jueves, 1 de junio de 2017

ELIGIENDO EL ACEITE MÁS ADECUADO PARA LA LUBRICACIÓN DEL MOTOR DE TU TRACTOR

Poco a poco se va ampliando la serie de post dedicadas al Mantenimiento del Tractor.
Fue en 2012 cuando ya realicé un post sobre la elección del mejor aceite motor; también en 2017 actualicé esa entrada con una aportación "más comercial" (mantenimiento del motor y la elección del aceite motor)
Hoy de nuevo amplio el primer post con el objetivo de que sirva como guía sencilla y rápida para no perderse con el marcaje de un aceite y así ayudar a la selección del mismo. Repaso las especificaciones más comunes para los aceites (API, ACEA, SAE)

EN EL MOTOR SOLO HAY UN CAMINO: LUBRICAR BIEN
La misión del aceite es interponerse entre las superficies de contacto formando un cojín hidráulico que consigue disminuir el rozamiento y algo más:
Lubricar para evitar el gripado: Es necesario lubricar aquellos elementos del motor que se encuentra en movimiento y sujetos a rozamiento, en caso contrario el “gripado” está asegurado. Si se observase una superficie metálica, aunque esté muy bien pulida, bajo un microscopio, se vería llena de “picos” y “valles” y que al rozar a alta velocidad dos superficies producen el calentamiento. En un motor moderno el sistema de engrase recurre a la lubricación por presión que garantiza la llegada constante de aceite a los elementos que lo necesitan, rodamientos, cojinetes, válvulas, rodetes de las turbinas del turbo… 
Refrigeración: Con independencia de otros sistemas de refrigeración (circuito de refrigeración) el calor generado en los pistones durante la combustión es transferido a las camisas del cilindro por medio de la capa lubricante que allí se encuentra. El aceite necesita resistir temperaturas extremas y aun así mantener su viscosidad
Estanqueidad: Para una buena compresión el aceite se encarga de “cerrar” las fugas entre pistón y la camisa del cilindro (los segmentos del pistón necesitan la ayuda del aceite)
Limpieza y protección: En el proceso de combustión se producen “desechos” como carbonilla, o residuos de aceite oxidado. El aceite se debe encargar de evitar que esos residuos formen capas o depósitos
Antioxidación: Un buen aceite debe evitar que las piezas del motor sufran corrosiones. Si el vapor llegara a condensarse los daños en el motor serían grandes. Téngase en cuenta que la oxidación es directamente proporcional a la temperatura, es decir, cuanto más alta es la temperatura más rápido se produce la oxidación.

¿MINERAL O SINTÉTICO? ELIGIENDO EL ACEITE POR SU ORIGEN
Un aceite se compone de una base a la que se añaden unos aditivos que son los ingredientes que van aportando al aceite determinadas propiedades mejorantes. El origen de la base da lugar a una clasificación del aceite, pero también otras clasificaciones se pueden hacer en función de diferentes estándares o por el método de ensayo, etc.
¿Mineral o sintético? Se refiere al origen del aceite base. Si se trata de aceites obtenidos en las torres de destilación de las refinerías entonces se denomina “mineral”; mientras que si su origen no es directo del petróleo si no de subproductos petrolíferos combinados y preparados en un laboratorio entonces se le denomina sintético. Sin embargo esta clasificación cada vez está más “diluida” porque lo que en Portugal puede considerarse “sintético” en Francia o España puede ser que no sea así, además aparecen los denominados “semisintéticos” y que son aceites “mezcla” de los anteriores.
Lo habitual, marcas "blancas" en aceites
En cualquier caso el lector debe tener claro que un aceite obtenido en laboratorio (sintético) tiene una elaboración más compleja y es más caro que el mineral. El sintético tiene una mayor duración que el mineral y actualmente interviene en la mayor parte de las recomendaciones de los fabricantes de tractores para poder dar servicio a los motores con common rail y en Fase III, IV y superior que trabajan con mayores temperaturas y requieren aceites capaces de aguantarlas sin degradarse ni oxidarse y tener menores pérdidas por volatilidad con lo que el consumo de aceite del motor es menor.

SAE, API Y ACEA: LAS CLASIFICACIONES MÁS UNIVERSALES DEL ACEITE
Cuando un cliente se enfrenta a la elección del aceite debe seguir escrupulosamente las indicaciones del fabricante de su máquina, pero esto no significa que se deba elegir ”marca” porque en realidad la marca es lo de menos, si no la especificación de calidad exigida por el fabricante.
Las clasificaciones más universales son las SAE (Society of Automotive Engineers), API (American Petroleum Institute) y ACEA (European Automobile Manufacturers´ Association), pero hay muchas más, incluso cada fabricante “importante” suele tener sus estándares de calidad. Por eso este mundo de los lubricantes se complica tanto porque existen las denominaciones propias de cada fabricante y que es difícil discernir para un usuario convencional.
SAE:
Es un estándar europeo y quizá el más conocido aunque ojo porque la clasificación SAE solo hace referencia a una viscosidad, pero un usuario no debe pensar que porque en su tienda habitual pida un SAE 15W40 ya está siguiendo la calidad exigida por el fabricante del motor así que recuerdese que un índice SAE indica viscosidad pero no denota calidad. Los grados de viscosidad SAE quedan recogidos en la norma SAE J 300.
Una división importante que hace la norma SAE es la de aceite monogrado o multigrado.
Son monogrados aquellos aceites que se diseñan para trabajar en una temperatura específica. Hoy apenas se usan en vehículos pero si que son usados en motores estacionarios como el de un grupo electrógeno con funcionamiento uniforme. En total se establecen en la norma 8 marcajes diferentes correspondiendo a 8 viscosidades diferentes (SAE 30, SAE 40...)
Un multigrado son aceites a los que a la base se les añade unos aditivos para evitar que pierda viscosidad con la temperatura. El marcaje comercial se realiza con un primer número que indica las propiedades en frío, la W (del inglés winter) que, si está, indica que es apto para temperaturas bajo 0 ºC, y un segundo número que representa su adecuación a altas temperaturas. En total se establecen 6 marcajes diferentes (SAE 15W 40, SAE 20W 50…) Cuanto más pequeño es el primer número indica mejor adecuación a temperaturas frías, mientras que cuanto mayor es el 2º número mejor adecuación a las temperaturas altas.
API:
Es una clasificación norteamericana y quizá es la más usada para identificar la calidad. En realidad API utiliza 3 clasificaciones según el motor sea de gasolina o diesel o sea aceite para transmisión.
Dejando para el futuro la clasificación de gasolina y aceites de transmisión, en el caso de los motores diesel que equipan a nuestras máquinas agrícolas, la clasificación API marca el aceite con la letra C (compression) a la que le siguen otras letras y/o números (CA, CB, CC, CD, CE, DF4, CG4, CH4, CJ4) y que indican la calidad o exigencia (en orden creciente) Actualmente ya es difícil encontrar un aceite marcado con CA, CB, CC, y solo algún aceite CD podría ser usado en tractores  antiguos y con motor atmosférico. Lo ideal son los aceites a partir de CE para motores turbo; CF con mejores propiedades antioxidantes; CH4 para motores de alto rendimiento desde Euro I y con combustibles con azufre menor al 0,5%; CJ4 válidos para motores a partir de Euro III y con combustible con azufre menor a 500 ppm (0,05%)
El lector debe considerar que un aceite de mayor calidad o de formulación más recientes, por ejemplo un CJ, pueden ser utilizado en un vehículo viejo al cual se le recomendaban especificaciones inferiores.
ACEA:
Es una asociación reciente, creada en 1996, y que proviene de la antigua CCMC (Comité de Constructores del Mercado Común)
Refleja la clasificación API pero le añade algunas exigencias. Al igual que en API también se establecen categorías por el tipo de motor. Como considero que la clasificación ACEA será la recomendada en los próximos años en Europa me extenderé un poco más sobre ella.
(Fuente Olipes)
Las categorías ACEA se identifican con una letra seguida de un número (del 1 al 9 que indica, en orden creciente, el nivel de calidad del aceite) Las 4 series establecidas son:
A: para motores de gasolina (A1, A2, A3, A4, A5…)
B: motores diésel “ligeros”
C: motores que cumplen la normativa Fase IV. La serie C aparece por la necesidad de cumplir con la norma Fase o Euro IV. La solución a la exigente Fase IV pasa por disponer de filtros activos de partículas (FAP o DPF). Los vehículos que incorporan dispositivos como los filtros de partículas, independientemente, de ser gasolina o diésel, necesitan utilizar un aceite específico
E: motores diésel de servicio pesado
Para el caso concreto de nuestro tractor las letras que deberá llevar el aceite es C o E. Un aceite que en la clasificación ACEA se marcase como C5 denota un buen aceite con periodos de cambio largos, un E2 sería un aceite para uso normal con intervalo de cambio normal; un E3 un aceite para uso intensivo con normativa Euro I y II; un E4 ya es un aceite de muy altas prestaciones (UHPD); el E5 es un aceite de última generación para un tractor con SCR (adicción de urea) y con intervalos prolongados; un E6 es el aceite E4 pero con muy bajo umbral SAPS (cenizas) y es el recomendado para los motores SCR con filtro DPF; El E7 es para motores de muy altas prestaciones (UHPD) y con aplicaciones severas; El E9 es el E7 pero con umbral SAPS bajo

ALGÚN EJEMPLO
Motor moderno de altas prestaciones: Aquel tractor de reciente adquisición, con cambio de aceite de periodos prolongados (500 o 600 h), dotado de turbocompresor y con postratamiento de gases de escape a partir de Euro IIIb se elegirá un aceite de muy altas prestaciones. Obviamente, lo primero es elegir el índice de viscosidad y que para nuestras latitudes suele ser 10W40 o 15W40. Ahora se busca la especificación API o la ACEA y debería tener una marcación CH4/CI4/CJ4 (API) y/o E4/E6/E7/E9 (ACEA); Con esta marcación aseguramos un lubricante multigrado, casi con seguridad sintético, que garantiza la máxima protección tanto del motor como del turbo y son los aceites recomendados para motores a partir del 2008 con sistema SCR (urea) y también para motores con EGR y DPF ya que son aceites con tecnología baja en cenizas (SAPS) y así se ralentiza la obstrucción de los filtros DPF/FAP. Están pensados para motores que usan gasóleo de bajo contenido en azufre (inferior al 0,05%)
Motor “antiguo” o “semimoderno”: Se puede bajar la especificación de los aceites para estos motores diseñados ya hace 20 años. Se pueden utilizar especificaciones CG4/CF4/CF/SL/SJ (API) y/o las A3/B3/B4/E3 (ACEA) y siempre con el grado de viscosidad marcado por el fabricante en función de la zona y época donde nos encontremos.
Vídeo moderna fábrica producción aceite
Estos aceites son muy buenos aunque no estén indicados para motores con SCR o DPF, es decir se utilizará para aquellos motores Euro I, II y III y también anteriores. Los intervalos de cambio de aceite están entre las 150 y las 200 h

5 comentarios:

  1. Entrada muy interesante... siempre viene muy bien tener claro todos estos conceptos cuando buscas un aceite de "marca blanca" con el objetivo de querer ahorar algo de dinero respecto al aceite que puedes comprar de la marca de tu tractor.

    De todas formas, hay que tener muy presente las recomendaciones que tienes en el manual de usuario de tu tractor... es fundamental.

    Enhorabuena Helio.

    Saludos.
    Twins' Farm
    www.twins-farm.es

    ResponderEliminar
  2. Bueno, después de todo esto y centrándonos en las marcas de tractores, podías decirnos si alguna marca fafrica su propio aceite creo que JD es la única.
    La verdad es que dan más confianza las marcas de prestigio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sepa ninguna empresa de automoción fabrica sus aceites pero eso si ellos diseñan, en colaboración con la fabrica de aceites, su formulación con los aditivos y la base mejor para cada familia de motores. Aún así pasaré la pregunta a expertos fabricantes de aceite para que nos lo confirmen "dentro de la lógica confidencialidad" que le deben a su cliente corporativo.

      Eliminar
  3. Buena entrada. La clasificación sintético/semisintético solo está clara en Alemania, donde por ley los fabricantes de aceite están obligados a indicarlo con exactitud. De ahí que para saber si un aceite de una marca x, es o no sintético... lo mejor es irse a la web de ese fabricante en Alemania y mirarlo. Al menos así es en los aceites de automóvil, seguramente para otros vehículos es igual. ;-)

    En motores y/o maquinaria antigua hay que tener en cuenta que en el momento de su fabricación se especificaba para los aceites de la época. Hoy en día, los aceites han mejorado y tal vez sus características (y sobre todo precio) son superiores al mínimo requerido. Entonces hay que buscar lo más adecuado dentro de lo disponible. Por ej. se recomendaban aceites monogrado y cambiar según la estación (verano/invierno). Hoy con un multigrado... ya serviría. Es fundamental tener en cuenta la especificación que recomiendan para no meter la pata.

    Otro detalle importantísimo: los períodos de cambio del aceite. Los aceites no duran eternamente, y se degradan con el tiempo. Hay que cambiarlos cuando toque.

    Un saludo cordial. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Lo normal es que en motores viejos los aceites actuales superen en mucho la especificación exigida por el fabricante, así que a mirar bien los periodos de cambio, la viscosidad, la especificación y el precio.
      Como siempre Diésel un placer contar con tus aportaciones.

      Eliminar