jueves, 26 de noviembre de 2020

PROCESO DE RESTAURACIÓN DEL TRACTOR EBRO 684 E

Los fieles seguidores de
El 684 E, ya restaurado, en sus primeras pruebas
Más que Máquinas
, ya conocen a Miguel Ángel, es un colaborador del blog que al igual que otros (Juan Ángel, Francisco…) van contribuyendo al mantenimiento del mismo contando experiencias personales o sus amores por determinadas máquinas.

Hoy Miguel Ángel, de nuevo contribuye con esta entrada en la que nos cuenta la restauración de un Ebro 684 E. A mí me ha encantado, el dominio que Miguel Ángel tiene de la palabra escrita es patente, el amor por la marca Ebro también resulta llamativo. ¡Qué ustedes lo disfruten!

ADQUISICIÓN Y LA DECISIÓN DE SU RESTAURACIÓN

Decía el poeta Eloy Sánchez Rosillo, de manera contundentemente y sentenciosa, aquello de que muchos son los caminos que recorre un hombre hasta que encuentra el lugar de su muerte, y que muchas son las personas que en su paso conoce por avatares del destino. Un buen amigo, que comparte con Electromecánica 21 S.L. nuestra pasión y ensimismamiento hacia la marca Ebro, nos avisa de que hay un tractor Ebro 684 E largo, que, si no intervenimos, corría graves riesgos de acabar fundido en el soplete o vendido, por piezas, por algún desguace buitrero.

Decidimos que había que intervenir: pagamos lo que se puede pagar por un vehículo en las condiciones en las que se hallaba este manteniéndole el pulso al tiempo. Pensemos que lleva más de 25 años parado, no le entran las marchas, bloque motor reventado por el agua, la bomba inyectora ha sido profanada y dejada a merced de los elementos, el alternador no se halla, la bomba hidráulica tándem no la tiene, ausencia de automático de arranque, no hay instalación eléctrica, todos los instrumentos están dañados, no tienen agujas, volante quebrado en el estriado central, aletas traseras podridas en la parte inferior, pintura dañada por la palomina y la restante, al margen de convivir en el mismo Ebro el rojo y el azul, pareciere que le hubieren dado una mano de la misma con una escobilla del váter... ¡Dantesco!

¿POR QUÉ SALVARLO?

Llegando a nuestras instalaciones
Más allá de los intereses mezquinos a los que el dinero arrastra y condena a la gente, más allá del amasijo de hierro que conforma el tractor, debemos ser conscientes de que hay –todavía– palpita un trozo de historia, por donde no sólo han pasado sus dueños como legítimos propietarios de la máquina con sus hazañas, sorteando el curso del tiempo, sino que además está inserto el fragor de una lucha por industrializar el campo español y hacer próspera la incipiente industria de nuestro país.
En aquel último cuarto del siglo XX, todavía aquellos agricultores se preludiaban como alguien llamado a conquistar un destino, antes de la desolación de la quimera que asola nuestros tiempos, de la que hemos sido testigo no hace mucho tiempo en este 2020, al ser un hecho manifiesto el cierre de la Factoría Nissan, donde se fabricó este vehículo allá por el año 1973 en la Calle Capitán López Varela, 173, en la Factoría de la Zona Franca, donde estaba instalada MISA (Motor Ibérica, S.A).

Era una época en la que soñar, al menos, era una posibilidad. Alguien, con ese tractor, podía tener aspiraciones y ser dueño de un sino y de una ilusión que, como si se tratase de una brizna, motivaba un porvenir a intuir y por el que luchar, a la vez que se aferraba a la sensación de poder, así como el rugido, que brinda en todos sus resortes un Perkins de 6 cilindros vibrando en sus manos, y descoyuntando la tierra por donde los hombres han pasado y hecho labor para hacer patria.

Entrada a la antigua factoría
En cuanto a la propia intrahistoria de la marca EBRO, el 684 E es un modelo emblemático por varios motivos: es la primera vez que Ebro, superados los márgenes de error y debilidad que supuso el modelo 183 (fundía las traseras como si fuese material maleable), crea un tractor compacto con 6 cilindros, más de 5000 cc, en un Perkins de fabricación española con sistema de inyección Condiesel y con una distribución por cadena, al que se le acopló la experiencia del puente trasero de la serie 155, 160 y siguientes con los nuevos avances de Massey Ferguson en los reductores y sistema interno, con sus refuerzos y modificaciones.

