jueves, 13 de noviembre de 2014

OPTIMIZANDO EL RENDIMIENTO DEL TRACTOR: LASTRADO Y NEUMÁTICOS

Pruebas en campo New Holland T9 y neumático baja presión
En las entradas correspondientes a las jornadas prácticas organizadas por el Ministerio de Agricultura en torno a la conducción eficiente del tractor agrícola se puso de manifiesto la importancia en el ahorro no sólo del tipo de conducción del tractorista si no también aquellos mecanismos que los tractores modernos incorporan para garantizar la conducción más eficiente desde el punto de vista del manejo, también se puso de manifiesto la importancia de la regulación del apero, del peso correcto para realizar una labor así como el reparto de peso en cada eje y sin olvidar el tipo de neumático empleado así como la presión de trabajo del mismo.
Desde los orígenes de este blog he ido haciendo entradas periódicas en torno al ahorro de combustible (algunos ejemplos se pueden ver aquí, aquí o aquí)  y siempre las ideas que intento transmitir son las mismas.
Ahora quiero insistir una vez más con la importancia de 2 factores fundamentales en la consecución de una conducción eficiente: el lastrado del tractor y los mejores neumáticos a calzar.
Cuando se compra un tractor y también durante su vida útil hay que hacer una cuidadosa selección tanto del peso, del reparto del mismo, selección del tamaño del neumático y tipo del mismo así como correctas presión de inflado.

LASTRADO
El lastre es un peso “extra” que se añade al bastidor y/o las ruedas del tractor para aumentar el peso total y para modificar la distribución del peso entre los ejes delantero y trasero, es decir, el equilibrio estático adelante/atrás del tractor.
La distribución estática de peso entre ambos ejes se expresa normalmente como porcentaje del peso total del tractor que soporta cada eje. Así por ejemplo decir una distribución delante/detrás del 45/55 significa que el eje delantero aguanta el 45% del peso estático total del tractor y el trasero el 55 %.
Elección del peso del tractor para una buena labor

Tipos de lastre: El lastre comúnmente usado es el contrapeso de hierro fundido. Para el eje delantero se coloca en el soporte de contrapesos. Como el lector entiende, el contrapeso delantero al ir en voladizo y a una distancia del eje delantero “carga” con más masa que la suma de los pesos parciales al eje delantero (mientras descarga el eje trasero por el efecto “balanza”)

En el eje trasero los contrapesos de fundición se colocan anclados al disco de la rueda. Lo normal es colocarlos exteriores aunque también se puede optar por hacerlo de forma interior. En este caso al estar sobre el eje la cantidad de lastre añadido es igual a la carga que es la suma de la masa de cada contrapeso.

La ventaja de este tipo de lastres es que son fáciles de poner y quitar (en el eje delantero se puede hacer de forma manual pues los contrapesos suelen ser de tipo “maletín” aunque en el trasero necesitamos de la ayuda de un cabestrante o grúa)

Otro tipo de lastre, controvertido pero muy usado, es la adicción de agua en el interior de los neumáticos.

Los fabricantes, sobre todo de neumáticos, recomiendan que el agricultor intente pasar del lastre líquido pero hay ocasiones que para hacer una labor de tiro exigente no hay otro remedio.

Diferencia de rodada por trabajo a 2 ó 4 bar (Cortesia Michelin)

¿Por qué los fabricantes de neumáticos intentan evitar el lastrado con agua? Pues por que en primer lugar el agua ocasiona un efecto de rigidización en los flancos del neumático, además las ruedas pierden su equilibrado y el conductor siente el constante “bamboleo” del agua al circular a velocidades de transporte y parece como que el tractor va a “tirones”

En cualquier caso el fabricante insta a que si fuese necesario llenar de agua los neumáticos entonces se tenga la precaución, lógica, de que los del mismo eje lleven la misma cantidad y que se intente no pasar del 50 % (aunque todos sabemos que llegamos incluso al 75 %)

 ¿EN FUNCIÓN DE QUÉ LASTRO O NO LASTRO?

