domingo, 17 de octubre de 2021

CASE 150 RL CONTRA LAMBORGHINI AVENTADOR… O COMO LA PASIÓN TE PUEDE LLEVAR A FABRICAR UN TRACTOR CAPAZ DE TIRAR DE 44 VERTEDERAS

Kory Anderson en su CASE 150, septiembre 2019
UN CILINDRO, 44 VERTEDERAS

En tiempos de un mundo occidental demasiado “blando”, en el que el esperpento y el surrealismo describen fronteras no visibles pero tangibles. Una Europa con actuaciones grotescas por su exageración y su burda Administración contradictoria, y en fin un mundo occidental que ya perdió el norte y ahora observa como chinos, rusos, árabes… les “chorrean” y se les mofan… es cuando más se valora la iniciativa de algún digno representante de nuestra sociedad.

Y es que el trabajo de un ingeniero norteamericano, movido por su pasión desde niño por los motores de vapor y “confabulando” a una serie de amigos en su proyecto, ha conseguido hacer una hazaña. Porque de hazaña hay que calificar el proyecto de Kory Anderson, capaz de fabricar desde cero un tractor capaz de arrastrar hasta 44 vertederas… Un proyecto que ha levantado pasiones; las redes sociales (Facebook, YouTube…) se han encargado de airear el proyecto de Kory

EL TRACTOR

Un poco de historia

En realidad, el CASE 150 RL es el tractor a vapor más grande que se ha fabricado jamás.

Este tipo de tractor (locomotora extraviaría) se diseñó originalmente en 1904 y se fabricó en 1905 por la JI Case en Racine (Wisconsin). Se construyeron hasta 9 unidades, aunque ninguna ha sobrevivido.

Un amante de estas máquinas, K. Anderson, se propuso recrear, desde cero, una de aquellos formidables gigantes.

Kory y su hermano Scott a la edad de 5 años

Aquel tractor (locomotora Case Road se llamó originalmente) se diseñó para realizar trabajos pesados de transporte de carga. Era capaz de tirar de enormes pesos durante muchos kilómetros donde no había conexión ferroviaria.

Las unidades fabricadas se vendieron para minería, aserradores o incluso transporte de grano y efectivamente tuvo éxito debido a que sus competidores eran o bueyes o mulas o caballos.

En 1907 la JI Case deja de fabricarlas porque observa que su mercado es muy limitado y cada día el ferrocarril llegaba a más sitios. Algunas unidades se pasaron a realizar trabajos agrícolas y la JI Case pidió a sus ingenieros que los nuevos modelos se concentraran en ese mercado. Así se sacó un tractor a vapor de 110 CV con notable éxito (más de 700 unidades vendidas)

La máquina

Sus cifras son descomunales, hasta 37 toneladas de peso, un motor que quema carbón y madera para mantener una presión de funcionamiento en la caldera sobre 12 bar (kg/cm2) con un “depósito de combustible” de 3000 kg de carbón y 2500 litros de agua.

El ingeniero, padre de la criatura, Kory Anderson

Resulta curioso que, con solo 5 días de edad, los padres de Kory lo llevasen a un espectáculo de máquinas de vapor… En realidad, sus padres son dos apasionados por preservar la historia de las máquinas y eso creo el ambiente perfecto para que sus hijos compartieran la pasión.

El pequeño Kory crece y con tan solo 10 años ya pudo tocar la única pieza sobreviviente de un CASE 150, la caldera original. Es el momento en el que el futuro ingeniero empieza a soñar con las historias que le contaban sobre aquel legendario 150 CASE. El objetivo ya tenía forma: ver ese motor volver a la vida algún día.

Kory Anderson durante el proceso de fabricación
Con 16 años, año 2000, Kory ya había intuido que la única forma en que su sueño se haría realidad sería si devolvía el motor a la vida desde cero. Así que ahora tocaba aprender el oficio que no era uno solo, si no muchos: soldadura, fundición de hierro, diseño de piezas…

El proyecto de construcción: En 2006, con 22 años, K. Anderson crea su propia empresa para ir obteniendo recursos para financiar el proyecto multimillonario y que incluso consistió en comprar una fundición de hierro. Durante 10 años se van diseñando las piezas que conformará el Case 150.

En 2016, Kory y su equipo de amigos y apasionados por las máquinas de vapor empezaron a construir el gigante de 35 toneladas. Las piezas diseñadas se fabrican en la Dakota Foundry, la fundición situada en Webster, un pequeño pueblo de apenas 1800 habitantes en el estado de Dakota del Sur.

Las piezas fundidas pasan a talleres de mecanizado en Sheridan (Wyoming) donde también se montará el tractor. El montaje les lleva solo 16 meses.

Hoy, Kory Anderson es el presidente y director ejecutivo de Anderson Industries LLC y su subsidiaria Dakota Foundry Inc. unas empresas que dan empleo a más de 50 trabajadores. También imparten cursos de aprendizaje práctico para formar especialistas de élite en la industria del hierro y el acero.

El récord

Una vez fabricado era cuestión de exhibir a la “bestia”. El debut histórico de la máquina se hizo el 8 de septiembre en 2018, en el James Valley Threshing Show (Andover un pueblo de tan solo 80 habitantes de Dakota del Sur) En la exhibición el tractor “solo” se le pusieron 24 vertederas.

Tras esas primeras pruebas, llega el momento de ir a por el récord y será en septiembre del 2019, en el evento de la Western Minnesota Steam Threshers Reunion (WMSTR) en Rollag, Minnesota. El desafío consiste en arrastrar, haciendo labor, un apero, origen John Deere, con 44 vertederas que son manejadas por 44 operarios que van montados sobre el bastidor del apero.

El intento es todo un éxito, pero lo mejor es que se vea el vídeo…

CASE 150 & LAMBORGHINI AVENTADOR: NO HAY COMPARATIVA POSIBLE

Y es que, por comparar, aunque la comparativa en realidad es imposible por tratarse de dos máquinas totalmente diferentes, produce al menos “risa”. Pero si resulta interesante intentar comprender como un motor, de un solo cilindro, funcionando con vapor, es capaz de realizar una labor de tracción tan brutal como esta.

Dos máquinas impresionantes, comparativa imposible
Dos "maquinones", ingeniería pura, pero en extremo opuestos

En la fundición

Mecanizando

Enlaces interesantes y fuentes consultadas

3 comentarios:

  1. Que ótimo texto e assunto. Adorei.
    Esta sim é uma maravilha moderna!
    Abraços desde o Brasil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Rovian, yo también disfruté mucho con esta historia. En Brasil podríamos hacer algo parecido, todavía allí los sueños existen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¿Usa adBlue? Vaya zorrera.

    Creo que deberían centrar los esfuerzos de invención e investigación en avanzar y mejorar las máquinas actuales, no en volver a las de hace décadas :(

    Twins' Farm
    www.twins-farm.es

    ResponderEliminar