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Somos conscientes de que, antes de acometer cualquier reparación a realizar, hay que reparar en la envergadura del problema a tratar. Por ello, lo primero que hicimos fue sondear los problemas aledaños a la documentación del vehículo, a través del pertinente informe de tráfico, donde se da fe de las sucesivas transferencias, características y modificaciones del vehículo… ¡Sorpresa! El vehículo, cosas propias de la época, había estado circulando por tres manos diferentes a nombre de su primer dueño, que, ajeno a estas tribulaciones, pensaba que lo transfirió de hecho allá por el año 1985. Contactado el primer y legítimo dueño hasta la fecha, se le explicó la problemática y diligentemente nos firmó los documentos para poder transferir el vehículo…

Ficha técnica del Ebro 684 E

Motor: Perkins 6.305 de fabricación española; 6 cilindros; 5000 cm3; bomba rotativa. Potencia: Máxima 85 CV; homologada a la TDF: 78 CV. Batalla: 2240 mm. Precio del año 1973: 468.000 pesetas. Neumáticos: 7.50x16; 15x30. Altura total: 1690 mm

EMPIEZA EL PROCESO DE RESTAURACIÓN

Comenzamos a desmontar el tractor entero pieza a pieza. Se desmonta el motor, se encamisa, se le acopla un nuevo equipo motor a la vez que se le repara el bloque con electrodo de fundición y otros materiales. Los conocimientos del personal de Electromecánica 21 S.L. y de nuestra oferta de recambio Ebro, son claves. Se le acopla una nueva bomba inyectora a la que se le ajusta el avance hasta dejar el motor fino en el arranque y en el sonido; se cambian las toberas de los inyectores

Datos inyección: Avance de inyección en 25 grados; presión de trabajo de inyectores: 125-165 Kg/cm2

Ahora toca afanarse con el circuito de refrigeración; se cambia la pipa y la bomba de agua, se limpia a conciencia el radiador y todo el circuito con productos a tal fin.

Llega el embrague, se hacen los ajustes, modificaciones y sustitución de las piezas que son necesarias: plato de embrague, pulido de prensa. Idéntico quehacer con los frenos (esta unidad se fabrica en 1973 y los frenos son secos; en los años siguientes se montarían en baño de aceite)

En el puente trasero y elevador se acometen las pertinentes maniobras de reinserción de la bomba hidráulica tándem; se sustituyen latiguillos, mangueras y gomas tóricas.

A la caja de cambios se le da un repaso general y se sustituye la torreta reductora de cambio y los rodamientos que fue menester por motivos evidentes y prescriptivos.

Mientras se realiza la instalación eléctrica, se manda el depósito a limpiar. En cuanto a la instalación eléctrica, se cuenta con el saber hacer del especialista en nuestra empresa, Nicolás García, que decide acoplar varias mejoras como la colocación de la caja de fusibles en un lugar más accesible. Se cambian las termisistencias, así como el alternador; se colocan pilotos y faros nuevos; se sustituyen los relojes del cuadro de mandos.

En cuanto al volante se acopla el de un Same que tiene un estriado compatible con el del Ebro y se ejecutan correcciones en el sistema de dirección que tenía daños severos (algún “ingeniero” había soldado el espárrago de la caja de válvulas al timón de dirección ocasionando, además de que el tractor no girase, tenía daños irreversibles porque el calor de la soldadura había deteriorado retenes y tóricas en el pistón hidráulico) Además, para solventar problemas que estos modelos tuvieron, se decidió acoplar timón de dirección y pistón hidráulico nuevos; implementación que se añade a la restauración de rótulas, casquillos y manguetas y que unido al caudal de 16 litros de la dirección, se obtiene un resultado óptimo, con una suavidad de dirección sin mácula.

Otra etapa estuvo marcada por la sustitución de las aletas que estaban podridas. Y llega el momento de la pintura. El proceso ha consistido en lijar y pulir las superficies. Aplicación de una capa de imprimación y, por último, pintado de chapas y carrocería en los colores corporativos de este modelo: azul y gris plateado. A destacar que el cuerpo se pinta con pintura anticalórica y que difiere ligeramente del plata-verdoso original.

