martes, 24 de julio de 2012

LABOREO CONVENCIONAL & LABOREO MÍNIMO

Sembradora siembra directa de rejas

ASPECTOS ECOLÓGICOS DEL MÍNIMO LABOREOLa importancia creciente de los aspectos ambientales y económicos ligados a la mecanización de las operaciones agrícolas ha supuesto un cambio en los trabajos de laboreo. La agricultura ecológica tiende a realizar un mínimo laboreo, fomentando el laboreo “natural” producido por organismos vivos: las raíces al explorar en busca de agua y nutrientes; las lombrices, insectos y roedores, con sus galerías.

ACLARANDO CONCEPTOS
Para aclarar conceptos y significados veamos unas definiciones, más o menos consensuadas, de los siguientes términos: laboreo mecánico, convencional, labranza cero, mínimo laboreo, siembra directa….
"Golondrina" semichisel labranza vertical
Laboreo convencional: práctica tradicional. Generalmente, comienza con una labor de alzada, con arado de vertedera o de discos, complementada con varias labores secundarias
Laboreo mínimo: Al sistema de laboreo mecánico en agricultura ecológica se llama laboreo mínimo y se refiere a cualquier sistema de labranza que reduce la pérdida de suelo y conserva su humedad al compararla con la labranza convencional. El suelo recibe la menor manipulación necesaria para el cultivo. Se suelen utilizar equipos de trabajo vertical, arado cincel o cultivador pesado, cultivador de discos, lisos o escotados, combinados con rodillos. Con este sistema, los residuos se dejan en el suelo (la mayoría de los investigadores consideran el sistema de mínimo laboreo cuando se deja un 30% o más de cobertura de residuos después de sembrar)
No laboreo o siembra directa: El sistema causa pocas alteraciones al suelo. Por ejemplo, se puede realizar la operación de siembra y labranza de una sola pasada. Se abre un canal estrecho, generalmente con cuchilla, rejas o discos, acanalada colocada en la punta de la sembradora, para la ubicación de la semilla. El control de las malas hierbas se realiza de forma química... Las operaciones de laboreo primario y secundario se agrupan, preparándose el lecho de siembra y la propia siembra en una sola pasada.
A pesar de las definiciones no todos los investigadores coinciden en ellas. Por ejemplo existen diferentes opiniones acerca de lo que es o no laboreo mínimo: algunos consideran únicamente la labranza con diente vertical (sin volteo), otros admiten sólo la labranza cero y otros que dan unos mínimos que denominan labranza de conservación (¿?)

VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL LABOREO CONVENCIONAL & LABOREO CONSERVACIONISTA
En lo que coinciden los investigadores es en reconocer que si las técnicas del mínimo laboreo se aplican exitosamente se consigue reducir el consumo de energía y controlar eficazmente la erosión frente al laboreo convencional:
sembradora combinada
  • Se apelmaza menos el suelo al pasar un menor número de veces, la “suela de labor” tarda mas en formarse si es que se forma
  • La cubierta vegetal tiene efectos positivos en las propiedades físicas del suelo, conservan mejor la humedad y favorece la vida de microorganismos. Esto es interesante en regiones secas
  • También la cubierta puede demorar la velocidad de calentamiento del suelo en primavera, retrasando la germinación (esto se puede interpretar de forma favorable o no) 
  • Al no voltear el suelo en profundidad se altera menos el orden natural del suelo, evitándose la mineralización y la compactación del mismo 
En cuanto a las desventajas las trae las razones históricas:
  • Con laboreo convencional se trabaja más rápido: siembra, recolección, tratamientos... 
  • La cubierta vegetal retarda el calentamiento del suelo y demora la germinación. En lugares con temporada corta la labranza de conservación es una desventaja. Además en suelo escasamente drenados la práctica es contraproducente 
  • Se elimina la competencia que provocan las adventicias. Además con la reducción de labranza hay que utilizar más herbicidas y estos pierden parte de su acción al quedar interceptados por los rastrojos
  • Un exceso de residuos puede desencadenar falta de potasio o incluso nitrógeno en los primeros años
  • Sin la destrucción mecánica de restos de algunas plantas, por ejemplo maíz, incrementa la supervivencia de plagas que habitan en el residuo del cultivo
  • Las malezas perennes pueden llegar a ser un problema, pues son menos vulnerables que las anuales a los herbicidas, debido a la regeneración bajo tierra
  • Se incrementa el consumo de herbicidas o semillas especiales y además, por regla general, los equipo de mínimo laboreo demandan más energía que los convencionales
De nuevo la polémica está servida, que cada cual saque sus conclusiones. En cualquier caso hay que abogar por racionalizar el laboreo realizando aquellas labores estrictamente necesarias. Desde ahí hasta llegar al “laboreo de precisión” (basado en efectuar aplicaciones en función de las características del terreno del cultivo, modificando de forma continua la profundidad de trabajo, la velocidad, la cantidad de semilla, etc.) hay todo un mundo de posibilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada