sábado, 12 de noviembre de 2011

DISEÑOS DE VANGUARDIA: Bruno Sap

Abrimos una nueva sección en el blog. Se trata de la revisión de algunos diseños de vanguardia en el mundo de la maquinaria agrícola. Periódicamente iremos mostrando algunos diseños que, según nuestro parecer, tiene motivos para ser expuesto. Se inicia esta sección con un diseño de Bruno Sap. El señor Sap ha trabajado para AGCO durante 14 años, seis como diseñador. Diseñó el Massey Ferguson 8690, que en 2009 fue votado Tractor del año y que ganó el Tractor de Oro al Premio de diseño. El diseño de Sap es realmente revolucionario. Bruno Sap se pregunta ¿Cuál es el camino habitual, y normal, para incrementar la potencia de tiro en los tractores?, es decir ¿qué hacen los fabricantes cuando sacan un tractor con mayor capacidad de tiro? La solución es siempre la misma: incrementar la potencia, incrementar el peso del tractor. Pero esta solución tiene sus inconvenientes: anchura excesiva para tractores por encima de los 150 CV, excesivo peso y por tanto compactación del terreno, al ser un tractor muy grande pierde versatilidad, por último, el coste o inversión para el comprador es grande. ¿Qué se puede hacer para seguir otro camino? Sap, siguiendo criterios agronómicos, observa que normalmente un incremento de potencia se hace para aumentar la capacidad de trabajo. Pero también se puede aumentar la capacidad de trabajo no aumentando la potencia, si no el número de unidades trabajando. El inconveniente de eso es que, por ejemplo, si tengo 2 tractores pequeños necesito dos conductores (incrementando costes laborales), pero Sap propone algo novedoso, de ciencia ficción. Sap diseña un tractor “maestro” al cual le puede seguir un, o varios, tractores “esclavos”. El tractor esclavo reproducirá la trayectoria y movimiento, de forma exacta, al “maestro”. Además, se pueden conseguir dos configuraciones: • el tractor esclavo sigue al “maestro” con un implemento diferente • el esclavo sigue con el mismo implemento al “maestro” En realidad el agricultor compra el “maestro” y el “esclavo” lo puede comprar o alquilar o tener en régimen de cooperativa. En la mayoría de las veces el agricultor lo que necesita es una media potencia y no la totalidad, por lo que el tractor maestro es mucho más versátil y económico que el tractor pesado Para conseguir el sueño del señor Sap es imprescindible que exista un alto nivel de comunicación entre ambas máquinas “esclavo” y “maestro”. Para conseguir el objetivo se debe, previamente, delinear el campo, Para tener control sobre el “esclavo” también se puede optar por sistemas de cámaras y software para simular sobre el parabrisas del tractor “maestro” la vista que se podría tener si hubiera una cabina sobre el tractor esclavo. Incluso, para incrementar la seguridad, las cámaras, superponiendo sus vistas, pueden proporcionar una vista de 3D del entorno del tractor. El tractor “maestro” tiene las siguientes características: 130 CV, batalla 2,4 m, neumáticos 600/60R30, transmisión eléctrica en las llantas, suspensión independiente, 4 ruedas direccionales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada