jueves, 18 de marzo de 2021

¿POR QUÉ TANTA DEMANDA POR LOS TRACTORES USADOS DE 15-30 AÑOS? (Parte I)

 ¿POR QUÉ SE VENDE TANTO “USADO”?

Si se analizan las estadísticas de venta de tractor usado llama la atención al menos dos cosas:

Usados 3 - Nuevos 0

En la tabla anexa se observa la misma tendencia en los últimos años y es que la transferencia de tractores usados casi triplica a los de nueva matriculación (tabla realizada con cifras propias elaboradas a partir de las oficiales del ROMA)

Edad de la 2ª mano: La mayoría de las transacciones se realiza entre tractores con más de 20 años (13.254 en 2020; 17.601 en 2019;  16.734 en 2018)

En Italia no andan lejos y por cada tractor nuevo se venden 2 usados; de sus 20000 tractores nuevos 40000 fueron usados. Francia también tiene porcentajes nuevo-usado similares.

¿Qué explica esta tendencia? Está claro que si se venden tanto es porque hay demanda, es decir, es un producto que busca el comprador. ¿Por qué?, quizá porque hay que reconocer que son tractores eficientes, capaces de hacer el mismo trabajo que sus jóvenes herederos que tienen entre 15 y 25 años menos. Sin embargo, algo llama poderosamente la atención, y es que no son "especialmente baratos".

Al analizar los precios que se mueven en el mercado de segunda mano, se comprueba que sus precios están cercanos al que fuese su precio de nuevo... Apenas han perdido valor, pero sin embargo su ventaja competitiva está en la enorme diferencia con el precio de los tractores nuevos. 

TRACTORES USADOS DE 15-30 AÑOS

No es este un artículo que quiera “resucitar” a los tractores “abuelos”, las viejas glorias que lideraron la “tractorización” de la agricultura española; aquellas viejas glorias están bien donde estén. En el artículo estamos hablando de los tractores que se diseñaron en los años 80 y 90 y que se fabricaron entre la última década del XX y los primeros años del XXI, es decir fabricados y vendidos entre 1990 y 2005.

Se trata de tractores con un concepto “moderno”, con cabinas y asientos que poco tienen que envidiar a las actuales, con buenos embragues y transmisiones bajo carga, tractores, muchos de ellos ya con suspensión, con buenos servicios hidráulicos...

¿Y por qué están tan cotizados?

En muchos casos se observa que estos tractores se están vendiendo a precios "similares" a los que en su día fueron de venta como tractor nuevo. Hoy estos tractores, con más de 8000 h, y entre 130 y 150 CV tienen precios que en algunos casos están entre 45000 y 55000 € cuando en su día se vendía nuevos por 50000-65000 €... ¡Vaya, resulta que un coche pierde gran parte de su valor en cuanto sale por la puerta del concesionario, y los tractores, como buen vino, lo aumentan o lo mantienen tras sudar muchas horas!

30 años de diferencia, mismo trabajo

Sus cualidades: En tractores usados 1990-2005 hay unos denominadores comunes que gustan mucho a sus potenciales clientes

  • Facilidad de reparación y mantenimiento de los tractores “antiguos” que pueden ser en la mayoría de los casos realizados por un propietario avezado o por talleres locales
  • El “miedo” a los DPF, Adblue, DOC…; miedo al que se añade el derivado del coste de mantenimiento de unos componentes de miles de euros
  • Los tractores modernos, altamente “digitalizados”, te convierte en dependiente, cautivo más bien, de la propia marca. Los fabricantes tienden a “políticas” por la que los agricultores están obligados a utilizar su software, es decir, a acudir, si o si, al servicio técnico de la marca que a veces incluso se encuentra a bastantes kilómetros del lugar de residencia y a 120-150 €/h de mecánico…y que en muchas ocasiones tampoco ellos podrán solucionar y tendrán que esperar a la llegada del técnico desde la central española o… ¡desde la fábrica!
  • Descenso de la renta agraria de la última década, unido al precio. Un CV de un tractor tecnológico se dispara por encima de los 500 €, mientras que ese mismo CV en un tractor “mecánico” se queda en 430 € y el CV del tractor “viejo” depende de las horas de trabajo del tractor y de su estado pero es muy inferior

