martes, 20 de julio de 2021

CONTROL DE POSICIÓN Y ESFUERZO EN EL TRIPUNTAL DEL TRACTOR

¡SERÁ POSIBLE!

A veces me sorprenden algunas preguntas que se me hacen en referencia a algunos mecanismos del tractor. Hoy es ese el caso.

Se trata de un lector habitual de www.masquemaquina.com y que a través de una foto de las palancas del elevador de su tractor, me pregunta para que sirve una determinada palanca… En realidad se trata de la palanca del control de esfuerzo del elevador de su tractor, un tractor que él mismo posee desde hace más de 25 años…

Si el caso fuese “único” pues se podría calificar de “rareza”, pero es que preguntas a tractoristas con tractores con control de posición y control de esfuerzo y observas que hay muchos en la misma situación…

ELEVADOR

¿Para qué sirve?: El elevador hidráulico es el encargado de posicionar y regular el apero y es capaz de conseguirlo ya sea en la situación de transporte como de trabajo.

Enganche de tres puntos: Indiscutiblemente uno de los “grandes inventos” del tractor. El tripuntal del tractor aparece normalizado por la ISO 730.

Está formado por 2 brazos inferiores, denominados de tiro, que están unidos al tractor y al apero mediante rótulas. Ese plano que forman los brazos inferiores, se conjunta con un 3º brazo extensible que se denomina tercer punto.

Además, existen dos brazos superiores (sobre los que actúa el pistón del elevador) Entre los brazos superiores e inferiores se colocan sendos brazos regulables en longitud o tirantes. Por último, unos tensores laterales evitan movimientos en horizontal.

Cilindros de elevación: Lo habitual es que un tractor disponga de un cilindro interior, bajo la tapa del elevador, y, en función de la capacidad de elevación, se puede encontrar con uno o dos externos adicionales. Lo más habitual es encontrar que el cilindro hidráulico sea de simple efecto, pero hay tractores con cilindros de doble efecto para aumentar el par de elevación y, sobre todo, la facilidad de manejo.

Capacidad de elevación: Depende tanto de la geometría del enganche como del volumen y presión del aceite en los cilindros. Es una cifra importante en la especificación del tractor. Para poder comparar tractores en las mismas condiciones es por lo que se debe dar esta cifra como marca el código OCDE y que es la capacidad máxima de elevación de una carga situada a 610 mm de las rótulas y durante todo el recorrido del elevador.

Elevador mecánico Ebro series "pesadas"

El sistema funciona mediante potencia hidráulica que viene suministrada por una bomba (de pistones, caudal variable, o de engranajes, caudal constante) La bomba, habitualmente se comparte con los servicios externos.

TIPOS DE ELEVADOR

Elevador mecánico

Se trata de un sistema en el cual todo el conjunto de mecanismos de mando se realiza mediante varillaje.

Elevador mecánico con control de posición: Los tractores de baja especificación suelen tener solamente una palanca para controlar la subida y bajada de los brazos.

Elevador mecánico con control de esfuerzo y posición: Los tractores modernos y en su gran mayoría, disponen de 2 palancas, una para control de carga y otra para el control de profundidad. Normalmente incluso ambas palancas se diferencian en el color del pomo para facilitar su reconocimiento.

Elevador electrónico

A pesar de que el sistema “mecánico” funciona perfectamente y lo lleva haciendo más de 45 años, en tractores más modernos, y con más especificación, se sustituye el varillaje clásico por un sistema electrónico, en el cual la interacción del operador se realiza mediante reóstatos o potenciómetros.

MANEJO

Elevador electrónico en MF 8S
Sea un sistema mecánico o electrónico, el operario actúa sobre los controles de posición y tiro. Cada fabricante tiene su disposición, pero las diferencias son mínimas y basta leer el manual de instrucciones para hacer un buen uso del sistema. En el ejemplo de esta lectura se usa el sistema de los Ebro pesados de sus últimas series (6000, 8000 y H)

En un tractor con sistema de varillaje mecánico del elevador, el usuario encontrará a la derecha, dos palancas, que son las más visibles, y que se trata del control del elevador. Una de las palancas es para el control de posición y la otra para el tiro o modulación de presión.

La varilla de posición solo controla la posición de los brazos, pero la varilla de esfuerzo en realidad interviene varios varillajes.

Se empieza a trabajar colocando la palanca de control de tiro en posición intermedia. Se observa el comportamiento, sobre todo en terreno duro, y así se va reajustando la palanca de tiro.

Control de posición o profundidad: Con este control se puede regular la posición del apero con relación al suelo. Los brazos quedan fijos a la altura seleccionada por la palanca del control de posición. Se consigue una profundidad de trabajo uniforme, independiente del tiro que efectúa el tractor y de la presión del cilindro.

Control de esfuerzo Kubota K-1
Control de carga o esfuerzo: Se trata de que la resistencia ofrecida por el apero esté en un rango más o menos constante. De esta forma el apero podrá profundizar poco en terrenos duros y más en los blandos. Además, con esta capacidad podrá responder ante sobreesfuerzos imprevistos por una piedra, una raíz…

Trabajando con control de esfuerzo en un terreno heterogéneo, la profundidad de labor quedará desigual. A cambio la ventaja es que la demanda de potencia al tractor es constante y se puede responder ante sobreesfuerzos.

El sistema dispone de un eje de sensibilidad (11) que, a través de una biela (9) de una leva (8) y del varillaje actúa sobre la válvula de control (5) Cuando disminuye la carga, el eje de sensibilidad retorna a su posición inicial, la biela, ayudada por el resorte (6) vuelve a su posición y se libera la válvula principal situándose de nuevo en su posición.