PRUEBAS Y CONCLUSIONES

Pruebas: El que escribe, Miguel Ángel Rubio Sánchez, se declara aficionado a la marca –a la cual le procesa y rinde devoción–, ha sido el encargado de probar el “nuevo” vehículo por tierras de Lezuza (Albacete) haciendo “rutas”, labrando con apero y traccionando de remolque.
El comportamiento en todas las pruebas ha sido de lo más satisfactorio. De agradecer la velocidad de transporte gracias al grupo largo que incorpora este tractor en su línea de transmisión; agilidad en las maniobras a fin de línea; motor inagotable en transporte y en laboreo…

Conclusión: Consideramos, más allá del cercenado que preludia y pauta la economía, haber cumplido con nuestro proyecto inicial, haber salvado al tractor del achatarramiento o la exportación, sin piedad de su historia, solamente guiado por los sentimientos cainitas del dinero y sus derroteros agoreros y destructores. Podemos afirmar que hemos salvado a un tractor Ebro; nos ha quedado la satisfacción plena de haber podido enviarle a su inicial y legítimo dueño, a sus 85 años, un vídeo con el restaurado y funcionamiento de la máquina, para que pueda disfrutar, recordando, de sus pasos de antaño. En realidad, esta ha sido la verdadera hazaña, a la par de lo que hemos aprendido, porque la vocación primigenia es aprender.

Nos encontramos lejos de los burócratas que bullen en los ministerios, los que hipócritamente aprobaron esa Ley de achatarramiento, no para salvar vidas, sino para condescender ante las grandes multinacionales, que se aseguran que todos se vean obligados a consumir, independientemente de la escasa rentabilidad que está teniendo el campo en un mundo global, asegurándose una red de consumo de repuesto que sólo ellos pueden suministrar y que, además, tiene una dependencia mecánica del Servicio Oficial casi absoluta por la electrónica y sus complicaciones.

Estamos lejos de esa gente que toma decisiones alejados de la realidad con la que se lidia, cada día, en nuestros campos; un mundo que preludian y diseñan quienes desconocen a los hombres anónimos que se baten el cobre y se duelan día a día.

Queremos estar cerca de los que, sabiendo que nunca ocuparán una línea en la historia, luchan diariamente para que simplemente la vida siga su curso. Queremos poder escuchar el corazón de la gente que frecuenta sus hogares y dejar testimonio que el futuro, que se ha construido con la lucha presente, es todo lo que nos dejan por delante como ejemplo y lucha ya no sólo contra los elementos, sino contra las personas que deberían velar por sus intereses, pero que en realidad se rigen por otro tipo de designios más caprichosos y comprometidos con otras esferas del poder, lo crematístico y la mercadería de favores e intereses.

Las máquinas hay que exprimirlas hasta el final; otra cosa no puede ser rentable, para el planeta.






martes, 17 de noviembre de 2020

ALGUNAS “ESPECIALIDADES” DE ANTONIO CARRARO

TGF Ergit R
ESPECIALISTA EN ESPECIALISTAS

Con la presentación realizada en la Eima Digital Previex y que adelanta lo que se podrá contemplar en la EIMA en febrero 2021, me he detenido en un tractor que me ha llamado la atención, se trata del TORA de Antonio Carraro.

EIMA-Covid 19: La Covid 19 ha hecho saltar por los aires nuestra vida previa a marzo 2020; también las ferias internacionales han sufrido el “tsunami”. La EIMA ha revisado su programa y ha trasladado la feria a 3-7 febrero de 2021 pero con una primicia digital en noviembre 2020.

TORA: La TORA es una serie de 6 modelos que está compuesta por modelos entre 50 y 66 CV con motor Yanmar en fase 5 y que reunirá una serie de especificaciones tales que cada cliente podrá configurar según sus necesidades: chasis articulado; conducción reversible; túnel central sin palancas; sistema hidráulico con detección de carga, elevador delantero. La nueva serie ha sido premiada como novedad técnica por el jurado de la EIMA.

Antonio Carraro

Es un fabricante italiano, en la región de Padua, especializado en tractores compactos y que con su saber hacer se han convertido en líderes indiscutibles en agricultura especializada: viñedos en espaldera; cultivos en fuertes pendientes; invernaderos…

Cabina AIR

Para saber más sobre Antonio Carraro, y sobre todo no confundir con su “hermano” Carraro Agritalia, se puede consultar la entrada “Carraro&Carraro, dos empresas, una misma raíz”

EN EL STAND DE ANTONIO CARRARO

Visitar un stand de A. Carraro impresiona porque reúnen una cantidad de alardes técnicos que “engancha” al apasionado del mundo de la mecánica agrícola. Veamos alguno de sus avances.