En primer lugar cada agricultor sabe que cada parcela tiene su propia naturaleza, no es lo mismo trabajar en un suelo firme o en un suelo suelto, no es lo mismo trabajar en pendiente o en llano, como tampoco es lo mismo trabajar con aperos suspendidos o arrastrados…. En fin que lastras o no el tractor, y cuanto, depende de:
  • Tipo del terreno y estado del suelo: textura, estructura, tempero, llano o con pendiente….
  • Tipo de apero: suspendido/semi suspendido o arrastrado
  • Velocidad de avance
  • Tractor de doble o simple tracción
  • Potencia y peso del tractor: es conveniente sacar parámetros que identifican nuestro tractor como los kg/CV
  • Tamaño y tipo de los neumáticos que incorporamos
  • Eje delantero con o sin suspensión
Huella neumático 900/60R42 (cortesía Michelin)
¿Qué ocurre si voy poco lastrado?: Lo que antes se observa cuando “nos falta peso” es que las ruedas van patinando de forma excesiva. Este hecho a veces se ve menos cuando uno mismo es el conductor pero llama poderosamente la atención cuando se observa trabajar a un tercero.
El patinamiento ocasiona el consabido desgaste de neumáticos, pero también la “rotura” del suelo y como consecuencia la pérdida de potencia y lo que es lo mismo el aumento del consumo por despilfarro de la energía.
¿Pero y si lastro en demasía? Pues entonces los efectos son un aumento de la compactación del suelo que se pisa y aumento de la resistencia de rodadura del tractor con lo que también se desperdicia combustible
En resumen:
Hay que lastrar para proporcionar tracción suficiente a las ruedas si se va a trabajar con cargas pesadas
Hay que garantizar que el eje delantero tenga el peso suficiente para que garantice la estabilidad de la dirección y ayude en la tracción (en el caso mayoritario de tractores doble tracción)
Vigilar el equilibrio para evitar los “tirones” debido al fenómeno conocido como power-hop o cabalgamiento (ver vídeo)
Por último aclaro al lector que también existe un límite de lastrado, lo cual es lógico. ¿Cuál es el límite?, pues en principio hay 2 cifras que nunca se pueden sobrepasar y que son o bien la capacidad del neumático que incorporamos o bien el peso máximo por eje que homologa el fabricante del tractor. De estas cifras se escogerá la más baja de ambas. Si acaso un agricultor aún necesita más peso pues ya sabe o pone neumáticos con mayor capacidad o bien se compra otro tractor.
Ver vídeo del Power-Hop

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN NEUMÁTICO
Alguno se reirá si afirmo que es preferible elegir neumáticos radiales a los diagonales… pero es que todavía ¡algunos vamos con diagonales! Es cierto sin embargo que el agricultor que va con neumático es un agricultor que le exige muy poco al tractor en cuanto a tiro y simplemente lo usa para escarificar superficialmente o bien hacer tratamientos o pases con implementos que demandan muy poca energía y potencia de tracción.
Para un tractor que efectivamente hace “tracción” se deben elegir neumáticos radiales y anchos pues son los que mejor capacidad de tracción tienen.
Los fabricantes de neumáticos ofrecen cada día mejores tecnologías. Lo que el usuario debe saber es que detrás de un neumático ahora hay grandes cantidades de horas de investigación, desarrollo y pruebas.

Diferencia de compactación
La ecuación es simple: Menor presión = menor compactación = mayor respeto al suelo = más productividad
La tecnología de la baja presión y la máxima superficie de contacto significa innovación en el campo de la tracción agrícola pues permite que los neumáticos sean más respetuosos con el suelo por ejercer una menor presión sobre el mismo.
Es cierto que la tecnología de la baja presión es más cara que la convencional pero parece ser que gracias a la mejora del rendimiento energético del tractor y la menor compactación del suelo el retorno de la inversión está asegurado.
El reto de la baja presión: Cualquier fuerza que se aplique en una superficie ejerce una presión. Una máquina agrícola ejercerá por tanto una presión a través de sus neumáticos en el suelo que pisa. A mayor presión mayor compactación, a menor superficie también mayor compactación. Esto significa que a mayor huella en el suelo menor es la presión ejercida para una misma carga.
Y ¿como se incrementa la huella en el suelo?: pues la solución a la que todo el mundo recurre es a incrementar el “ancho del balón” con neumáticos “anchos” pero también para un neumático dado se puede bajar la presión y así aumentar la superficie de apoyo. Pero claro esto tiene un límite y es que por ejemplo trabajar con un neumático radial convencional a 0,8 bar ocasiona problemas en ese neumático de fatiga en los flancos y peligro al rodar rápido en transporte. Por eso el reto es que además de trabajar mejor en el campo se comporte bien en carretera y poder llegar a velocidades de hasta 65 km/h con buena manejabilidad y confort de marcha y además reducir la fatiga del neumático.

14 comentarios:

  1. La compra de un tractor nuevo equipado con la rueda Michelín Xeobid supone un incremento de 3000 Euros a mayores tela marinera.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí esas son las cifras que tengo yo, pero hay otras soluciones quizá más económicas. Hoy todos los fabricantes punteros de neumáticos tienen oferta en baja presión.

      Eliminar
  2. Dos entradas seguidas de neumáticos!!!
    Más que "neumatitis" esto parece puro "marketitis"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón en parte, no está bien 2 entradas seguidas de neumáticos aunque ambas son diferentes (no creo que mucha gente conociese el proyecto de Mitas con el neumático que está desarrollando)
      En cuanto a "marketitis" te equivocas, no hay nada de marketing en ninguna de las dos entradas
      Un saludo

      Eliminar
  3. Esto huele a publicidad... helio no se venda y siga su linea docente

    En cuanto a los neumáticos, creo que no está la agricultura como para estar comprando ruedas aún más caras de las que ya hay en el mercado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿donde puñetas está la publicidad? ¿en 2 fotos?
      en cuanto a los "números agrícolas" pues depende, la compra de neumáticos es una inversión no un gasto y así hay que verla, pero también es cierto que si es una inversión hay que saber como se va a amortizar. Yo hago los números míos y efectivamente yo soy de los pocos que aún va con neumáticos diagonales....

      Eliminar
  4. Don Helio, si dicen que dizan mientras no hazan.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me ha parecido una entrada excelente con un aporte de conocimiento increíble y en el caso de que hubiera, que no la veo la publicidad ¿Que problema hay?
    Al final estas aportando conocimientos extras, luego cada cual actuara en consecuencia e intereses, es así de simple.
    Por cierto Helio, en los barcos es necesario el lastrado para poder navegar optimamente. Todo lo que has explicado en esta entrada tan completa y de gran calidad, también se aplica en otros ámbitos que no son tractores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Disculpa pero no entiendo la foto primera, ¿que tipo de tractor es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un New Holland T9, un tractor articulado isodiamétrico (los dos ejes del mismo tamaño)
      No sé si en España hay alguno pero en EEUU son relatívamente frecuentes este tipo de tractor tan grande.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Señor Helio: Discrepo en muchos aspectos sobre el tema de los neumaticos, si bien puedo decir es que una baja presion de los neumaticos mejora la compactacion sobre el suelo, pero lo de mejorar la traccion no es asi, una buena distribucion de pesos entre ejes eso si que produce traccion. Lo comento al caso que tengo un new holland t5 95 con ruedas michelin, que es un autentico desastre para traccionar , bota y galopa que es otro desastre, han venido ingenieros a verlo y no tienen ni idea de como solucionarlo, el tractor mide entre ejes 2,35 y su reparto de peso entre ejes estatico es de 55/45,con esto es inposible que traccione bien. Me gustaria me aconsejaras que debo hacer, aun que creo que me equivoque despues de 45 años en jhon deere de comprarme este petardo de tractor, jhon dere le da mil vueltas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lector, según mi opinión confundes, o bien mezclas, el tema de la presión de los neumáticos con el reparto de peso. Entre ambos conceptos, aunque existe, relación se deben tratar de forma independiente y saber que afecta a que.
      Efectivamente una menor presión disminuye la compactación. Con menor presión también se obtiene, a igualda de condiciones, más huella y eso significa mejorar la capacidad de tracción.
      La distribución de pesos condiciona el comportamiento total del tractor y si tu T5 95 lleva una distribución 55/45 ya te digo que no está funcionando nada bien.
      Mi consejo es que cambies inmediatamente el reparto de pesos e irte a un 40/60 (ED/ET) para eso cuentas con el lastre de los contrapesos y posiblemente con el hidroinflado.
      Yo tuve más de 6 meses un T5 115 EC (puedes verlo en varias entradas de este blog pero en el link que te adjunto verás los pesos que yo llevaba: http://www.masquemaquina.com/2014/05/un-estupendo-tractor-new-holland-t5-115.html) En resumen mi tractor pesaba 6050 kg repartidos 2710 (ED) + 3340 (ET) con neumáticos 480/70R38 y 420/70R24; Es verdad que mi tractor llevaba un reparto de pesos 45/55 pero fue porque en el momento de pesarlo quisimos hacer una labor de tiro y colocamos 10 contrapesos delanteros de 40 kg (400 kg) y que yo recomendé reducir a 200 kg cuando el tractor terminase de realizar labor de tiro extremo.
      Prueba a cambiar pesos y a ver si tienes suerte.
      Un saludo

      Eliminar
  8. jhon deere el mejor en todos los aspectos, el reparto entre ejes 35/65 o 40/60 no hace falta hablar mas.

    ResponderEliminar