Trabajo solo con control de posición

En este caso, la palanca del control de tiro-presión irá en el 0 o mínimo (no interviene)

El control de tiro detecta la tensión adicional en el enganche y permite que el arado se eleve lo suficiente para atravesar el punto duro, volviendo inmediatamente a la profundidad deseada.

Cuando se trabaja con control de posición solamente, y aumenta la carga de tracción, se puede producir un patinamiento de las ruedas o la parada del motor, a menos que se eleven los brazos del elevador.

Trabajo solo con control de esfuerzo

La palanca de posición se llevará al mínimo, mientras que la de esfuerzo se colocará en el tiro que se estima necesario. Los brazos entonces tienden a situarse a la posición más baja y seguirán ahí mientras no suba el esfuerzo.

Si se trabaja solamente con el control de esfuerzo entonces la profundidad de trabajo no se puede mantener constante si la dureza del terreno cambia considerablemente.

Posición palancas en Ebro series "pesadas"

Trabajo con control mixto

Es la forma correcta de trabajar cuando se emplean aperos de tiro. Se trata de combinar el control de esfuerzo con el de posición. Hay una cierta respuesta del control de esfuerzo e ídem con el control de posición. De esta forma se obtiene una profundidad de labor constante, seleccionada por la palanca de control de posición siempre y cuando el esfuerzo de tiro del tractor sea inferior al seleccionado por la palanca correspondiente. Se produce una disminución de profundidad de labor si aumenta la dureza del terreno o la velocidad del tractor y haga que aumente el tiro experimentado superando al valor seleccionado.

Para posicionar las palancas, primero se regula la profundidad utilizando la palanca de posición y después el control de esfuerzo.

En realidad, es la forma más correcta de trabajar cuando se emplean aperos de tiro.

Trabajo en posición de brazos flotantes

Tirante derecho y 3º punto hidráulico (doble efecto)
Tractor A. Carraro
Los aperos con ruedas reguladoras de profundidad pueden requerir el funcionamiento en flotación para poder seguir el contorno del suelo. Así se debe trabajar con aperos arrastrados, los brazos están totalmente flotantes y el apero irá copiando las irregularidades del terreno.

Se coloca la palanca de posición en la mínima altura y la de presión también en su posición más baja. Así los brazos quedan flotantes y es la posición ideal para facilitar el enganche a mano de los aperos.

Los tensores laterales pueden ajustarse para flotación lateral.

Algunas entradas relacionadas

Sistema hidráulico de centro abierto y centro cerrado

Brazos inferiores del elevador, ¿Y tú cómo los llevas?

El tercer punto, ¿y tú, cómo lo regulas?



6 comentarios:

  1. Muchas vertederas para el ebro no???? Gran trabajo Helio como siempre muy didactico. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero si el Ebro ahí iba a ralentí!... Alucino con vosotros... ¡Puñetas que es un Ebro!

      Saludos y mil gracias por el comentario tan agradable

      Eliminar
  2. Amigo Heliodoro: Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario relacionado con el sistema de controles del sistema hidráulico de los tractores; EL DE POSICIÓN Y EL DE ESFUERZO (el segundo condicionado a la resistencia del terreno) y, permitid que incluya el SISTEMA DE TRANSFERENCIA DE PESO, en el "paquete" de olvidados; diseño
    de Harry Ferguson, marcando el futuro en el año 1940.- El un error echar en olvido estas ventajas que persisten en el tiempo, con las antiguas y modernas generaciones de tractores.- Si cuantificáramos el ahorro de combustible que supondría el que se aplicara, con conocimiento de causa, al control de los aperos suspendidos y semi-suspendidos, sería de una utilidad efectiva, para reducir los gastos de explotación de nuestros campos.- Entiendo que, hay un gran desconocimiento o confusión de la posición correcta del sistema tripuntal (brazos inferiores).- Norma ISO 730.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan por el comentario. Evidentemente nunca agradeceremos suficiente la aportación del Sr. Ferguson.
      Saludos

      Eliminar
  3. Hola Helio. Muy buena entrada. Cierto es que mucha gente no conoce el funcionamiento correcto del elevador y obliga a trabajar el tractor y aperos erróneamente, elevando el consumo de combustible y pudiendo generar roturas. Precisamente para el ejemplo que muestras, conozco un caso cercano que estreno un ebro 6100, y cuando adquirí el mío usado se subió para enseñarme el funcionamiento. Mi sorpresa fue que el tractorista, después de 30 años sobre el ebro, no sabía manejar el elevador. Lo llevaba en control de posición con el control de esfuerzo al 0, obligando a llevar la mano continuamente en la palanca de posición para actuar sobre el elevador en caso de sobre-esfuerzo. Le expliqué yo el funcionamiento pero no creo que me hiciera caso...
    Únicamente puntualizar un error en la imagen del control de flotación. La palanca de esfuerzo debe situarse hacia adelante, no en el 0 como muestra la imagen.
    Un abrazo!
    José Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si!, exactamente es así como la mayoría lo hace. "Anulan" la palanca del esfuerzo y solo funcionan con la de posición. Supongo que esta "manía" proviene de tractores anteriores con únicamente la palanca de posición.
      Yo lo he visto en prácticamente todas las marcas de tractores.
      En cuanto a la figura, efectivamente ahora que lo dices yo también lo hago así, como tu dices, pero la figura no la había mirado y es la que trae el manual de Ebro (en concreto el de la serie H). Lo cotejaré la próxima vez que salga a trabajar con el Ebro que es el único que tengo con control de esfuerzo y posición.
      Saludos

      Eliminar