EL DESORBITADO PRECIO DE LOS TRACTORES NUEVOS

Afirmaba líneas arriba que llama la atención que estos tractores "viejos",de 15-30 años apenas han perdido valor, pero tenían la ventaja competitiva con los nuevos en la gran diferencia de precio y es que el tractor nuevo ha disparado su precio de adquisición, ¿por qué? pues hay que achacarlo a varias razones:

  • La normativa de emisión de gases contaminantes, cada vez más restrictivas, han ido obligando a los fabricantes a varias acciones como la recirculación de gases de escape, EGR, a mejoras, precombustión, en los motores (common rail, turbos de geometría variable, biturbos...), a postratamiento de gases de escape (DPF, DOC, SCR)
  • Transmisiones cada vez más sofisticadas
  • Electrónica de gestión: motor-transmisión; comunicación iso-bus; preparación de sistemas de guiado
  • Lanzamiento de series y modelos nuevos cada poco tiempo intentando seguir a una competencia que a su vez sigue a otra competencia... y se origina un "ciclón" de lanzamientos que es imposible de amortizar
  • Y con un problema añadido en este sector: las pocas unidades que se lanzan, por lo que cualquier cambio se debe amortizar entre esas pocas unidades a diferencia de lo que ocurre en el sector del automóvil. Las horas de "ingeniero", de gastos de marketing... se deben cargar a pocas unidades y el precio se dispara

Tractor medio en España (Precio y potencia): El precio medio del tractor nuevo vendido en España en 2019 ha sido de 55.544 €, la potencia del “tractor medio” ha sido de 110 CV. Una fuerte subida la de los últimos años; ¡solamente considerando desde el 2014, el CV del “tractor medio” ha subido de 432 a 504 €/CV!

¿Más capacidad de trabajo?

Definitivamente se puede afirmar que un tractor moderno tiene más capacidad de trabajo que aquel fabricado en los años 90. Aspectos como la comodidad, ergonomía, automatismos… lo justifican. El problema aparece cuando ese incremento que sin duda existe no justifica la decisión de adquisición del “nuevo”. Un tractor de hoy en día no duplica la capacidad de trabajo de los “antiguos” y es que la realidad es que si los tractores evolucionaron mucho en los 30 años transcurridos entre 1950 a 1980, no lo ha hecho en la misma proporción en los últimos 30 años (en materia de capacidad y eficiencia en el trabajo)

Así que me posiciono en la defensa de los tractores diseñados y fabricados en la última década de siglo XX por ser máquinas altamente eficaces en su trabajo y con unas cualidades de fiabilidad, fácil mantenimiento, relación peso/potencia, difícilmente igualables por tractores actuales.

 ¡EL “ACHATARRAMIENTO” ES PECADO!

Admitiendo mi posicionamiento a favor de los tractores fabricados en 1990-2005 por sus indiscutibles cualidades de fiabilidad y fácil mantenimiento, es por lo que debo pasar a cuestionarme por los planes de la Administración para achatarrar algunos tractores.

Pienso que en gran medida este plan de “achatarramiento” puede ser “contra natura” (me estoy refiriendo a reales decretos que han ido recogiendo los sucesivos Plan PIMA Tierra y Plan Renove)

Tractores, pongamos de media, 25 años, pueden seguir siendo válidos para el agro europeo. Sustituir estos tractores por nuevos basándose solamente en el argumento "el nuevo contamina menos" podría llegar a ser falso; y no porque un tractor actual no contamine menos, cosa indiscutible y manifiesta, si no porque, como siempre en estos temas, hay que ver el proceso en todo su conjunto.