Bastidor integral oscilante Actio

Si se me pide que destaque algo que me guste especialmente de este fabricante, quizá me quedase con el bastidor ActioTM

El bastidor está formado por un chasis macizo de fundición que se hace solidario a ambos ejes del tractor y es capaz de tener una oscilación longitudinal de hasta +/-15°; ambas partes oscilan siguiendo, independientemente, el perfil del terreno consiguiendo, a la par, tracción y estabilidad.

La transmisión va alojada dentro del bastidor, mientras que el motor se coloca en “voladizo”. Esta disposición consigue bajar el centro de gravedad una cifra inimaginable para cualquier otra arquitectura dentro de la construcción convencional de tractores agrícolas.

El reparto estático de pesos que consigue esta disposición es 60–40 % (eje delantero/trasero) quedando aproximadamente en un 50-50 cuando se incorporan aperos suspendidos.

Bastidor ACTIO

Puesto conducción reversible

A. Carraro le denomina RGSTM (Rev-Guide System) Se trata de una torreta giratoria, que permite invertir el sentido de marcha en pocos segundos. Se gira 180º todo (asiento, volante, pedales y panel de instrumentos), todo en un conjunto.

El sistema de torreta giratoria permite trabajar de modo profesional con implementos remolcados o frontales mejorando la ergonomía, la precisión y la calidad del trabajo.

Cabina AIR

La cabina AIR ofrece una seguridad y un confort operativo envidiables. A pesar de las pequeñas dimensiones de las cabinas de los tractores “estrechos” la AIR da una sensación de mucha amplitud y sobre todo consigue una muy buena visibilidad hacia todos los lados por su enorme superficie acristalada e, inclusive, las ventanillas de “paso de rueda”.

La cabina Air se encuentra presurizada y está homologada, como opción, con la certificación Cat. 4, que garantiza un aislamiento total frente a polvo, gases y aerosoles (UNI-EN 15695-1 CAT 4) (ampliar información en: Cabina presurizada certificada categoría 4)

Trasmissione Infinity

En determinados modelos se puede seleccionar una transmisión infinitamente variable. La Infinity dispone de dos gamas mecánicas (0-15 y 0-40 km/h) cada una de ellas con tres velocidades hidrostáticas que pueden conectarse durante la marcha sin perder tracción y sin interrumpir la potencia, todo cómodamente controlado mediante el joystick.

Otros

Bullbar: Se trata de unas defensas delanteras realizadas con tubo de acero para proteger la carrocería. El sistema es compatible con la incorporación del elevador delantero.

También se pueden incorporar las rejillas de faros para proteger los faros sin perder estética.

Contrapesos delanteros: Hasta 88 kg de masas frontales que se encuentra integrados en la propia carrocería sin alterar ni la longitud ni el volumen del tractor.

Tempomat: Se trata de un sistema activo de control independiente de las revoluciones del motor y la velocidad. Ambos pueden mantenerse constantes incluso cuando se requieran de manera alterna.

Cruise control: Control electrónico y automático de velocidad de avance y rotación del motor, capaz de memorizar las velocidades preferidas del tractorista.

Eco: El sistema Eco es un sistema implementado para conseguir una reducción de consumo pasando, automáticamente, del régimen de trabajo al mínimo necesario en los giros e ídem para logar la velocidad máxima (40 km/h)

Pedale: La opción, pedal de avance, facilita el frenado incluso en pendiente, deteniendo el tractor de forma segura al soltar el acelerador, sin necesidad de utilizar los frenos o el embrague.

Puesto conducción reversible
ACS: Automatic Cleaning System es un sistema autolimpieza del radiador mediante un ventilador de flujo inverso.

PTO: la toma de fuerza (PTO) de Carraro se puede solicitar en 2 velocidades, 540-540E o 540-1000 y es del tipo sincronizada con conexión electrohidráulica progresiva, un sistema “popular” en tractores grandes pero no tanto en tractores especialistas.

Tirante vertical y tercer punto hidráulico: Optimiza la posición e inclinación del implemento.

Tirante y 3º punto hidráulico

Vídeo bastidor ACTIO

viernes, 6 de noviembre de 2020

SISTEMAS DE DIRECCIÓN EN EL TRACTOR AGRÍCOLA

Geometría giro
tractor isodiamétrico A. Carraro
SISTEMA DE DIRECCIÓN
En el sistema de dirección se encuadran todos aquellos componentes que, en conjunto, consiguen dirigir al tractor por la trayectoria marcada por el conductor.
Geometría de dirección
El problema inmediato es que en cualquier giro sobre 4 ruedas, cada rueda recorre un espacio diferente porque la distancia al centro de giro es diferente. así que hay que idear una geometría capaz de conseguir que cada rueda gire el ángulo que necesite.
Ackermann-Jeantaud-Panhard: En 1817 el constructor alemán Lankensperger, ideó la geometría que hoy se sigue usando; aunque fue su “amigo”, el inglés Ackermann quien la patentó un año más tarde. Ackermann la ideo para el giro de los coches a caballo. Un poco más tarde, 1878, el francés Jeantaud implementó la idea para vehículos automóviles. Desde entonces se conoce como cuadrilátero de Jeantaud o geometría Ackermann (el pobre Lankensperger ha perdido el nombre)
Una revisión más modernas es la conocida como geometría de Panhard. La diferencia entre el cuadrilátero de Jeantaud y Panhard reside en la posición de la barra de unión de las ruedas con respecto al eje de las mismas (detrás en Jeantaud y delante Panhard)
La dirección óptima se cumple si el tren delantero cumple unas medidas angulares (cotas de dirección) y una relación entre ellas (geometría). La geometría de Ackermann consiste en la prolongación de los ejes de rotación de ambas ruedas y que se cortan en un punto denominado centro instantáneo de rotación del vehículo y que estaría situado en el punto medio del eje trasero.

DIRECCIÓN MANUAL O ASISTIDA
Resumiendo mucho, podría decirse que hay dos tipos de direcciones: las mecánicas y las asistidas. Mientras que en las manuales solo se cuenta con la fuerza desarrollada por el conductor con la única ayuda de la relación de transmisión entre el volante y las ruedas; en las asistidas se suma una fuerza externa. En cualquier caso, el esfuerzo necesario en el volante está regulado por normativa, CE 75/231
Eje SuperSteer de New Holland
Los tractores actuales, y sobre todo a partir de una cierta potencia, están todos equipados por sistemas hidráulicos, quedando las direcciones mecánicas en tractores para “museos” y tractores muy pequeños. Sin embargo, es curioso que sean los sistemas habituales en competición automovilística debido a que tienen movimientos más precisos y mejor tacto en respuesta del coche, amén de necesitar menos tiempo de reacción.
Mecánica
Son varios los sistemas que intentan aligerar y reducir el esfuerzo necesario para el accionamiento, siendo los más corrientes los denominados de “cremallera” (un piñón se mueve sobre un riel o cremallera que desplaza la barra de dirección), de “tornillo sin fin” (el sinfín gira sobre otro engranaje para arrastrar el brazo de mando) y de “bolas” (quizá el más habitual en vehículos pesados)
Asistida
La fuente de energía externa, normalmente hidráulica, proviene de una bomba que es la que distribuye el aceite. Los principios de la hidráulica y los fluidos incompresibles hacen el resto.
Se desarrolló primeramente por los años 40 incorporando un cilindro hidráulico de doble efecto que recibía el aceite enviado desde el sistema del volante. El cilindro se une por una parte a la barra de la dirección y por otra a un elemento fijo del tractor y el paso del aceite lo controla una válvula accionada por la propia barra de dirección.
A partir de la idea original se han buscado muchas soluciones: cilindro en la misma columna de dirección formando parte del mecanismo de cremallera; o conseguir la dirección totalmente hidráulica, sin ningún enlace mecánico entre dirección y volante (hidrostáticas)
Columna dirección y distribuidor orbitrol
Las ventajas del uso de una dirección asistida son incuestionables:
  • Notable disminución del par de giro del volante
  • A pesar de perder algo de precisión con respecto a las mecánicas, sigue siendo elevada y se puede variar la sensibilidad
  • Son sencillas de montar y el mantenimiento es muy escaso
  • Incluso aunque falle el motor o la bomba de dirección se puede tener respuesta de las ruedas directrices
Dirección con o sin reacción en rueda: Depende de la respuesta del orbitrol se puede disponer de los dos sistemas, se denominar orbitroles tipo ON y tipo OR
  • Tipo ON: no permite la reacción de la rueda (irreversible). Esto significa que se mantiene la trayectoria del vehículo sin necesidad de tener las manos ocupadas en el volante
  • Tipo OR: permite la reacción de la rueda (reversible). Al soltar el volante, las ruedas se enderezan. En automoción con generalidad son de tipo OR, pero en tractores los de tipo ON son también interesantes y la elección de uno u otro depende del manejo que se vaya a hacer del tractor.

