lunes, 15 de octubre de 2012

¿IR AL TALLER O TENER EL TALLER EN CASA?

Ejemplo de un buen mural de herramientas
Cualquier agricultor que esté leyendo este artículo sabe que gran parte de su tiempo lo dedica al mantenimiento de su tractor y maquinaria en general. Un buen agricultor debe saber como y cuando cambiar las rejas de su sembradora, las golondrinas de su cultivador, debe saber como se engrasa una abonadora y como se cuida una cuba de tratamientos y no puede obviar el mantenimiento básico de su tractor.

ORGANIZANDO LAS HERRAMIENTAS: ¿DÓNDE COLOCARLAS?
Cuanto más profesional es el agricultor más stock de herramientas y equipos dispone.
Me impresiona llegar a algunas naves donde el agricultor dispone de una variedad de herramientas tales que pueden emular a cualquier taller: herramientas básicas, equipos de soldadura, bancos de trabajo, hasta una pequeña fragua…
Elegir donde se guardarán las herramientas es el primer paso. Existen diversos sistemas alternativos para almacenar herramientas: Se puede optar por una caja de herramientas, un arcón, un banco de trabajo o un mural para colgar las herramientas y tenerlas visibles y fácilmente accesibles
  • Banco de trabajo: constituido por una serie de cajones (3, 4 o más) que se montan sobre correderas de bolas. Normalmente disponen de cierre centralizado con llave. Son ideales los que incorporan un paramento vertical, perforado, a los que se pueden montar, de forma opcional, armarios.
La mesa de trabajo está fabricada con chapa de espesor de hasta 3 mm capacitada para soportar fuertes impactos
Si son grandes se encuentren “varados” en el lugar de trabajo con patas ajustables. Si son más pequeños disponen de ruedas para su traslado.
Un buen diseño: Caja portable totalmente integrada

  •    Caja de herramientas: Muy versátil y fácilmente transportable. Las cajas recomendadas son las de chapa con empuñaduras abatibles, con mínimo 3 compartimentos en 2 niveles
  •     Mural: Muy recomendable, es sencillo de fabricar y siempre con las herramientas a mano. Uno mismo lo puede fabricar en madera o con chapa perforada. Tras dibujar en su superficie la disposición de las herramientas (se deben colocar con un criterio claro) se clavarán cáncamos y puntillas donde se irán colgando las mismas. El dibujo de cada herramienta es muy útil para volverla a posicionar en su sitio tras el uso
HERRAMIENTA NECESARIA: DE COMPRAS POR LAS MEJORES FERRETERÍAS
  •    Taladro atornillador: Existe una infinidad de modelos y especificaciones. Recomiendo ir a una marca conocida y de una especificación media. Por ejemplo podría tratarse de un taladro atornillador, con martillo percutor que es muy útil para taladrar hormigón, mandríl de 13 mm y dotado de gatillo con velocidad variable.
Vigila que el modelo elegido tenga un fácil acceso a las escobillas, pues es este elemento el que más se suele deteriorar y resulta sencillo y alarga enormemente su vida si cuando se observen fallos en las mismas proceder a su limpieza o cambio.
Cerciorarse del tipo de rodamientos que lleva el taladro, el mejor es el de bolas para los asientos de motor y engranaje. Con una potencia del motor mínimo de 1000 W que viene a dar un par de giro de hasta 40 Nm.
¿Red o batería? pues depende. En general se recomienda batería si se va a trabajar en zonas de difícil suministro eléctrico (por ejemplo en naves aisladas o en el campo), pero no es eso lo habitual así que un taladro con enchufe a la red es más recomendable.
Si se escoge batería hacedlo con las de Ion-Litio o Ni-Mh; tensión 14 a 18 V (aunque ya se ofrecen hasta de 36 V); capacidad > 3Ah; cargador (tiempo de recarga < 1/2 h)
Para las brocas comprar las más comunes, del 1 al 10, tanto para madera como para metal. Conviene comprar, aunque son más caras, alguna “de cobalto” para taladrar aceros con tratamiento superficial 
  •     Amoladora: Una de las herramientas a la que más partido se le sacará. Muy socorrida para quitar tornillos oxidados o trasroscados, “golondrinas”, “botas” de siembra, etc. Las de batería son especialmente útiles cuando se debe recurrir a ella en mitad del campo.
Banco de trabajo
No se necesita ninguna amoladora profesional y con una de categoría media (diámetro del disco 115, 125 ó 230 mm) es más que suficiente. Potencia: 2000 W;

