martes, 7 de enero de 2020

TIJERAS ELÉCTRICAS DE PODA: ANÁLISIS COMPARATIVO DE LOS PRINCIPALES MODELOS DEL MERCADO

Tijera inalámbrica Kamikaze KV 310
MUCHAS HORAS: FÁCIL AMORTIZACIÓN
Es tiempo de poda, la labor que más tiempo requiere en la viticultura.
La tijera de poda es un artículo esencial para cualquier podador. La tijera de poda es de esas herramientas fácil de amortizar porque si bien su precio no es nada desdeñable las horas que pasa un viticultor con ella en la mano hace que compense rápidamente su compra. Por poner una cifra, 60 días laborables de poda son habituales para podadores "convencionales". En el caso de podadores profesionales (trabajos a terceros), la cifra fácilmente se dobla.
Manual o eléctrica: La realidad es que toda persona que prueba una tijera eléctrica difícilmente querrá volver a podar con tijeras manuales, sobre todo si la poda se hace en emparrado.
Una tijera eléctrica dispone de múltiples ventajas: ergonomía, esfuerzo, rapidez. Ventajas que vienen asociadas a la utilización de una sola mano y que, sobre todo, en la conducción en espaldera, tener una mano libre significa que puedes tirar de los zarcillos para desprender el sarmiento del alambre, coger el sarmiento mientras lo cortas y dejarlo en mitad de la calle para su posterior recogida o triturado. El esfuerzo al cortar es nulo y eso previene muchas lesiones a podadores profesionales que se pasan 3 y 4 meses al año podando.

LA OFERTA
Hay bastante oferta en el mercado de tijera eléctrica con batería y cable. Además, en las dos últimas temporadas se han sumado otros modelos de tijera inalámbrica, con la batería incorporada.
Marcas como Infaco, Kamikaze-Volpi, Zanon, Pellenc, Sthil, Makita, Felco, Campagnola… marcas que provienen de fabricantes con sedes en diferentes países: Francia (Infaco, Pellenc), Italia (Zanon), Japón (Makita), Suiza (Felco), Alemania (Sthil), también grupos de inversores españoles e italianos que optan a fabricación asiática, pero con estándares europeos (Kamikaze-Volpi, Campagnola) …
Modelos analizados
El análisis que sigue lo hago en base a modelos de tijera que o bien he probado o bien he tenido en mis manos. Es la única forma de poder hablar con cierta propiedad sobre ellos. Los modelos elegidos han sido la tijera ASA 865 de Stihl; la Vinion 150 de Pellenc; la 811 de Felco; la KV 600 de Kamikaze-Volpi; Electrocoup F3015 de Infaco; la Zanon ZT40 Tiger y la Makita DUP361
De convenios y alianzas: Si en el mundo de la maquinaria agrícola son habituales las alianzas entre fabricantes, en este nicho concreto lo es aún más. Así por ejemplo resulta curioso comprobar como el modelo ASA 865 de Stihl es idéntico al 801 de Felco ya que existe convenio entre ambos fabricantes. O también la unión Kamikaze-Volpi comparten diseño con Campagnola.

LAS CUALIDADES
¿Qué cualidades son las que se deben tener en cuenta antes de la adquisición?
Ergonomía y peso
Todos los modelos probados en menos o mayor medida, presentan buenas propiedades de peso, equilibrio y manipulación.
La empuñadura debe tener el diámetro y la forma correcta; adaptarse tanto a la mano más grande, normalmente masculina, como a la más pequeña, femenina, que cada vez se incorpora más a las labores de poda.
Peso: En el caso de tijeras por cable los pesos rondan los 800-850 g. En el caso de tijeras inalámbricas que están saliendo ahora al mercado, es decir, con la batería en la propia tijera, los pesos suben a los 1000-1200 g. Pero no es tanto una cuestión de peso como de reparto del mismo.
No quiero poner en entredicho el reparto de peso de alguna de las tijeras probadas ya que mi duda es en algún modelo que solo he podido tener en mi mano durante unos minutos. Para hablar con propiedad es necesario probar las tijeras en al menos una jornada normal de poda. A pesar de ello, me atrevo a aventurar que hay algún modelo cuya distribución de peso las hace más incómodas. Un mal reparto de peso genera tensión en la articulación de la muñeca y eso, tras las muchas horas del podador con la tijera, se nota.
Corte
Hoja de corte: Debe estar fabricada con aceros especiales de alta resistencia al desgaste y melladura como puede ser acero tungsteno. También es valorable el tratamiento de la hoja con fluoropolímeros (por ejemplo, teflón, xylan) para reducir la fricción.
Importante fijarse en la posición de la contrahoja, macho o “gavilán”, en referencia a la hoja de corte. Lo ideal es que el macho sea un poco más largo y acabar en un tope para evitar que los sarmientos o ramas más gruesas se “escupan”.
Progresividad de corte: La principal “pega” que ponen algunos podadores al uso de tijera eléctrica es el tacto que se tiene en el corte. Las mayores diferencias encontradas entre los modelos analizados están justo en este detalle.
Durante la poda es constante encontrar ramas, sarmientos, juntos que, para su corte, requiere tener mucho “tacto”. Los modelos más avanzados tienen una progresividad de corte encomiable, otros modelos adolecen de ella.
Lo ideal es aquella especificación de tijera con un buen servocontrol que consiga realizar este corte de forma progresiva, un detalle que solo se consigue mediante un puente de imanes colocado en el recorrido de corte. En este apartado es donde más se nota las dos técnicas de construcción empleadas en las tijeras: el husillo de bolas y la cremallera.
Fuerza de corte: La potencia de corte debe ser suficiente no ya para cortar un sarmiento de vid, sino también para cortar pulgares envejecidos. Una tijera eléctrica para poda de vid debe ser capaz de cortar, sin problemas, diámetros de 40 mm de diámetro (en frutal hay que ir a cifras de 50 mm) El par máximo de corte se encuentra entre 200-250 Nm, par que incluso llega a los 400 Nm en tijeras pensadas para frutales.
Motor: Los mejores fabricantes optan por la mejor solución, el motor eléctrico sin escobillas (brushless). La potencia del motor varía, siendo habitual los 350-400 W de potencia.
Tiempo de corte: El tiempo necesario para apertura y cierre de la hoja debe ser el adecuado para mantener un ritmo normal de poda.
Apertura de corte: Las tijeras, todas, tienen varias posiciones de apertura. Lo habitual para una poda en viñedo es llevarlas en posición intermedia. Hay tijeras con 2 posiciones otras con 3 posiciones y otras, incluso se pueden programar hasta 10 posiciones. Para pasar de una posición a otra existen varias formas de conseguirlo, algunas marcas optan por mantener un tiempo el gatillo apretado, otras con un pulsador en el mango. Incluso hay modelos, los más especificados, que ofrecen programar el “cruce de cuchillas” y así reducir desgastes.
Batería
Casi todos los fabricantes han seguido los avances del mercado en temas de baterías. El denominador común es la tecnología de litio, aunque también hay alguna batería de Ni-MH (Hidruro metálico y níquel)
La “moda actual” la marcó la tijera Vinion (Pellenc) cuando salió al mercado con la batería “minimalista”. Hoy, casi todos los fabricantes ofrecen, al menos como opción, ese tipo de batería de “bolsillo”. La opción “minimalista” es interesante si solo se va a dar alimentación a la tijera de corte, pero si se quiere compartir batería con otras herramientas se opta por baterías un poco mayores. Los pesos van desde los 800 gramos para las baterías de “bolsillo” a 1,6 kg.
En cuanto a los voltajes, los más habituales son 44, 48, 50 V y entre 2 y 6 Ah, potencia 200-280 W. En cuanto a los modelos sin cable el voltaje es 14.4, 16.8 o 21 V.
Un detalle a considerar es comprobar que el modelo en cuestión dispone de protección electrónica ya sea por sobreesfuerzo o por cortocircuito.
Autonomía: el estado actual de baterías hace que las tijeras eléctricas se puedan definir como incansables. Todos los modelos pueden estar perfectamente 8 horas sin parar de cortar, incluso tienen duración suficiente para aguantar incluso 2 jornadas de poda sin recarga. Algunas marcas incorporan un indicador de led, o bien una pantalla LCD, que avisa del estado de carga. Es conveniente que ese indicador vaya en la propia tijera y no en la batería, así podemos ahorrarnos algún “susto” de la carga que resta a nuestro equipo.
En cuanto a las tijeras inalámbricas no consiguen una autonomía superior a las 3-3,5 h por batería, con lo cual para conseguir aguantar una jornada entera se necesita disponer de un mínimo de dos baterías.
Mantenimiento
Este tipo de herramientas necesita un continuo mantenimiento, pero que resulta muy sencillo y rápido de hacer. Cada día conviene afilar la cuchilla y cada 3 o 4 días un engrase del mecanismo mediante el habitual dosificador que se incluye en la caja. Es de destacar el hecho de que algún modelo, por ejemplo, la Vinion 150 pueda desmontarse sin herramientas. Otras requieren retirar un tapón-tornillo y colocar una gota de grasa.
Otros
Arnés: Lo habitual es disponer de un arnés para llevar la batería, si bien con los modelos de baterías “minimalistas” basta con colgarla del cinturón.
Pellenc Vinion
En la caja: En una caja de material plástico resistente se guarda todo el equipo (tijera, batería, arnés completo incluso canana, herramientas de mantenimiento (incluye piedra de afilar, grasa con dosificador), cable y libro de instrucciones.

TIJERAS INALAMBRICAS
El pasado viernes 3 tuve un primer encuentro con la tijera inalámbrica de Kamikaze, KV 310. Era la primera vez que probaba una tijera inalámbrica. La verdad es que me gustó mucho la sensación y  fue una buena experiencia.
Para la prueba conté con el material aportado tanto por el fabricante Kamikaze, grupo Sanz, como con el distribuidor de la zona, Sercopag y sus técnicos Ana y Luisa. 
El ejemplo concreto de la KAMIKAZE KV 310
La tijera probada es menos potente que cualquier tijera convencional de las nombradas en este artículo pero tiene fuerza suficiente para hacer una poda normal en viñedo si bien es con madera vieja donde se ve que está limitada por diámetro y fuerza de corte.
Pero el inconveniente que yo previamente pensé que tendría, el peso, no lo ha sido. Una mano normal puede portar la tijera, con su batería integrada, una cómoda jornada de poda. La realidad es que todo el conjunto solo pesa 900 g
Así que el mayor inconveniente está en la autonomía de la batería (14,4 V; 2,1Ah y potencia nominal de 150 W). En condiciones climáticas ideales y para poda de viñedo, la batería puede durar 3,5 h. Pero en las condiciones de la mañana de prueba (muy fría, con temperatura menor, toda la prueba, de 5 ºC, y una gran humedad ambiente con nieblas que no levantaron durante toda la jornada) la autonomía se reduce bastante. Es por lo que los proveedores recomiendan que con la tijera se compren 3 baterías y de esta forma si se garantiza toda la jornada de trabajo (en el precio de venta que se proporciona líneas abajo se incluye 2 baterías)
Guante anticorte para F3015 de Infaco
Se puede ver un pequeño vídeo, grabado el día de la prueba, del comportamiento de la tijera KV 310 (https://youtu.be/bVVmwBdYPKM) y también en este se puede ver una breve descripción de la tijera: https://www.youtube.com/watch?time_continue=14&v=nlDRSwHGoAc&feature=emb_logo

¿EL PRECIO?
Con cable: Quizá el primer fabricante que “tiró a la baja” fue Pellenc. Hoy existen diferencias llamativas en los precios de las tijeras eléctricas más populares del mercado, pudiéndose encontrar en la horquilla entre 630 € a 1500 €, En la siguiente tabla se pueden ver los precios de los modelos analizados. A todos los precios hay que sumar el IVA correspondiente, pero los precios si que incluyen el maletín completo, es decir, tijera, batería, cargador, kit de mantenimiento y maletín para transporte.
Precios de venta de las tijeras comparadas (*, sin IVA)
Sin cable: En cuanto a las tijeras inalámbricas, disponen de precios más asequibles, entre 150-300 € para tijeras de primeras marcas.
En concreto la tijera probada, la Kamikaze KV310 tiene un precio de venta de 300 € pero ese precio ya incluye 2 baterías de 14,4 V; 2,5 Ah (cada batería extra tiene un coste de 47,5 €)

¿LA MEJOR TIJERA?
Hay que comparar, o intentar, “naranjas con naranjas”. No se puede hablar de precio sin una especificación y comportamiento asociado. Considero que uno de los mejores métodos para tomar una decisión es utilizar la denominada matriz de decisión.
La matriz de decisión es una forma sencilla y rápida de hacer una comparativa de productos similares.
Consiste en hacer una tabla en la cual las columnas representan los modelos de tijera que tenemos en mente como potencial compra. Mientras en las filas se colocarán todas aquellas especificaciones que consideremos importantes para nuestra decisión.
Una vez colocadas todas las especificaciones, una por línea, se le asignará un “peso”. Por ejemplo, si se desea puntuar la importancia que concedemos a cada especificación; se puede elegir una escala, por ejemplo, de 0 a 100. Por ejemplo, si una de la especificación a valorar es “precisión de corte” y otra sea “precio de compra”; habrá que asignar un peso en función de nuestras preferencias. Así, por ejemplo, a la precisión de corte se le puede asignar un “90” y al precio un “100” o cualquier otro, es nuestra “matriz” y solo nosotros podemos puntuar como consideremos más conveniente en función de nuestras preferencias.
Matriz de decisión 
El siguiente paso es poner la puntuación a cada modelo comparado. Por ejemplo, se puede poner una puntuación de 1 a 10. Si en el punto “precisión de corte” al comparar los 3 modelos que tengo en mente para la compra, al A le doy un 7,5, al modelo B un 9,5 y al C un 9.
Ahora queda multiplicar el peso que dimos a cada punto de la especificación por la nota en un modelo concreto, así, por ejemplo, en “precisión de corte” de la tijera A sería 90*7,5 = 675 puntos; en la tijera B sería 90*9,5 = 855 puntos…
Por último, cuando ya se tiene todas las multiplicaciones hechas solo queda sumar la puntuación de cada tijera.
Mi caso concreto: He comparado 3 modelos de 3 fabricantes diferentes. Los modelos elegidos han sido Kamikaze KV-600, Electrocoup 3015 y Zanon Tiger ZT-40.
Como se ve en la tabla de la matriz de decisión, los valores últimos obtenidos por mi puntuación ha sido de 7690 para la tijera Kamikaze KV-600, que se convierte en mi modelo óptimo para mis necesidades. El siguiente modelo en el análisis ha sido la Electrocoup 3015 con 7540 puntos y por ultimo la Zanon Tiger ZT-40 con 7235 puntos.

ENTRADAS RELACIONADAS

4 comentarios:

  1. Magnífico análisis. Al iniciar la lectura pensé que no te majarías, pero me equivoqué. Pese a quien pese aportas un valor objetivo a cada marca. Otra cosa será la decisión final del agricultor que valora en su compra el distribuidor habitual, la postventa, el servicio técnico, y otros aspectos más subjetivos. Enhorabuena 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Moisés por tus palabras, viniendo además de ti, son muy alentadoras.
      ¿Por qué no iba a "mojarme"?, la verdad es que no tengo porque no hacerlo, me refiero a que no tengo compromisos con las marcas así que digo lo que pienso.
      Aún así, ningún agricultor debe pensar que eso significa que mi impresión sea totalmente objetiva. La verdad es que la tijera que mejor conozco, porque la tengo en propiedad, es la que más valoro. Seguramente si fuese otra la que tuviese en propiedad podría haber cambiado mi puntuación. Lo importante es que cada agricultor, fruticultor o viticultor, haga esa tabla de decisión y elija la mejor para él. Este tipo de métodos ayuda a decidirse y aunque no es infalible, es, eso, una ayuda a la decisión.
      En cuanto a las impresiones sobre tijeras sin cable, el "último grito" en herramientas de poda, lo que hice este año fue comunicarme con los principales fabricantes por si querían que probase su tijera inalámbrica. Al final solo los de Kamikaze aceptaron y fue la única tijera probada (por eso en inalámbricas no he podido hacer la misma tabla ya que solo tengo impresiones "fiables" de este modelo, mientras que de otros modelos las impresiones se reducen a tenerlas unos minutos en las manos cuando las ves en una tienda especializada)
      Saludos

      Eliminar
  2. ¡Feliz año profe!. ¡Para empezar el año no has defraudado con la entrada. Me ha encantado. Como bien sabes, nosotros también tenemos bastantes pares de tijeras eléctricas (7 en uso en esta campaña), y de todas, hasta 3 marcas (Pellenc, Electrocoup y Kamikaze) también nos quedamos con la KV600 por su atractivo precio. Efectivamente no es la mejor tijera, pero, con diferencia, según nuestra opinión y experiencia, es la mejor relación calidad-precio.
    En cuanto a atadoras casi hemos monopolizado con las nuevas Pellenc, pero hay que mirar otras alternativas, no es normal pagar el dineral que se pagan por las "primeras marcas".
    Saludos. Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año Mari Mar. Totalmente de acuerdo con lo que dices. En cuanto a atadoras, también estuve probando la de Kamikaze y me gustó. Por supuesto que necesitaría una prueba más larga para compararla con la Pellenc o la Zanon (las dos que he probado), pero en principio, las primeras sensaciones, fueron buenas.
      Saludos

      Eliminar