SOLVENTANDO PROBLEMAS
La dirección ideal sería aquella que pudiese modificar el esfuerzo necesario según el trabajo que se está realizando puesto que no es lo mismo trabajo en campo que durante el transporte. Hay varios nuevos desarrollos que van en esta tendencia, también en sustituir la fuente de energía hidráulica por la eléctrica.
Nuevos desarrollos
Electrohidráulica: La EHPS (Electro-Hydraulic Powered Steering) es una evolución de la dirección hidráulica. Su funcionamiento es similar a la hidráulica, pero en este caso se sustituye el movimiento de la bomba hidráulica desde el motor de explosión por un motor eléctrico (ver electrificación del tractor)
Con la dirección electrohidráulica se solventa el inconveniente de quedar sin dirección (o con dirección muy dura) si el motor está parado; además no se resta potencia al motor de combustión y permite mayores posibilidades de ajuste electrónica en la respuesta de la dureza y sensibilidad, del sistema.
Eléctrica: Las EPS (Electrical Powered Steering) son el desarrollo más reciente. Toda la asistencia proviene de un motor eléctrico, pero además se suprime todo el circuito hidráulico (bomba, depósito, distribuidor, tuberías…)
Sistema "casero" con dirección hidrostática
Lo habitual es que el motor eléctrico accione una reductora (corona + tornillo sinfín) que a su vez mueve la cremallera de la dirección. Es decir, que el volante de dirección actúa como un potenciómetro (reóstato) que detecta el movimiento en el volante y lo "traduce" a movimiento de rueda a través de impulsos eléctricos. El “reóstato” transforma el ángulo de giro del volante en ángulo de giro de las ruedas.
Es con diferencia, el conjunto de dirección más ligero y esto además proporciona ventajas a los diseñadores para tener más libertad en la concepción del interior de cabina.
Pero también tiene detractores; se acusa al sistema de ser una dirección “anestesiada”, es decir con poca sensibilidad en el conductor sobre las ruedas directrices (como conducir con una Play Station) y puede generar desconfianza.

REVISIÓN DE ALGUNOS SISTEMAS DE LAS PRINCIPALES MARCAS
New Holland
Fast Steer: Se trata de un sistema que New Holland montó en la serie TSA y podía cambiar la rapidez de su respuesta según necesidades. Con tan solo 8º de volante puede girar la dirección totalmente. El sistema se activaba por medio de un interruptor. Se desactivaba con el mismo interruptor o bien si la velocidad superaba los 10 km/h
SuperSteer: Este sistema en realidad consiste en añadir el giro del propio eje al giro de las ruedas direccionales. El eje es capaz de girar hasta 20 º que se suman a los 45º de las ruedas.
CustomSteer: Igual que la Fast Steer puede personalizarse y cambiar la relación de transmisión. En este caso se admite hasta 3 configuraciones posibles (desde 1 vuelta para todo el recorrido hasta la estándar de 4,7 vueltas entre topes) e incluso ser diferente la relación en avance y en retroceso.
Same Deutz-Fahr
Steering Double Displacement (SDD): Con un orbitrol de doble cilindrada, la dirección SDD puede reducir a la mitad los giros del volante. Se acciona mediante un interruptor.
EasySteer: En este caso el sistema se liga a la del autoguiado AgroSky. El orbitrol es de control electrónico y permite seleccionar hasta 5 relaciones distintas entre volante y dirección.
Novedosa SteeringPro de Same Deutz-Fahr
SteeringPro: Sistema muy interesante que combina, de forma sencilla, un sistema hidráulico, mecánico y eléctrico. En el SteeringPro se coloca un engranaje planetario simple entre el volante y el distribuidor hidráulico. Un motor eléctrico controla el ángulo de dirección y la velocidad de dirección en función de la situación. El sistema planetario y el servomotor son capaces de variar la relación entre vueltas del volante y ángulo de ruedas. El sistema también puede controlar el caudal del orbitrol en función de velocidad de avance o ángulo de dirección.
ActiveSteer: Un caso especial y el cual tuve el placer de probar hace ahora un año, es el asombroso sistema de dirección a las cuatro ruedas de los fruteros del grupo SDF con ActiveSteer por el cual las ruedas traseras llegan a girar +/- 20º y con varias formas de funcionamiento:
  • Dos ruedas directrices: como cualquier otro tractor
  • Giro con retardo: las ruedas traseras giran proporcionalmente a la de las ruedas delanteras, pero con un ligero retraso; es una opción muy útil en trabajos con aperos arrastrados como atomizadores y remolques para no limitar el radio de giro
  • Giro con 4 ruedas: Desplazamiento de las ruedas traseras proporcionalmente a las delanteras
  • Modo cangrejo (Crab): Las 4 ruedas giran hacia el mismo lado permitiendo un movimiento lateral que resulta muy útil para maniobrar en espacios reducidos como naves agrícolas o al borde de obstáculos
John Deere
Active Command Steering (ACS): Se trata de una dirección eléctrica (recibe la alimentación desde la batería a 12 V). El esfuerzo es función de la velocidad de avance. Utiliza la detección de carga de la presión hidráulica y una bomba de compensación de presión y caudal para producir la respuesta de la dirección.
La resistencia del volante varía automáticamente con la velocidad de avance. Se reduce el esfuerzo de giro del volante a velocidades bajas durante maniobras en cabecero y se aumenta el momento de giro del volante a velocidades de transporte.
Mediante un potenciómetro de giro se detectan variaciones de dirección del tractor y se pueden realizar pequeños ajustes automáticos en la dirección con lo cual el volante “se mueve menos”
Además del potenciómetro de giro se incorpora un giroscopio para medir la velocidad de giro del tractor, unos sensores de ángulo de ruedas y de volante. El cerebro del sistema recibe las informaciones y es el encargado de controlar el ACS. El control se realiza a través de las válvulas de dirección que son a la postre las que hacen girar el tractor. Una bomba de accionamiento eléctrico es la que suministra aceite al sistema de dirección.
Massey Ferguson
SpeedSteer: Ofrece la posibilidad de automatizar y personalizar en parte su respuesta de dirección. El operador puede ajustar la relación de dirección y seleccionar el número de giros del volante requerido para una cantidad dada de ángulo de dirección. De esta forma se puede hacer más cómodo el trabajo en cabeceras. El sensor de ángulo de giro determinara la posición dando una señal eléctrica al orbitrol que indique el giro.