  • Herramientas Manuales
La recomendación es comprar herramientas buenas, de acero al cromo-vanadio, de marcas reconocidas y “huir” de “los chinos”. Lo mejor, por precio, es recurrir a juegos completos de herramientas. Como en los juegos no siempre se encuentra lo que uno quiere, mi recomendación, es que tras comprar el “juego” luego comprar de forma individual aquella herramienta realmente necesaria.
  •      Llaves combinadas métricas:  de 8 a 32
  •     Llaves de vaso. Tamaños 8 a 32 mm. Se aconsejan las de carraca reversible (mejor de salto pequeño) y con eyector para evitar que se quede retenida
  •      Juego de puntas cortas para carraca: Muy útiles las puntas para llave de carraca: perfil ranura, phillips, hexágono exterior, torx….)
  •       Llave inglesa: La más socorrida y siempre imprescindible por “el vale para todo”. Al menos una de 375 mm y 40 mm de abertura
  •    Apriete controlado: Las llaves dinamométricas son caras pero muy útiles si queremos ser cuidadosos con los pares de apriete especificados por los fabricantes. Una llave dinamométrica con “carraca”, de lectura directa del par
  •        Llaves Allen y Torx
  •      Terraja y juego machos: Se puede pasar sin ellas y solicitar la ayuda de un profesional cuando se necesiten 
  •      Llave de filtro: De cadena o de fleje o tipo “cazoleta”
  •       Destornilladores: 3 ó 4 tamaños de destornilladores tanto de punta estrella como de punta plana. Tener la precaución que tengan la punta tratada para evitar “redondeo” y acabado cromado pulido para evitar oxidaciones
  •      Alicates: Unos de tipo cortante, otro de tipo universal con mordaza de presión, otro “multiforma”. No viene mal disponer de alguno de tipo electricista, así como los de circlips (para las arandelas del mismo nombre)
  •     Martillos: Un buen martillo o maza, con mango de madera es imprescindible en el campo para “llevar las cosas a su sitio”
  •        Llave de ruedas: Llave en Cruz: 17-19-21-22 mm
  •      Remachadora: Una remachadora de 1 ó 2 manos, con 4 embocaduras para remaches de hasta 4,8 mm
  •        Llave “grifa”: Mandíbula de hasta 75 mm
  •      Bomba de engrase: Una bomba sencilla, manual, con Capacidad del cartucho 400cc y hasta una presión de unos 350 bar
  •       Gato hidráulico: de 20 ó 30 t. Recomendables los de construcción compacta para trabajar en poco espacio
  •       Soportes borriqueta o trípode: Una vez levantado el vehículo son muy útiles para mantenerlo en la altura predefinida
  •     Lámpara: Imprescindible, para trabajar incluso en zonas bien iluminadas. Lo más aconsejable es encontrarlas de batería (Ni-Mh) y red o bien solo red 100-240 V. Las mejores son las de tipo LED (consumen poco y tienen una larguísima vida útil). Especificación mínima: Luminosidad: 150 Lux por metro; cargador a 12 V (encendedor de coche); gancho de fijación

  • ·       Cargador de baterías y juego de pinzas: Recomendable  aquel que además de cargador es arrancador. Son más caros pero nos sacará de apuros
EQUIPO DE SOLDADURA
Para “manitas” y agricultores que quieren “un paso más” es necesario disponer de un equipo de soldadura. También aquí se puede optar por equipos “de bricolaje” o “profesionales”, dependerá de las necesidades de cada uno (más información en Reparando Maquinaria Agrícola. Equipos de Soldadura: Tipos y Recomendaciones)
  • Equipos Inverter: Sí nuestras necesidades son soldar algún bulón, la chapa de un remolque o cosas similares quizá podamos apañarnos con los equipos denominados “inverter”. Son equipos sencillos, pequeños y capaces de sacarnos de un apuro. Se han popularizado mucho por su precio
  •  MIG-MAG: Sí en vez de una “chapa” se va a proceder a soldar una hoja de vertedera de 6 mm o el chasis de un subsolador, o el brazo de una pala cargadora… el equipo “inverter” no es suficiente. Normalmente los “inverter” son equipos que cuando se le usa para una soldadura “importante” se calientan. Para su protección, estos equipos al calentarse se desconectan y no vuelven a conectarse hasta que se ha enfriado. Sí se le reclama mucha potencia el proceso es continuo y no es válido. Entonces hay que proceder a comprar equipos de hilo o MIG MAG (el nombre deriva de Metal Inert Gas) Por contra este tipo de soldadura no es para aficionados y salvo que se sepa lo que se maneja no la recomiendo (recomiendo consultar aquí sobre equipos de soldadura)
Para terminar sería conveniente hacer la cuenta de lo que nos cuesta tener todo eso en casa. Una sencilla tabla está disponible en el número de Agricultura de marzo de 2012 (www.editorialagricola.com)

2 comentarios:

  1. en alguna parte dice "huir" de las herramientas chinas, pero más abajo aparece una foto del clásico maletín Mannesmann, que es ni más ni menos una marca CHINA, ¿en qué quedamos?

    ResponderEliminar
  2. Estimado lector ¡no siempre las fotos se corresponden con la realidad!, además, concretamente en mi caso, puedo asegurarte que no soy muy amigo de fotos ("santos" como dicen en mi pueblo).
    De todas formas y según me consta Mannesmann es marca comercial de la empresa Brüder Mannesmann werkzenge y es de origen alemán.
    En cualquier caso la marca Mannesmann la verás en muchos talleres y son herramientas a la altura de Wurth, es decir, media alta con una relación precio-calidad muy buena. No están, sigo dando mi opinión, a la altura de Palmera pero cumplen bien con su cometido....
    Un placer como siempre recibir comentarios y saber que "no estoy solo"
    Gracias

    ResponderEliminar