La fabricación de un tractor supone una contaminación inherente a su proceso productivo. La política del “usar y tirar” no ha sido un ejemplo de conservación ecológica en el pasado. Además no se pierda el prisma del doble rasero de algunos fabricantes, capaces de vender a la “pijotera Europa” y al “paradigmático EEUU” un tractor poco contaminante mientras realizan macroinversiones en África o Asia para producir tractores sin control de emisiones que se repartirán por el resto del mundo.

Ver parte II

2 comentarios:

  1. Una de las entradas más practicas que te he leido. Me alinéo totalmente contigo. Reitero todo lo que dices´pero añado, un argumento más: El relevo generacional no existe a día de hoy en el campo y la mayoría somos de cincuenta y tantos años... siendo yo de los más jóvenes de mi zona de Huelva... En fin, "equipo de motor perkins y adelante que pueden..."

    ResponderEliminar
  2. Por partes, un tractor que costaba 57.000 euros en en 2002 (JD 6910), hoy, con 8.000 horas, no vale 45.000 €. ni de globo. Pon 28-32.000 parches estando muuuuuuy bueno y con neumáticos casi nuevos. De las marcas que no son verdes te compras un tractor en buen estado de esos años por 18-20.000 € con 7.000 horas, pero créeme que cuesta venderlo.
    Una causa que no señalas y es importantísima es que la mayoría de los agrarios estamos en el sistema fiscal de módulos, que implica que si compras a otro agricultor en semejante situación no pagas el IVA, casi ná la diferencia. O sea, comprar un tractor de 140 cv de 2002 supone solamente el IVA de la compra de uno nuevo hoy, repito, casi ná la diferencia.
    Sacando la punta al lapicero por otro lado, si se COMPRAN 3 usados por cada nuevo, se puede decir que se VENDEN 3 usados por cada nuevo. ¿ Por qué ? porque se jubila mucha gente, porque se traen unos 1700 usados del extranjero, y porque el que los compra tiene una edad en la que la expectativa de vida laboral puede coincidir con la expectativa de vida del usado que compra y se ahorra unas decenas de miles de euros que para otra cosa serán necesarios.
    Luego está la cierta desaparición del sentido de propiedad de una máquina, que bien sabemos todos, durante bastantes años significó la constatación de la realización personal e imagen social del agricultor que compraba un tractor nuevo. Se ha pasado del "fíjate que bien le va a fulanito que se ha comprado un tractor nuevos" a " fíjate si hay que estar despistado para comprarse un tractor nuevo habiendo los usados que hay por mucho menos". Además de que hoy la gestión de las explotaciones se está profesionalizando a marchas forzadas, los sistemas de cultivo (mínimo laboreo y siembra directa) están generalizándose y requieren menos desgaste de maquinaria lo que aumenta las expectativas positivas sobre un tractor usado.
    La situación general del país y de la agricultura extensiva en particular son las que son y las perspectivas de futuro no invitan a invertir en chatarra cara que necesita tiempo y rentabilidad para ser amortizada. Quien tiene seguro que dentro de 5-7 años se puede seguir sembrando cebada con producciones medias de 2.500-4.000 kilos por hectárea a estos precios. Para que te quede "limpia" la PAC , si acaso, no hace falta tractores, es más, si se mira alrededor la clave de todo negocio, incluida la agricultura, está en la libertad de acción y si te obligan las "letras" ... te obligan a lo que no es aconsejable.
    Luego está la lógica impuesta por la calculadora y el bolígrafo. El modelo del inicio (JD 6910) uno de los mejores, o por lo menos más demandados en usados, cuesta 5.000 € de rectificación de motor, 3.000 € encasquillado y arreglo puente delantero, 8.000 € de arreglo de paquetes de transmisión, 4.000 € de arreglo y cambio de elevador trasero, 5.000 € neumáticos nuevos y otros 10.000 € para imprevistos... con lo cual por 35.000 pavos dejas el tractor para otras 5.000 horas, que son 10 años en un explotación media española.
    Todo esto que te cuento no lo publiques mucho, pues para que esto sea posible tiene que haber quien compre nuevos para que haya usados potables en el futuro.

    Fdo. El anónimo de siempre

    ResponderEliminar