lunes, 6 de octubre de 2014

TIEMPO DE ABONADO: LAS ABONADORAS

Tirando abono (Twins-Farm)
EL CAUDILLO, LA PAC Y OTRAS MODERNIDADES
Tengo ganas de tomarme el tiempo necesario y preparar una entrada sobre la “economía cerealista” en España. Los que me conocen saben que soy muy reacio al cultivo herbáceo por la dependencia tan acentuada del clima y que en España, al menos en el “sur” (que viene a ser de Madrid hacia abajo) no acompaña.
Los precios de los cereales están igual que cuando “el caudillo” gobernaba o dictaminaba en España; Además con las reformas de la PAC (1992, 2014…) la tendencia ha sido “a peor”. Bruselas tiende a premiar a las explotaciones que mantienen una agricultura sostenible sin incentivar las producciones y esto desemboca que el cerealista debe hacer una agricultura competitiva equilibrando sus medios de producción.
Uno de los insumos que más afectan a la cuenta de resultados final del cereal es el abonado. Por lo general el agricultor profesional tiene claro que el cereal responde bien a buenas dosis de abonado, es decir “si me gasto en abono puedo recuperar lo gastado”…. ¡eso sí, siempre que llueva! (vamos lo de siempre y que ya se veía en el NO-DO: La pertinaz sequía)
El NO-DO

¡ORGANIZACIÓN!
El agricultor debe huir de tablas generalistas y conocer sus tierras para conseguir una fertilización coherente con los rendimientos pues todo depende del tipo de suelo, del cultivo, del clima…
El suelo: Cualquier cerealista sabe que en un mejor suelo se suele optar por trigo o cebada y en aquellos más “flojos” por avena o centeno. O que la cebada se adapta mejor a suelos con mucho calcio y el centeno, triticale en aquellos que son más ácidos. Estas reglas generales siempre viene bien tenerlas en mente aunque "cada terreno es un mundo" y al final cada agricultor sabe más sobre su terreno que cualquier libro de agricultura de contrastada calidad.
Abonadora Kverneland de doble plato
El Clima: Déjense de “historias” con respecto al clima. Por supuesto que las “historias” climáticas existen pero al final en España todas ellas son una servidumbre al factor crucial, el agua: cantidad y distribución.
El agua va a determinar la producción y si tengo que elegir elijo unas buenas lluvias de primavera. Aunque es cierto que por ejemplo la cebada al tener un ciclo más corto que el trigo necesita menos agua en la última etapa.

EL ABONADO IDEAL
Lo que se suele hacer es calcular las dosis de los nutrientes principales (nitrógeno, fósforo y potasio) en función del cultivo elegido y del rendimiento medio que se espera de acuerdo a la climatología y que cada cual hace como puede: las cabañuelas (os dejo un blog interesante de Alfonso Cuenca), el zaragozano (otro blog interesante), la AEMET... 
Quizá es más difícil optar por un abonado de sementera que por el de cobertera, ya que como el abono debe quedar más tiempo en el terreno presenta mayor posibilidad de emigrar o no encontrarse en la forma que el cereal puede asimilarlo. Por ejemplo, la solubilidad del fósforo.
Abonadora arrastrada de gran capacidad (Twins-Farm)
También hay que hacer un abonado teniendo en cuenta el cultivo precedente. Por ejemplo el girasol es un cultivo que no se suele abonar y deja la tierra escasa de nutrientes por lo que el siguiente abonado de fondo deberá utilizar dosis mayores. O bien si se opta por enterrar los rastrojos puede existir carencia de nitrógeno (los restos vegetales lo inmovilizan para humificar la paja) y se debe incrementar la dosis. O bien si se usa el método de siembra directa se suele utilizar máquinas sembradoras y abonadoras en la misma operación o bien en operaciones muy contiguas en el tiempo para proceder a “arropar” la semilla con fósforo y potasio.

N-P-K
Abonadora pendular Kverneland-Kubota
Nitrógeno: Principal factor de crecimiento. Los agricultores “tacaños” suelen usar un exceso de N en detrimento de P y K pues es el nutriente responsable del verdor, de un buen ahijado.
Fósforo: Responsable del desarrollo radicular y del vigor de cultivo.
Potasio: Es un abonado que denota “calidad”, su presencia aumenta la resistencia del cultivo a las enfemedades o incluso a la sequía, evita el encamado.

ABONADORAS DE ABONOS SÓLIDOS
Varias son las tecnologías que se ven en las ferias para la tarea del abonado. Veamos las más comunes.
Abonado por gravedad: Usan la caída libre del abono. Trabajan en la misma anchura de trabajo que la propia anchura de la máquina. Se usan poco o nada en los cereales pero son muy usadas como elemento de abonadoras localizadoras en cultivos leñosos.
Su mayor desventaja es la anchura pero existen equipos donde usando una gran tolva central y unos brazos extensibles hidráulicos se consiguen grandes anchuras llevando el abono a las salidas por medio de tornillos sinfines. Para el transporte se vuelven a plegar y no presentan problemas. Sobre todo es un tipo de abonadora que gusta mucho a aquellos agricultores que se confeccionan su propio abono por mezclas de abonos simples con diferente granulometría.
Abonadora surcadora localizadora I. David
Abonadora localizadora: Llevan también la anchura de trabajo de la propia máquina. El abono cae por tubos al surco que abren los elementos asurcadores. Son quizá las más empleadas en los cultivos leñosos debido a su gran ventaja y es que sólo se abona la zona próxima a la planta y su zona de acción olvidando el resto del terreno. En el caso de ir combinadas con máquinas de siembra de precisión se usan con frecuencia en otros cultivos como el maíz o la remolacha colocando el abono granular en la entrelínea a una profundidad ligeramente superior a la semilla.
El mecanismo de dosificación difiere poco del de una sembradora a chorrillo o incluso una abonadora centrífuga pero con las consiguientes mecanismos de canalización y las rejas surcadoras.
Corte abonadora centrífuga de 1 plato
Se pueden encontrar arrastradas o suspendidas, pueden estar movidas por la tdf o bien lo que es más común por una rueda dosificadora. Las dosis cambian en función de la relación de transmisión elegida o bien por regulación hidráulica.
Abonadora centrífuga: El principio es aprovechar la fuerza centrífuga de un plato giratorio para darle suficiente energía al abono granular para despedirlo al exterior. Son las más utilizadas en abonado de cultivos herbáceos. La principal ventaja es que trabaja en anchos por encima de los 10 m, pero su principal inconveniente proviene de la cualidad anterior y es el desigual reparto del abono en la superficie útil por lo que hay que solapar las pasadas para conseguir incrementar la uniformidad.
Su gran ventaja es la simplicidad mecánica y por consiguiente el coste de adquisición relativamente bajo. Su principal desventaja está en la poca uniformidad que presentan.
Para paliar su hándicap se suele recurrir a diversos mecanismos como es la de utilizar plato centrífugo doble y es que dentro de la clase general de “centrífugas” existen abonadoras de plato único o plato doble. También existen otro subtipo que en vez de un disco giratorio utiliza un tubo pendular.
Abonadora neumática Kuhn
Abonadora neumática: Son las más modernas, también son más caras por incorporar el sistema neumático de generación y transporte de aire. Son ideales para dosis muy precisas como las que se suelen dar en cobertera pues son mucho más precisas debido a su independencia relativa del tipo de abono y condiciones metereológicas. Su anchura de trabajo puede llegar hasta los 40 m en aquellos modelos con barra de transporte.

PARA EL CLIENTE
Últimamente estoy recibiendo mucha notificación de lectores con problemas con tal o cual máquina. Siempre procuro decir lo mismo y es que como cliente tienes tus derechos y el primero es saber que lo que has comprado es lo que has pedido. Me refiero a que en la mayoría de la maquinaria agrícola, no sólo tractores o cosechadoras, el fabricante serio ha debido homologar su máquina para que algún laboratorio oficial testifique que lo que él dice
Detalle dosificador y distribuidor abonadora centrífuga doble plato
es verdad. En el caso de las abonadoras la norma más importante es la ISO 5690 (UNE 68088) sobre métodos de ensayo de distribución de abono. Esta norma es la que fija las condiciones del ensayo de las abonadoras y su calificación en la distribución de abono.



Detalle de distribución abono granulado sobre el cultivo (Twins-Farm)
Importancia de la facilidad de mantenimiento


La importancia de una buena limpieza (Twins-Farm)







2 comentarios:

  1. Helio,

    muy interesante el artículo...¡¡enhorabuena!!.

    La verdad es que el abono es uno de los mayores gastos que tenemos los cerealistas, por lo que hay que tener mucho cuidado en su dosis. Utilizar una buena abonadora, elegir el tipo de abono y la dosis a utilizar es fundamental. También es cierto que si no haces un buen abonado no tendrás buenos resultados (eso les pasa a los agricultores de un pueblo vecino jajajaja).


    Por cierto, las fotos te han quedado genial :)

    Muchas gracias.
    Saludos.
    Twins' Farm
    www.twins-farm.com

    ResponderEliminar
  2. Respecto a las fotos os doy la razón que al menos la primera, en particular para nosotros 3, es muy buena por la familiaridad con la que la vemos.
    Y respecto con la dosis de abonado y los resultados también os doy toda la razón pero a veces hay que entender a los "del pueblo vecino" por su política de "reducir riesgos" aunque a la larga se ha demostrado que no es una buena política, ¡al menos cerealista!.
    Gracias a vosotros por hacer trabajos tan buenos de vídeo y fotografía.

    ResponderEliminar