miércoles, 3 de noviembre de 2021

MARBELLA, LA "GALICIA PROFUNDA" O EL ¡YO ME VOY AL PUEBLO! ¿TE VIENES?

MARBELLA Y LA GALICIA PROFUNDA

Y es que tras una semana de “tertulianos” que ya expertos en pandemias tuvieron que reconvertirse en vulcanólogos, ahora, en 10 horas, han tenido que estudiar leyes a marchas forzadas y ser así expertos en derecho familiar. Me estoy refiriendo a la polémica y desafortunada expresión de “Galicia profunda” por alguna sentencia de algún tribunal y que no viene al caso. 

Porque en realidad "el caso" es que, debido a la "expresión", ha sido una semana de “enfrentamiento” entre “lo moderno” (el cosmopolitismo y las “luces y el bullicio” que “huele a nuevo”) y “lo viejo” (la tradición y la tranquilidad asociada con la baja densidad de población)

Un enfrentamiento que me ha hecho recapitular algunos pensamientos que intento, seguro sin éxito, plasmar en Más que Máquinas (que, de nuevo, como la lava del “Cumbre Vieja” se salta el cauce y habla de algo “más que de máquinas agrícolas”)

EMPRENDIMIENTO RURAL

En resumen, y para aclarar los derroteros de lo que sigue, yo me erijo como firme defensor de “lo rural” frente a “lo urbano”. Alguien me puede reprochar que yo fui "de los que se marchó", pero en realidad mi familia, yo apenas tenía 9 años para poder decidir, siempre me dieron "alas para volar" a la par que "raíces para volver".

Así que ahora, que el ocaso ilumina mi vida, estoy convencido de que, con los progresos en las telecomunicaciones, la posibilidad de encauzar tu vida en el entorno rural es mucho más factible que hace unos años. Observo que la tendencia actual va en este sentido, en el del aumento progresivo, en el auge, del emprendimiento rural.

Son ya unos años que se lleva viendo cierto dinamismo en el movimiento de personas jóvenes que o bien vuelven al pueblo o bien, a pesar de haber sido “urbanitas” deciden enfocar su vida en los pueblos.

Titular en El Tiempo.es
Los ayuntamientos deben ser “dinámicos”

Son comunes los anuncios de países demográficamente “viejos” como Italia o España, en los cuales los ayuntamientos ofrecen casas por precios, en principio, irrisorios (aunque hay que leer toda la letra, también la pequeña) Todos estos anuncios están atrayendo la atención de muchos jóvenes y, quizá, ha sido la pandemia la que ha ocasionado que ese incipiente movimiento se acelere.

Son los ayuntamientos los que se deben mostrar “dinámicos”, ofreciendo expectativas. Por supuesto el papel de las pequeñas corporaciones locales, apenas con presupuesto, no puede ir más allá, pero si un ayuntamiento se encarga de promover que en su pueblo haya buena cobertura telefónica, una buena fibra óptica, capacidad de contratar potencia eléctrica… está dando los pasos necesarios para publicitar su pueblo como atractiva alternativa para algunos perfiles de profesionales y familias. 

Mejora tus condiciones de vida: Cuando nos “movemos”, como es natural, es porque buscamos mejorar nuestras condiciones de vida. Con el cambio del entorno urbano por el rural puedo perseguir varios objetivos:

  • La posibilidad de adquirir una residencia propia mucho más asequible que en las grandes ciudades en las cuales es habitual dedicar el 50 %, ¡o más!, del salario a la adquisición
  • Reducción de costes del “día a día” por el ahorro en transporte, uso del automóvil
  • Una vida más tranquila, sin el ajetreo de la gran ciudad

Si a esto se le suma que en muchos pueblos la velocidad de internet es superior, fibra óptica, a la de las ciudades pues “apaga y vámonos”.

¿Y los inconvenientes?: Efectivamente, antes había una serie de inconvenientes en los pueblos: infraestructuras precarias (médicos, bancos, internet, transporte…) pero todo eso, en alguna medida, y sobre todo en algunos pueblos, se ha superado. Ahora, encuentras pueblos con instalaciones deportivas con mucha menos demanda que en la ciudad y a la que llegas “andando”; se dispone, aunque ojo que hay de todo, de buenos consultorios médicos; hospitales más o menos cercanos; colegios…

Tampoco admito el aquello de “es que no hay oferta cultural” porque efectivamente, la “oferta cultural” de un pueblo no es comparable a la de una gran ciudad, pero ¿cuánto tardas en coger tu coche y venir a una gran ciudad a pasar un fin de semana disfrutando con la familia porque en realidad vienes como “¡turista!”?

ELIGIENDO EL PUEBLO PARA INSTALARME

Mira mucho donde te instalas porque estás hablando de encauzar tu vida y eso no se hace muchas veces durante el periodo que estamos en este planeta. 

Para empezar, debes responderte a unas cuestiones básicas:

  • Ten en cuenta tus habilidades, ¿en qué eres experto o podrías aprender y ser un buen profesional? En ningún sitio “atan los perros con longaniza”, deberás ofrecer algo al entorno elegido para tener éxito en tu negocio; no pienses que nadie te va a dar las cosas hechas, eres tú quien tiene que resolver tus necesidades
  • ¿Prefieres vivir en montaña, playa, llanura, norte, sur, calor, frío…?
  • Elegida la zona, mira el pueblo que te podría gustar y dentro de estos el que mejor se adapta a tu vida personal (tipo de gente, edades, hobbies…) y a la profesional (según el negocio que quieras emprender, la conexión a internet, si tu negocio está encaminado al turismo deberás estar en un entorno apetecible para ese fin…)

ALGUNA DE LAS IDEAS HABITUALES

El abanico que se abre es inmenso. Por una parte, puede ser que tu empresa te ofrezca la posibilidad del teletrabajo pues ya tienes resuelto el camino. O incluso que seas trabajador libre (escritor, diseñador web…) con lo cual aún lo tienes más fácil.

Pero si tu idea es emprender tú mismo un negocio entonces se deben buscar bien las alternativas antes de tomar la decisión de convertirte en un emprendedor rural.

Un emprendedor rural es aquella persona que decide montar un negocio dentro un entorno natural porque o bien buscas nuevos mercados, o bien usas las nuevas formas de comercialización que te ofrece la “aldea global” con una comunicación en tiempo real con cualquier punto del planeta.

Teletrabajo o “freelance”: Como decía líneas arriba, es el trabajo ideal para un pueblo pues puedes hacer lo mismo que en una ciudad, pero sin pagar un alquiler astronómico ni pasar 2 horas en el coche para llegar a la oficina. Imagina la cantidad de trabajos así: traducción, diseñadores gráficos, programadores…

Cultivos o granjas ecológicas: pequeños huertos y vender directamente el producto en comercio de proximidad: cestas de verduras semanales... O bien, criar gallinas ponedoras en libertad. Solo necesitas aprender un poco y ser hábil en la búsqueda de tu mercado, normalmente online. 

Tienda online, el “microamazon”: En este caso no se trata de vender solo productos que tu produces si no de productos que tú puedes conseguir de otros proveedores. Conozco varios ejemplos de empresas, incluso con proyección internacional, que desarrollan su labor desde pequeños entornos rurales. En este caso tú pasas a ser un vértice del triángulo, otro vértice son tus proveedores y otro tus clientes… es una especie de #Alibaba o #Amazon en microescala.

Asesoría agrícola: Para dar servicio a los agricultores: informes técnicos para homologación de cabinas de tractores, inspección de equipos fitosanitarios, informes de daños por heladas… En un mundo donde la burocracia es “mastodóntica” y siempre entorpecedora, tener una empresa que te resuelva las dudas de la PAC o te haga un informe para solicitar una determinada ayuda siempre es bienvenida y más sabiendo que a los agricultores les gusta más “trabajar” que “rellenar papeles”.

Talleres: Por supuesto que debes ser un entendido de la materia. Hablo de talleres de mecánica, de electricidad, o de costura, o de alfarería… Es el momento de explotar tu habilidad.

Tercera edad: La población de España está muy envejecida, pero esto es aún mayor realidad en los pueblos. Una posible salida, si te gusta esta línea, es orientar tu negocio al sector de la 3ª edad: servicio de comida casera, sana, a domicilio; compañía y cuidado de personas mayores

Refugio de animales: Si te gustan los animales ¿dónde mejor que en un entorno natural para hacer un refugio de animales, o incluso un “hotelito” para animales domésticos?

Huerto solar: Interesante alternativa, aunque no es fácil. Si la idea es poner unas placas para autoconsumo el proceso es bien sencillo, pero si tu idea es poner un “huerto solar” para vender la electricidad generada a la Red Eléctrica entonces la cosa cambia mucho.

Casa y turismo rural: Un “clásico”. Hay competencia, pero sigue siendo un sector en auge y con las crisis pandémicas (desgraciadamente pienso que la actual no será la última que veamos) el cartel de “completo” solo se ha visto en este subsector.

Si no te atreves con la casa, pero eres una persona inquieta, amante de la naturaleza, quizá te convenga crear una empresa del denominado ecoturismo con la que puedes hacer rutas a caballo, en burro, en todo terreno, en moto, en piragua… También puede resultarte interesante organizar campamentos de verano para estudiantes.

UN EJEMPLO CONCRETO 

Un caso particular, mi pueblo. Y es que me gusta poner de ejemplo la iniciativa que se está llevando desde nuestro pueblo, un pequeño enclave de la Cuenca manchega, #ElProvencio. A nuestro pueblo han llegado parejas jóvenes; algunas desde otras latitudes, otras desde España. A veces allende los mares, como algunos casos desde la querida Argentina; otras veces desde dentro de la UE como Rumanía; también Marruecos. Otras veces los que vuelven son los propios jóvenes nacidos y criados en el pueblo, se marcharon para enfocar su vida profesional y ahora vuelven a seguir, esa vida profesional ya encauzada, pero a teletrabajar desde el pueblo.

El vivero tecnológico de El Provencio: Escríbenos y cumple tu sueño

Uno de los pilares del proyecto es la oficina denominada Vivero tecnológico de El Provencio y que, denominaciones aparte, solo son personas, profesionales, con las ideas claras y con ganas de trabajar.

Desde el Vivero se ofrece información para acceder a ayudas económicas y subvenciones para emprendedores e incluso se ofrece una zona de trabajo colaborativo en el antiguo mercando municipal. Además del asesoramiento en el proceso de creación de negocios, trámites de residencia, contactos para encontrar locales y viviendas en venta y/o alquiler.

2 comentarios:

  1. ANTONIO GALIANO OSMA3 de noviembre de 2021, 14:50

    Muy buen articulo , para que digan que "los de pueblo", no saben escribir.

    ResponderEliminar