ActiveSteer de SDF
Entradas relacionadas

martes, 27 de octubre de 2020

PRUEBA DE PLATAFORMA ELEVADORA CON PARAGUAS DE TELA ELÁSTICA (Parte I)

Paraguas desplegado y ataque al árbol


PARAGUAS DE TELA ELÁSTICA

Ante un inminente comienzo de la campaña de recolección de olivar 2020-21, tengo el gusto de presentar la prueba de manejo y trabajo de una máquina que presumo me eliminará mucho trabajo. La máquina es una plataforma, con sistema de volquete, de paraguas desplegable y que se ha montado en el elevador trasero de un tractor John Deere 1640.

Serán 2 entradas las que analizarán el trabajo y su eficiencia de esta máquina. En ésta, la primera entrada, como aún no la hemos probado en campo, se describen las características generales y las sensaciones obtenidas en el montaje y funcionamiento en parado. En la segunda entrada, se analizarán el funcionamiento en la recolección del olivar, facilidad de ataque al árbol, despliegue del paraguas y su acción con ramas bajeras, elevación y descarga en remolque.

LA MÁQUINA

Se trata de una plataforma trasera con las siguientes características principales:

  • Sistema de elevación que permite una descarga del fruto en remolques de hasta 2,40 m de altura
  • La compuerta de vaciado es de grandes dimensiones (1700*720 mm)
  • La tolva de recepción tiene unas dimensiones interesantes, 200*180*30 cm, que permite almacenar suficiente aceituna antes de su descarga y así incrementar la eficiencia del trabajo
  • El abanico o paraguas, abierto, tiene un diámetro de 7 m
  • Desplegado del paraguas con levantamiento de brazos al final de la apertura
  • Bastidor con enganche rápido al tripuntal trasero del tractor
  • Electroválvulas de derivación de caudal para ser manejado por tractores con un único distribuidor de doble efecto

Peso: a pesar del volumen de la plataforma, el buen diseño de la misma y la elección de materiales, consigue una máquina que a pesar de ser robusta, solamente ronda los 350 kg

Cilindros de elevación volquete y trampilla de descarga

Necesidades hidráulicas: se debe proporcionar caudal y presión de aceite tanto al circuito de plegado y desplegado del paraguas, el cilindro de elevación del volquete, el cilindro de apertura y cierre de la compuerta de descarga de la tolva.

Transporte y almacenamiento: Es necesario tener precaución a la hora del transporte pues la plataforma supone un voladizo de aproximadamente 2,5 m desde las rótulas del enganche, sin embargo la plataforma va bien señalizada con triángulos catadióptricos.

Para su almacenaje, finalizada la campaña, se puede guardar en espacio reducido pues los brazos son totalmente desmontables

A destacar: Levantamiento automático de los brazos al final de la apertura

LA EMPRESA

La empresa Construcciones Mecánicas Puigdellivol es una empresa familiar ubicada en Torrebesses, un pequeño pueblo agrícola de la provincia de Lleida con cultivo, casi exclusivo de almendros y olivos.

Construcciones Puigdellivol lleva ya más de 45 años fabricando maquinaria agrícola destinada a la limpieza y recolección de almendras y aceitunas. Debo decir el enorme placer que ha representado para mí el contacto con Construcciones Puigdellivol pues desde el primer momento han sabido orientarme al producto más conveniente para mis necesidades. El transporte desde sus instalaciones fabriles, el montaje en el tractor, las instrucciones de uso y de mantenimiento… todo ha sido perfecto; para mí, una empresa con auténticos profesionales y excelente trato.

Además de la plataforma que hemos decidido probar (plataforma trasera con volquete) también fabrican otras como plataforma acoplada a la pala del tractor, o plataforma trasera normal (sin sistema de volquete) o plataforma trasera con ruedas.

Otros equipos de fabricación: Despellejadoras de almendras; recolectoras manuales de aceitunas del suelo; vibradores de tronco

PROCEDIMIENTO DE TRABAJO

Electroválvulas distribuidor y joystick de manejo
El procedimiento de trabajo consiste en acercarte, marcha atrás, al árbol, posicionar la plataforma junto al tronco del olivo, desplegar el paraguas y mediante vibradores de rama, palmeadores, peines, vareo, ordeño… ir recogiendo las aceitunas que caen sobre el paraguas y la tolva.

Para el acercamiento al árbol sería muy conveniente colocar en el tractor una cámara de televisión que envíe la señal a un monitor (tablet o incluso móvil) en la cabina; estos equipos son ahora muy baratos, de fácil instalación y adaptables a cualquier tractor (yo creo que lo haré en los próximos días)

Posicionada la plataforma en torno al tronco del árbol se despliegan los brazos hidráulicos. Dichos brazos se accionan por cilindros de doble efecto (sin muelles)

Un detalle de diseño es que los brazos inician la apertura completamente abatidos y se levantan automáticamente al finalizar la misma y de esta manera se evita el choque con las ramas “bajeras” (o falderas)

Con este tipo de plataforma no se pisa nunca las aceitunas ya que caen directamente al interior de la tolva y los operarios se mueven por el exterior.

Es de destacar la buena libertad de movimientos puesto que el paraguas está dotado de una tela que es elástica con lo que los operarios pueden penetrar si fuese necesario hacia el interior y tocar incluso el tronco del árbol.

Regulaciones:Se disponen de varias regulaciones para adaptar la máquina a las necesidades:

  • Regulación de la altura de los brazos (inclinación) de la plataforma según la altura de las ramas más bajas
  • Regulación de la velocidad de apertura y cierre de los brazos
  • Regulación del solape de cierre del paraguas

Manejo:Antes del montaje estuvimos al habla los estupendos profesionales del fabricante Construcciones Mecánicas Puigdellivol y yo para compaginar la especificación de mi tractor con las necesidades de la plataforma.

Como mi tractor solo dispone de un distribuidor de doble efecto (presión y retorno) y la plataforma necesita accionar 3 cilindros hidráulicos, se ha tenido que optar por una solución de compromiso y que ha consistido en montar 2 grifos para derivación de caudal mediante electroválvulas.

Todo el manejo se hace mediante un joystick. El joystick, con el movimiento mecánico permite el paso de aceite desde la bomba de pistones (el tractor donde se ha montado es un John Deere 1640 con circuito cerrado) y que consigue el movimiento del aceite abre y cierra el paraguas.

Mediante dos interruptores eléctricos se proporciona energía a las electroválvulas y así poder dirigir el  caudal bien al cilindro del volquete o bien al cilindro de la trampilla de descarga.

Precio

La opción, más barata, sin el sistema de volquete tiene un precio de 3600 €. En cuanto al precio de la plataforma tal y como la he descrito y con la que se hará la prueba de campo, tiene un precio de 4540 €.