cada 100 de agua)
Segunda campaña: En la primavera se debe hacer un tratamiento cuando las uvas están del tamaño guisante. Se hace una pulverización dirigida a toda la masa vegetal con Peroser Plata pero a una dosis entre el 0,3 y 0,5 % (300 a 500 cc cada 100 litros de agua)
Cabeza rociada
Coste: En cuanto al líquido no tiene un coste excesivamente elevado ya que el tratamiento está sobre los 10 €/ha (sobre 7,5 €/kg de producto) Otra cosa son los costes asociados al tratamiento pues es una tarea lenta y que se debe hacer sin ninguna precipitación.
Buenas prácticas
Se recomienda extremar las precauciones en el resto de la viña. Es preferible hacer los cortes de poda en ausencia de lluvia para evitar ayudar a la infección.
Si se hacen podas de renovación con heridas gruesas de deben aplicar sellantes en los cortes de poda. También se recomienda llevar en un cubo una solución de agua y lejía para poder depositar las hojas de las tijeras mientras te desplazas de una cepa a otra.
La poda a Guyot es una estupenda opción para disminuir enfermedades de madera ya que la madera se va renovando (ver vídeo)

Próximas entregas
En primavera veremos como brotan las cepas tratadas. Iré informando y mostrando la evolución de las cepas enfermas.

1 comentario: