lunes, 21 de junio de 2021

RECTIFICADO DE MOTOR, ¿QUÉ SIGNIFICA Y QUÉ CONLLEVA? (Parte II)

En la Parte I, se repasó que significa rectificar un motor a la par que se analizaba quien puede hacer este tipo de labor y las operaciones que conlleva así como las partes que son proclives a la rectificación: culata, asiento de culata, bloque motor: cilindros, camisas... 
En la Parte II, se amplía para analizar el proceso en cigüeñal y bancada, asiento de válvulas, árbol de levas. Además se repasan conceptos de qué puede ocurrir con el rectificado del motor. 
Cigüeñal y bancada: El cigüeñal de un motor agrícola suele estar fabricado en acero forjado. El cigüeñal está equilibrado estática y dinámicamente y de su perfecto estado depende el correcto funcionamiento del motor. Las fuerzas generadas por el giro del cigüeñal sobre sus apoyos (cojinetes) el continuo rozamiento a la par que el desequilibrio de fuerzas, provocan la aparición de ovalamiento entre apoyos y muñequilla.

La operación de rectificado del cigüeñal suele ser la sustitución de los propios cojinetes, mientras que en el cigüeñal, mediante desbaste con piedras abrasivas, se les confiere, de nuevo, forma circular perfecta a las muñequillas, siendo las medidas más comunes de rectificación de centésimas de milímetro: 0.25 a 0.50 mm; siendo ya raro llegar a 1 milímetro.

Además, la labor incluye también la alineación tanto de los alojamientos del cigüeñal como del equilibrado del sistema.

Rectificado de válvulas y asientos de válvula: Además de la ya comentada rectificación de la culata, se puede acometer el rectificado de asientos y guías de válvula.

Los desgastes entre vástago y guía de válvula son habituales (cuando el vástago sufre deformación es preferible optar por la sustitución) Con un mal asiento de válvula se produce un aumento de la temperatura; la válvula, al no apoyar su cabeza en el asiento, no llega a enfriar, además de perder compresión, pérdida de potencia, por escape de gases.

La rectificación de los asientos de válvula se consiguen mediante fresas que van limando material hasta dejarlo completamente liso, consiguiéndose de nuevo un acople perfectamente.

Árbol de levas: A semejanza de un “cigüeñal pequeño” las bancadas del árbol de levas pueden sufrir desgaste. El proceso de rectificado es similar al visto en el cigüeñal.

Bloques de aluminio: No es el caso de motores agrícolas, forestales, minería o transporte pesado, pero en turismos son populares los bloques de aluminio y en este caso no se rectifican directamente los cilindros puesto que las paredes de los mismos están recubiertas por películas micrométricas de materiales tipo teflón o molibdeno o incluso cerámica y diamante…

Válvulas en motor turboalimentado: ojo también en estos casos, puesto que las válvulas pueden llevar protección superficial extra y si se rectifican se elimina esa capa y las posibilidades de gripado son considerables

ALGUNAS CUESTIONES

Tras la rectificación, ¿las medidas del motor son las mismas?:  No, las medidas de un motor rectificado difieren de las originales ya que el proceso de rectificado implica, en algunos componentes, nuevas medidas También depende de si se trata de un motor con camisas húmedas o secas.

Al rectificar un motor, ¿se consigue mayor potencia?:

No, la operación de rectificado se debe independizar de aquellos retoques de motor para conseguir una mayor potencia. Con el rectificado del motor si se notará un motor más fino, menos humos. Lo que se puede conseguir es volver a las cifras de potencia similares a cuando el motor era nuevo, puesto que las fugas de estanqueidad se reducen. En ese sentido el usuario, si notará un aumento de potencia con respecto a la situación antes de rectificado.

¿Varía la cilindrada y la compresión de un motor rectificado?: No es el objeto del rectificado. Cuando se planifica el bloque y la culata, dependiendo de la planificación requerida se podrá usar una junta de sobremedida para que la compresión no varíe.

¿Se altera el tratamiento térmico de los aceros?: Puede alterarse; por ejemplo, el cigüeñal normalmente se ha fabricado por proceso de forjado con acero y un tratamiento térmico por cementación o carbonitruración. La dureza superficial tras un tratamiento térmico se reduce en la medida que se profundice durante el rectificado.

Cementación: Se calienta el material hasta una determinada temperatura durante unas 8 h en una atmósfera controlada con carbono que penetra, en el acero a razón aproximada de 0,1 mm por hora de tratamiento (por lo tanto la densidad de carbono será diferente desde la superficie hasta el núcleo; en realidad la capa rica en carbono no es mayor de 0,50-1 mm). Posteriormente se produce un revenido, enfriamiento brusco en aceite. La parte superficial queda endurecida en torno a los 250 kg/mm2, mientras que el núcleo, sin carbono mantiene sus características de resistencia pero sin aumentar la fragilidad superficial.

Si además el bloque motor es de camisas secas el problema suele ser mayor ya que se puede llegar a eliminar la capa endurecida (aleación de silicio, níquel…) que solo se puede crear en el propio proceso de fabricación (como mucho, y solo talleres muy especializados, serían capaces de dar un nitrurado o fosfatado para facilitar el ajuste.)

¿Esmerilar las válvulas es rectificar?: No, el proceso de esmerilado de válvulas es un proceso “sencillo” y recomendable a la vez que se hace un ajuste tanto de la distribución como de válvulas que con las horas van cogiendo holguras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario